El 26 S y las lanzas de Satanás

    De cara a los resultados del proceso electoral del 26 S, en el cual se sometió a la voluntad popular las distintas candidaturas, unas a favor del gobierno y otras a favor de la oposición, donde la mayoría de los diputados electos, el equivalente al 60%, fueron promovidos y apoyados por el comandante, demostrándose una vez más, que Chávez sigue teniendo una gran base popular. 

Justo es reconocer, que los candidatos de un sólo partido resultaron ganadores frente a la coalición de varios partidos, cuya unidad es circunstancial y oportunista. Debe señalarse que es público y notorio que ésta agrupación de partidos de la oposición cuenta con el apoyo de una gran cantidad de medios de comunicación nacionales y extranjeros, así como el apoyo financiero de varias organizaciones extranjeras. Por supuesto nadie puede dudar que están apoyados por el gobierno estadounidense, el mismo que rápidamente se pronunció a favor del golpe de Carmona.


No obstante, el triunfo de la mayoría oficialista puede resultar dudoso, dado que el número total de votos del oficialismo y de la oposición son muy
cercanos.  Y decimos que dudoso porque la oposición puede engolosinarse diciendo que le están pisando los talones a Chávez.  Ciertamente es bien cuesta arriba pensar que esta agrupación de partidos pueda existir como tal en una elección presidencial. De igual modo no existe a la vista ningún contendor suficiente para enfrentar a Chávez.  Pero además, el número obtenido por el oficialismo hoy, obviamente es inferior al que obtendría Chávez, y como si fuera poco, la oposición sigue estancada en su 40%. Súmele a eso el hecho de que carecen por completo de una oferta sólida, porque no tienen ningún proyecto de país. Sin embargo, el presidente Chávez y el PSUV no por esto pueden bajar la guardia, ya que a mi entender, este grupo de partidos, viéndose perdidos dirán: "Vamos unidos y después veremos", especialmente porque, como sabemos, ellos están supeditados a una orden de arriba, ya que el imperio gringo, que es su gran financista y programador determinará lo que ellos harán. De aquí que la revolución no puede descuidarse, ya que es un enemigo poderoso, sin escrúpulos para la mentira y la manipulación.

Si bien es cierto que el gobierno y el presidente, como toda obra humana ha cometido errores, que hay muchas fallas, que hay deficiencias, que hay gente traidora, corrupta e inepta; también no hay que dudar que hay gran cantidad de cosas positivas, que el gobierno puede exhibir avances, logros y obras; que se promueve la integración latino americana, que se aboga por un mundo mejor, y que se lucha día a día para mejorar a la población, especialmente a la más pobre. Que podemos exhibir índices de mayor inclusión social reconocidos por organismos internacionales, en salud, en educación, en alimentación, en vivienda, en acceso al agua potable, etc. Hoy día tenemos muchos más pensionados que en el pasado, la gente mayor cobrando pensión equivalente al salario mínimo, sin la dificultad y los traumas del pasado. Gracias al comandante se resucitó a la OPEP, se salvó a PDVSA de las garras de los gringos, se recuperó a la CANTV , a la EDC y a SIDOR. Se recuperó los precios del petróleo el cual regalaban; se recuperó las reservas internacionales que estaban en el suelo. Se recuperó la faja petrolífera del Orinoco, en manos de compañías extranjeras que pagaban 1% de regalía y poco impuesto. Aún cuando hay fallas, se salvó a las reservas internacionales de la voracidad de la oligarquía nacional mediante el control de cambio. Porque preguntémonos: ¿Quién se llevaba los dólares por camiones?. Acaso nuestros trabajadores con salario mínimo y los pobres de los cerros?. Los especuladores del dólar se lo llevaban, lo encarecían, lo vendían, lo volvían a comprar y lo revendían más caro, creando inflación y miseria en nuestro pueblo. Frente a tanto egoísmo, es la lucha de Chávez.   

Pero hilando fino, veo como dolorosamente, muchos de los que votaron por la oposición han sido beneficiados por la política de justicia social de éste gobierno. Baste con ver a venezolanos de la clase media, que son saqueados cuando adquieren alimentos, medicinas, ropa o productos del hogar para su vida diaria; esto lo hacen los industriales y comerciantes avaros. Mención especial merece aquellos a quienes Chávez salvó de perder viviendas y vehículos mediante la trampa financiera de los créditos indexados y la cuota balón. Mencionemos el caso reciente de las personas especuladas en la compra de viviendas por un banquero prófugo amparado en un canal de televisión. O los muchos pobres que también votaron por la oposición, los mismos que hoy pueden comer mejor y más barato, los mismos cuyos hijos van a la escuela sin pagar matrícula, los mismos cuyos hijos tienen almuerzo y merienda en las escuelas bolivarianas, los mismos que son socorridos en momentos de desgracias., los mismos que a través de los concejos comunales reciben ayuda financiera que a la postre resulta ser un regalo de la revolución. Ni hablar de la clase media alta y de la clase rica, que está cada día más rica "por que hay de donde" . La misma clase rica que puede disfrutar de su riqueza por el muro de contención que es Chávez, porque Chávez es la esperanza de los pobres. Critican al socialismo y admiran al capitalismo. Veamos la gran crisis y quiebra de bancos y aseguradoras en los EEUU. Veamos las grandes manifestaciones en Francia, Italia, España, Alemania, Grecia, lo cual no ha ocurrido en Venezuela.

Pero qué no se puede hacer con publicidad?; así vemos por todos los canales de TV, por todas las radios, y por todos los periódicos a los súbditos, no de su conciencia ni de patriotismo, sino de una potencia extranjera, a las viejas caras y algunas nuevas incorporadas, ofreciendo un cambio. Ahí vemos al Mendoza, a la Maria Corina, al Ramos Allup, al Velásquez, al Petcoff, al Blyde, al Capriles y otros tantos, haciendo ofertas que nunca cumplieron cuando estaban en el gobierno, que no cumplen en la actualidad donde mandan y que sólo se prestarán para empobrecer más a los pobres y a la clase media.

Estos mismos personajes que hoy con sus caras de "yo no fui", con el ceño fruncido de "dolor por la gente", presentándose como muy humanos, como amigos del pueblo, sólo representan a la oligarquía nacional y a los intereses de una potencia extranjera. Ellos mismos serán quienes directamente le harán imposible la vida al pueblo venezolano. Ellos mismos apoyarán a los especuladores y a los estafadores, a los banqueros prófugos, a los saqueadores de las reservas internacionales, y cuando el pobre pueblo se levante, lo masacrarán como en el pasado. Esas mismas figuras bonitas y "bondadosas" que hoy vemos por TV, serán las "LANZAS DE SATANÁS" que matarán al pueblo de hambre o con armas. Se pondrán de rodillas frente a una potencia extranjera a quien recibirían con banderas de bienvenida en el caso de una invasión producto de una rebelión popular.

Como reza un viejo dicho, "el diablo no se presenta como diablo, sino como ángel", para engañar. Esa oposición egoísta y perversa ha logrado engañar a nuestro pueblo de todas las clases y en su momento lo ha de traicionar. Sólo Chávez lo puede impedir.
Y como siempre digo - "Chávez no es perfecto, pero es el mejor"...
 
Médico Pediatra
danigons46@gmail.com



Esta nota ha sido leída aproximadamente 1106 veces.



Noticias Recientes:

Comparte en las redes sociales


Síguenos en Facebook y Twitter




Notas relacionadas


US mp N GA Y ab = '0' /actualidad/a109086.htmlCd0NV CAC = Y co = US p hace 3 = NO