La muerte del "enemigo" no resuelve los problemas

La ciudad de Fallujah, en Irak, con su escenario de muerte y desolación, se ha convertido en un nuevo Kosovo, la repetición trágica de un fundamentalismo absurdo hecho política de Estado por parte del presidente George Walker Bush y sus acólitos europeos en su cruzada contra el "terrorismo internacional" que tan pingües ganancias les está produciendo. Ciertamente, esa sentencia poco atacada de que el poder es más respetable por el miedo que por la convicción encontró un escenario adecuado para materializarse con todo su horror en aquella martirizada ciudad islámica, cuyo único delito es servir de base a quienes, celosos de la soberanía de su nación y del derecho que les asiste para conservar y defender su identidad cultural, combaten férreamente a sus invasores anglosajones.

La tragedia que allí tiene lugar, lejos de generar una condena unánime de parte de toda la humanidad, es una noticia diaria que apenas produce indignación. Las gráficas que se difunden, mostrando el maltrato y la saña con que actúan los soldados yanquis, son parte de un anecdotario macabro y morboso. Salvo algunos grupos que comienzan a erigirse en la conciencia malvada de los invasores, el mundo asiste impávido a este baño de sangre sólo atendiendo -prejuiciosamente- al punto de vista de quien, valido de su indiscutible poderío militar, económico y tecnológico, impuso que aquella nación debía controlarse y ocuparse a sangre y fuego, según los intereses de las grandes corporaciones transnacionales que sostienen su gobierno.

Fallujah es el antecedente más inmediato que podamos observar de la resistencia global que tendría lugar en nuestras naciones de persistir el gobierno imperialista de Bush en su empeño por hacer de todo el mundo una extensión del poderío nacional que detenta. A ello no escapa América Latina y el Caribe, dado que la administración Bush ha privilegiado la ayuda militar y económica al Plan Colombia que, luego de presentarse inicialmente como un plan de lucha contra el narcotráfico originario de la nacion neogranadina, ha descubierto sus verdaderos objetivos estratégicos: ser la primera fase del dominio amazónico, ejercido por Estados Unidos y algunos de sus cómplices europeos, entre ellos, Holanda, cuyas bases aéreas ubicadas en Aruba y Curazao, frente a Venezuela, son usadas en la implementación de dicho plan militar.

La amenaza asimétrica representada por la resistencia iraquí en Fallujah, lo mismo que Vietnam durante el siglo pasado, y el empecinamiento por el imperio norteamericano por doblegarla casa por casa, sin importar para nada la sistemática violación de los más esenciales derechos humanos; expone crudamente cuál será el destino de quienes se opongan a las directrices hegemónizantes de Washington. La humanidad tiene ante sí un reto moral ineludible, ya que no se justifica que, esgrimiendo como argumento central una supuesta lucha contra el terrorismo, se apliquen métodos masivos de terrorismo de Estado, causando la muerte de millares de ciudadanos inermes como única alternativa para resolver los problemas causados por la visión excluyente y prepotente que una minoría "todopoderosa" (y tocada por Dios, según su creencia generalizada) tiene del mundo y de sus habitantes. La muerte del "enemigo", como ya lo comprueban amargamente los soldados estadounidenses, no resuelve los problemas.-

El mundo entero tiene que emitir una condena unánime frente a los desmanes cometidos por los invasores estadounidenses en suelo iraquí. Es necesario sustraerse a lo que Estados Unidos y sus grandes cadenas de la información intentan imponernos como la única alternativa para frenar los ataques "terroristas" de quienes sólo se están defendiendo (y nos están defendiendo) de las garras de la globalización económica, representada en las corporaciones transnacionales que sustentan al gobierno de Washington. Sólo así podremos conformar una amplia red de resistencia moral e informativa que nos permita enfrentar las acometidas imperialistas y neocolonialistas de quienes pretenden el dominio territorial del planeta.-

*Miembro de la Dirección Ejecutiva Estadal del Movimiento por la Democracia Directa (MDD) en el Estado Portuguesa


Esta nota ha sido leída aproximadamente 2502 veces.



Homar Garcés*


Visite el perfil de Homar Garcés para ver el listado de todos sus artículos en Aporrea.


Noticias Recientes:

Comparte en las redes sociales


Síguenos en Facebook y Twitter



Homar Garcés

Homar Garcés

Más artículos de este autor


Notas relacionadas



US mp N GA Y ab = '0' /actualidad/a10762.htmlCd0NV CAC = Y co = US