Intereses que no son banales precisamente

A qué política juegan los jóvenes de Primero Justicia

Los mismos jóvenes del partido primero justicia, que hace algún tiempo mostraron el trasero (nalgas al aire) en una protesta estudiantil del sector derechista venezolano para protestar contra el llamado por ellos "cierre" de RCTV, ahora se acostaron frente a las instalaciones de la Defensoría del Pueblo para manifestar contra la inseguridad, son los mismos que una vez llevaron un cochino y lo soltaron en los pasillos de la Asamblea Nacional, “pareciera” pues, que para estos jóvenes “justicieros”, la política se reduce al montaje de show, incluyendo la quema de chaguaramos y el guarimbeo.

Y decimos “pareciera”  por cuanto la banalización de la política que ellos expresan, responde a intereses que no son banales precisamente, sino que por el contrario están perfectamente orientados en lo político y en lo ideológico, expresados de manera plena en el marco del neoliberalismo, muchos de estos jóvenes saben a que están jugando políticamente,   pero otros son incautos y no saben que juegan con cartas marcadas.

El fin de la historia y el fin de las ideologías son dos sofismas que orientan la conducta de estos muchachos y muchachas en su plan de banalizar la política, sólo que ellos olvidan dos “pequeños detalles”: Que el capitalismo como modelo está dando muestras de agotamiento y que el Socialismo en construcción no es el mismo Socialismo burocrático que imperó en la Unión de Repúblicas Socialistas Soviética (URSS) y en los países de la Europa del este, que sobrevivieron hasta hace unas dos décadas atrás, El Proceso Socialista Bolivariano liderado por el Presidente y comandante Hugo Chávez se nutre de las corrientes universales del socialismo y del marxismo, pero también del pensamiento cristiano, indoamericano y bolivariano en sus vertientes robinsoniana y zamorana.

Los chavales de “Primero Justicia” deberían leer y aprender de la historia, de lo contrario están condenados a repetirla y seguirán siendo lo que son actualmente, fósiles prematuros, ser joven y conservador es una contradicción ya que la juventud presupone rebeldía, innovación y revolución, pero esta juventud lamentablemente está mediatizada por los estamentos oligárquicos e imperialistas de nuestra sociedad, trabajemos duro para que abran los ojos, por lo menos los incautos señalados, y se sumen a la revolución bolivariana. Otra patria es posible, pero ellos todavía no se han dado cuenta.

mcrespo48@yahoo.es

     

 


Esta nota ha sido leída aproximadamente 1487 veces.



Mariano Crespo

Universitario, socialista, bolivariano y humanista, partidario de la no concesión a la derecha golpista.

 mcrespo48@yahoo.es      @dialogoambiente

Visite el perfil de Mariano Crespo Colina para ver el listado de todos sus artículos en Aporrea.


Noticias Recientes: