Sobre el “comentario” de Miguel Salazar del 10/09/2010

Entender a Miguel Salazar no es tarea fácil, creo que a veces él mismo ni se entiende, sin contar con el oportunismo con que maneja parte de su vida política o comercial.

En lo particular, Miguel, coincido contigo en que debe de haber pluralidad en la Asamblea, pero entendiendo la pluralidad para buscar consenso, no para el saboteo. Copio textualmente la máxima que refieres de Lenin: “El enemigo que venga a la mesa a que discuta, pero si conspira lo sometemos”. Criticas la propaganda oficialista, pero no te refieres a la propaganda de la oposición, diseñada para promover el miedo y la desestabilización política del país. Más sin embargo, te consideras “revolucionario”.

Escribes: “Pienso que este proceso carece de una conciencia de clases revolucionaria que se refleja en la despolitización de la propia clase obrera”. Miguel, por qué no hablas de la secuela del neoliberalismo y su influencia en la casi extinción de la “clase obrera” que refieres. Vuelvo a coincidir contigo cuando escribes sobre las mafias sindicales, definitivamente hay mafias sindicales que luchan por su supervivencia política y por mantener la vigencia de esos sindicatos corruptos que proliferaron en la cuarta.

Sigues en tu análisis: “Históricamente está demostrado que sin la clase obrera no hay revolución socialista exitosa”. Con esta aseveración definitivamente te deslindas del Marxismo. El espacio y el tiempo para tí han sido estáticos, y la dialéctica no ha cambiado en su concepción. Miguel, ese axioma que refieres sería válido si la Revolución bolivariana no hubiese llegado a través del voto al poder, sí Miguel, por el voto, expresión democrática, no se llegó al poder por la fuerza. Por qué manipular con un axioma extemporáneo si sabes muy bien que es el PUEBLO, en su totalidad, quien apoya y mantiene este proceso de cambio, este proyecto de país. La clase obrera, o lo que quedaba de ella, no podía ser el motor de la Revolución bolivariana NUNCA, ya que estaba en proceso de extinción producto de las políticas neoliberales implementadas en el país (sin referir a que no era una clase obrera cohesionada ni organizada).

“Falta conciencia revolucionaria” sí, es verdad, hay falta de conciencia revolucionaria en algunos “líderes” que distorsionan la razón de ser de este proceso, pero obvias que, si no hubiera conciencia revolucionaria empírica y un proceso de autodidáctismo emprendido por ese pueblo de a pié que apoya incondicionalmente a la Revolución, ya la derecha hubiera recuperado el poder en este país. Si hay conciencia Miguel, más de la que muchos como tú piensan.

“Hay serios indicios de que estamos ante un inminente colapso porque la economía ha quedado al capricho de una élite universitaria desclasada, divorciada totalmente de nuestra realidad, ensayando modelos moribundos”. Miguel, Miguel ¡cómo se te ocurre escribir esta barbaridad! dime a cuales modelos moribundos te refieres, dame ejemplos, ilústrame con tu sabio análisis, lo único que te faltó escribir es que esa élite desclasada está formada por los eruditos del IESA, o sea, por los YUPIES, aquellos que nos inocularon el paquete neoliberal de CAP, más sin embargo, sigues manipulando y te haces llamar “revolucionario”. Según tú, ahora el Gobierno promueve la especulación por encima de la actividad productiva, Miguel, creo que estás viendo mucho globovisión, no estás siendo objetivo, y sigues manipulando con el discurso errático de una oposición desquiciada por los logros y avances en materia económica que experimenta hoy nuestro país.

Sigues con tu análisis: “Sin teoría revolucionaria no hay práctica revolucionaria y nuestro proceso (no sabía estabas integrado al proceso) carece de la teoría: sin embargo, para mayor responsabilidad, el caso venezolano no es original, tiene sus similitudes con otros procesos ocurridos en el mundo donde la teoría marxista fue letra muerta a la hora de un cambio revolucionario” Coño Miguel, ¿por qué confundes tanto a la poca gente que te sigue leyendo? veamos Miguel: Toda revolución o todo proceso político se caracteriza por una exposición de dicotomías (ideología versus teoría) que en muchos casos pueden resultar falsas, como por ejemplo: teoría y práctica, anarquismo y marxismo. La complejidad de estos procesos tienden a la recuperación irracional del pensamiento revolucionario y a sus desviaciones pragmáticas. En este sentido, la elaboración práctica de la teoría complementa el grado de compromiso y fortalece el pensamiento ideológico consciente de sus objetivos y de sus medios. Por tanto, el desarrollo teórico no precede ni sigue la praxis revolucionaria, se complementan y son simultáneos. Ahora bien, la teoría es válida si se desarrolla constantemente (dialéctica) enriquecida por el pensamiento universal, por tanto Miguel, debemos interpretar la máxima de Lenin de la siguiente manera: “sin desarrollo de la teoría revolucionaria, no hay desarrollo de la acción revolucionaria”, todos los días la práctica nos va enriqueciendo la teoría revolucionaria, que nos permite, a su vez, profundizar la convicción ideológica por este proceso.

“El caso venezolano no es original, tiene sus similitudes con otros procesos ocurridos en el mundo donde la teoría marxista fue letra muerta a la hora de un cambio revolucionario” Dame sólo un ejemplo Miguel.

Te explico, Miguel, el Marxismo no ha sido letra muerta en Venezuela, nada que ver, el Marxismo tiene que sufrir una transformación conceptual que permita su adecuación a un nuevo modelo económico que pretendemos implantar, modelo inédito, donde deberá ser necesario cohabitar con las diferentes modalidades de propiedad, esa es una de las características fundamentales del proceso bolivariano que lo hace innovador y transformador, tú lo sabes, pero le haces el juego a esta oposición demente e irracional.

“El fin justifica los medios” el camarada Mao Tse-Tung debe estar muy agradecido contigo por revivirlo en frase. La máxima de Mao no es práctica en esta Revolución bolivariana, ¿por qué engañas?.

Cuando dices: “la composición de nuestra dirigencia revolucionaria es pequeño burguesa, como lo fueron los cubanos, chilenos y nicaragüenses”. La “dirigencia” en la Revolución bolivariana no es ni en esencia ni en composición, pequeñoburguesa, es posible (sería visceral no admitirlo) que hoy muchos, por debilidades ideológicas, no hayan asumido el compromiso con conciencia y voluntad política, aprovechándose de las prebendas que les da el poder y hoy se consideren o puedan ser considerados pequeñoburgueses, bajo esta premisa sí estaríamos de acuerdo. Coincido que la conducta pequeñoburguesa le hace un inmenso daño a la Revolución, hasta ahí estamos claro, pero que vengas con la cuña de una comandancia única y del liderazgo individual, volvemos a chocar. Miguel, en Venezuela, para bien o para mal, el pueblo que apoya a la Revolución bolivariana reconoce un sólo liderazgo y ese es el del presidente Hugo Chávez Frías, fíjate que no eres directo, atacas al Presidente en lenguaje genérico, no tienes la voluntad de señalar o criticar al líder de este proceso, que no puede, bajo sus insomnios, crear tesis que permitan cambiar la conducta del pueblo, ¡coño, cómo manipulas de manera vil y descarada! pero claro, eres revolucionario. Utilizas el discurso de la derecha de manera subliminal y antepones la voluntad de un pueblo, lo humillas y subestimas cuando insinúas que el líder quiere cambiar modos de conductas en las mentes del pueblo. No se trata de cambiar modos de conductas, se trata de formar un nuevo modelo de hombre, más humano, más solidario y consciente.

El colmo de tu hipocresía “revolucionaria” Miguel, no tiene como medirse, comparar la cédula del buen vivir con la tarjeta mi negra, pero vas más allá con la manipulación de tu artículo y osas atacar, de una manera vil, a la Revolución de la cual tienes las bolas de decir “nuestra” cuando escribes: “La revolución es endeble cuando regala electrodomésticos para conquistar votos”, si no te has enterado, en el oriente del país, producto de las lluvias, muchos compatriotas venezolanos perdieron TODO y el Gobierno revolucionario y bolivariano, de manera oportuna y solidaria, entregó electrodomésticos a esas familias y tú, de manera descarada, mientes, manipulas, mezclando ese acto con las elecciones y los votos. ¡Qué bolas Miguel!

“Comunizar el gasto con todo el poder para las comunas es socializar la corrupción” Miguel, no haz leído la Ley de los Consejos comunales, y si lo hiciste, le das la misma interpretación que Julio Borges, léela nuevamente. ¿Por qué será que se le tiene tanto miedo a darle el PODER AL PUEBLO? Por cierto, el Gobierno no promueve las invasiones como lo señalas, el Gobierno y el líder de la revolución, Comandante Presidente (Así te arreches) Hugo Chávez, las cuestiona y en reiteradas oportunidades ha manifestado su repudio a este acto tan deplorable y antirrevolucionario.

Por último atacas a las Misiones, logros de esta Revolución, y después te arrechas cuando te califican de antirrevolucionario y picas adelante y escribes: “Estas líneas pueden disgustar a los “arquetipos” de la revolución, pero expresarlas me hace estar en paz con mi conciencia”¿es que acaso tú tienes conciencia revolucionaria? molesta no el hecho que digas todas las estupideces que dices y escribes, lo que da arrechera, Miguel, es que todavía te hagas llamar, o te consideres, revolucionario. Tú eres sólo un oportunista que responde a los intereses de una clase política decadente, atormentada y sin rumbo cierto, te has dejado atrapar por el odio visceral de una oposición que pretende recuperar el poder, incluso hipotecándole su vida al diablo. La máxima del “fin justifica los medios” hoy debes utilizarla para señalar a la oposición política demente, que no repara en sus actos de inmisericordia para arremeter contra el pueblo venezolano. No hablas de los sabotajes eléctricos que le han costado a varios compatriotas venezolanos la vida. La locura no tiene límites y tú, de manera infame, te sumas a esos apátridas que sólo quieren volver para terminar de saquear al país, no tienes decencia, tu irrespeto es total.

Sigue jodiendo, que la Historia no se detendrá, la Revolución bolivariana, a pesar de ti, seguirá su curso, se ira depurando y creando los espacios que perfeccionen su proceso de consolidación.


NO HAY NADA MAS EXCLUYENTE QUE SER POBRE


Patria, Socialismo o Muerte…

Venceremos



http://www.chamosaurio.org
http://chamosaurio.com

chamosaurio@gmail.com
ricardo@chamosaurio.com


Esta nota ha sido leída aproximadamente 2351 veces.



Ricardo Abud

Estudios de Pre, Post-Grado. URSS. Ing. Agrónomo, Universidad Patricio Lumumba, Moscú. Estudios en Union County College, NJ, USA.

 chamosaurio@gmail.com

Visite el perfil de Ricardo Abud para ver el listado de todos sus artículos en Aporrea.


Noticias Recientes:



US mp N GA Y ab = '0' /actualidad/a107730.htmlCd0NV CAC = Y co = US p hace 3 = NO