Réplica Abierta a una Réplica Cerrada

"Para defender el mercado no hace falta calificar a la economía sino de una sola forma; si lo defiendo lo hago por el capitalismo, allí no existen medias tintas y mucho menos consideraciones de orden económico, por el contrario, afirmar que el aumento de capital, produce aumento de la oferta y por ende precios más bajos, es solo una ecuación del más alto contenido neoliberal fracasado, es que acaso la crisis actual del capitalismo no es estructural cuando el Estado tiene que intervenir para paliar o correr la arruga, son reflexiones que hay que hacerse, de tal manera que, podamos categorizar las variables macroeconómicas en el seno del capitalismo." Tomado de su artículo:  http://www.aporrea.org/actualidad/a104885.html

Aunque usted prefiere expresarse con indirectas, muy diplomática o “políticamente”, me dirijo directamente a usted profesionalmente y no políticamente, sino con el aval  que usted sigue desconociendo y desposeyendo Le dirijo con copia a los  respetables profesionales de “aporrea.org”:

Que los monopolios y las transnacionales entren en crisis responde simplemente a impedimentos mercantiles, a carencia oportuna de compradores, porque, por ejemplo, con moneda devaluada y redevaluada la demanda efectiva se constriñe en la misma o mayor medida de tales pérdidas de poder adquisitivo, aunque nominalmente el volumen monetario siga constante. Esto no pasa de ser una perogrullada al alcance del peor o más acabado pirata o “Chiflado” en materia de Economía ora vulgar, ora científica.

La crisis reciente en Europa y EE UU (crisis hipotecaria) es un efecto y no una causa. Su causa fue la carencia de mercado porque hay trabas que están impidiendo el despliegue mercantil que la dinámica de la producción de plusvalía impone. Allí sí está una demostración de decadencia capitalista, puesto que estamos hablando de Capitalismo Imperialista, y el Imperialismo, por definición, es la fase última o superior del capitalismo, en versión leniniana. Así de sencillo, así de científico, así de antipirata.

Sin mercado se pudre la plusvalía, y sin plusvalía capitalizable, sin plusvalía mercadeable, no hay inversiones, baja la oferta, y suben los precios. Con devaluaciones se baja la demanda porque suben los precios, pero estos no suben por capricho empresarial, lo hacen porque la nueva paridad devaluacionista así lo impone, y esta es una imposición contra el mercado capitalista.

¿Acaso hace falta más medidas y más intervencionismo que una devaluación monetaria? Esta se traduce en una maxirregulación de precios: es como si el Estado dijera o decretara: Suban los precios 100% porque acabo de devaluar el bolívar 50%, particularmente en una economía fuertemente importadora.

Monetariamente, la demanda sigue igual, pero los inventarios se abarrotan y esto desestimula la producción, baja el capital en funciones, y ante una demanda constante ya mermada por la devaluación, deriva en suba de precios. Son dos momentos. De esto estamos hablando.

El capital suele estar fraccionado en capital productivo (con asalariados), c. comercial (con mercancías a su disposición en inventarios) y capital financiero. Ninguno de esos sectores burgueses se concibe al margen del mercado.

Ese último capital financiero suele tener el control de toda y todas las economías del mundo burgués, y sus manipulaciones   perjudican o ayudan a los demás industriales, pero nada de esto desvirtúa que “a mayor capital en FUNCIONES PRODUCTIVAS -se entiende-, mayor oferta”, menores precios, para una demanda constante, y cuando esta baja aquel entra en crisis.

Lo contrario sería caer en el absurdo, aberrante, anticientífico y de baja profesionalidad, o    impropio de economistas,   de pensar o afirmar que un capitalista pueda darse el lujo de frenar su producción en presencia de compradores, o dedicarse a operaciones ilícitas o especulativas si cuenta con mercados capaces de generar más plusvalía y a su vez capitalizar a esta. Esas operaciones irregulares o extracapitalistas surgen ante crisis de mercado, y estas lo hacen cuando baja el empleo de capital por asomos de intervencionismos varios.

La Cuando lo hace es porque la competencia (no el monopolio) le amenaza con baja de precios, que es lo que necesitamos, lo que requiere una economía para desarrollarse, capitalista o socialistamente. Una economía que no incentive el acopio y disponibilidad de medios de producción y de trabajadores eficientes (eficientes y no parásitos burocráticos o paraburocráticos) siempre será una economía, capitalista o socialista o bolivarista, susceptible de venirse en picado. Y esto sí no es ninguna perogrullada, a tenor de las variopintas versiones que al parecer pululan por allí y por allá.

No ha existido jamás desde comienzos del “comienzo” del capitalismo- siglo XVI- un dólar que subsista como inversión burguesa sin mercados abiertos, libres, y de tamaño suficiente para poder emplear la plusvalía que crea cada asalariado en cada segundo de su vida laboral.

Quien de partida niegue esto debe revisar urgentemente su formación académica, a fin de poder convertirse en un profesional de la Economía Política, y no de la E. Vulgar que sí es la practicada por la escualidad y los paraprofesionales, bien graduados a priori, pero no bien formados.   , ya que será el mercado donde efectivamente exhiba o dé demostraciones de serlo.

marmac@cantv.net



Esta nota ha sido leída aproximadamente 1557 veces.



Manuel C. Martínez M.


Visite el perfil de Manuel C. Martínez para ver el listado de todos sus artículos en Aporrea.


Noticias Recientes: