Perdiendo también se gana y ganando quizás se pierde

Que enredo éste de la oposición venezolana que cada día se desmoraliza más con argumentos tan exóticos en calidad y tamaño y, como ellos piensan poco y cuando lo hacen es para colmar su mesa ultraderecha de estupideces y, son tan lerdos en sus antojos antireflejos que van dejando un rastro de lástima por donde pasan que los lleva al fondo de su desequilibrio mental y, cuando el presidente Chávez los reta a que lo saquen del poder con votos mediante referendo –ya que tienen la mayoría del electorado-, se hacen los cuerdos dentro de su ceguera demencial y ni de vainas aceptan y, el espacio mental se le reduce lastimosamente a un orgasmo sin esperanzas de fecundar sus ansias de poder y lo único que atinan a decir, ya tenemos la Asamblea para echar para atrás las leyes aprobadas y enfriar las por venir.

¿Quién puede confiar en las ideas políticas de esos fulanos si son un puñado de irresponsables dentro del desorden que conforman como oposición golpista? A no ser los mismos degenerados parasitarios que pululan su círculo.

¿Cuánto gastó la MUD en el desarrollo de su campaña electoral reciente? ¿Y de dónde salió ese chorro de dólares? Preguntas que deberían tener respuesta para el pueblo venezolano, porque una cuerda de limpios y tramposos que la mayoría de ellos lo son, no tienen de que brisa agarrarse a no ser a la que sopla del Norte, para empeñarse más de lo que están como fariseos de la misma comparsa de delincuentes.

Los nuevos representantes del PSUV a la Asamblea Nacional deben tener mucho cuidado y atención con esos 65 individuos –machos y hembras- que estarán a la caza de cualquier desliz para meter sus garras que envilezcan situaciones y perviertan el clima democrático de nuestra revolución que, ellos como usurpadores de malas mañas estarán a la caza del momento más oportuno para contaminar el desarrollo de los debates dentro de las escaramuzas de la IV-R, y jamás dejar pasar aquello que dice el vulgo dentro de su sabiduría pueblerina del Canto de Guaraña: “La cultura popular tiene amigos a montones, pero en ella se colean los zorros y camaleones” que eso es lo que han sido toda la vida, los políticos adecos-copeyanos con sus apéndices recientes y, bien lo sabe el juanbimbero por viejo que por lo otro.

De las elecciones del 26-S hay mucha tela que cortar y de cada retazo de insuficiencia, sacar las experiencias que nos dén validez para no cometer los mismos errores a cuanto al facilismo y apoyo del máximo líder y la poca seriedad en el trabajo de calle que fue más el telefónico por los líderes de la comodidad al del abrazo del calor humano dentro de la visita espontánea.

En estos días y en los que siguen habrá mucho demonio suelto hilando disparates tras disparates lo que en oídos sordos no abrirá puertas y, todavía nos faltan las plegarias del cardenal Urosa que, debe estar en contacto cotidiano con dios para finalmente bañarnos de oraciones apretujadas y dilatadas de buenos augurios dentro de su paz diabólica que, ensalma vaivenes de gracia, por lo que feliz y contento por su inmenso triunfo de sus allegados debería estar si, por lo contrario la ira no se lo come vivo.

Donde se puso la cagada fue en el parlatino al salir nominado el cretino mayor de los adecos venezolanos como lo es Ramos Allup como distorsionador orbital de la armonía que enmendará hasta el modo de caminar de los latinos sin pujanza, atajará leyes, revisará convenios –según él- y como buen degustador le meterá de lleno al arroz con coco para bifurcar nuevos caminos que reorienten la estocada final que ose al yanqui invasor venir por nosotros, pero se va a quedar con las ganas.

Y nuestra Asamblea también estará regocijada de bellezas incomparables que pintarán con su verbo la creatividad de las ideas que hagan posible desnudar la odiosa perversión que tienen otras de plantarse arrodillada ante el imperio y acatar sus órdenes que van en detrimento de voluntarios que abrasan la revolución democrática de la justicia social que haga posible el futuro desarrollo de los pueblos de América Latina.

¿Quién perdió las elecciones legislativas? La revolución o la oposición escuálida venezolana. ¿Ya lo sabe? Entonces déjelos que gocen una y la otra como verdad, más nunca.

estebanrr2008@hotmail.com


Esta nota ha sido leída aproximadamente 1669 veces.



Esteban Rojas


Visite el perfil de Esteban Rojas para ver el listado de todos sus artículos en Aporrea.


Noticias Recientes:

Comparte en las redes sociales


Síguenos en Facebook y Twitter



Esteban Rojas

Esteban Rojas

Más artículos de este autor



US mp N Y ab = '0' /actualidad/a108985.htmlCd0NV CAC = Y co = US