Los economistas escuálidos venezolanos y su laberinto

Leí con mucho detenimiento y comprensión, reciente escrito publicado en Aporrea en fecha 26 de Julio del presente, según el cual se plantea una nueva teoría de juegos acerca del manejo de ciertas variables económicas, lo llamo teoría de juegos, por el contenido contradictorio y casi lúdico en sus apreciaciones, por el uso de términos poco ortodoxos y nada académicos; no hay nada tan equivocado cuando se trata la materia económica en la adversidad por lo político y se supera lo estrictamente económico. Una cosa es la materia económica que como toda ciencia tiene sus reglas, rigideces en cuanto el cumplimiento de resultados y para ello, la metodología nunca debe estar en contraposición a la teoría económica y mucho más allá de ello, el tratamiento en el análisis no puede ser objeto de inexactitudes en lo que se menciona como deficiencias o probables desaciertos.

Ahora bien, el caso que nos ocupa del como el socialismo encarece los precios, para nada puede ser una conclusión al menos, de algún contenido económico, sencillamente tal apreciación no existe porque no estamos aún en un sistema socialista y apenas se trabaja en la construcción de una sociedad nueva que debe apuntar hacia el socialismo como vía para superar el declive del aparato capitalista, que se encuentra en el más absoluto climax de contradicciones, poniendo al desnudo sus verdaderas raíces y la dicotomía entre el Estado y el Mercado.

Para defender el mercado no hace falta calificar a la economía sino de una sola forma; si lo defiendo lo hago por el capitalismo, allí no existen medias tintas y mucho menos consideraciones de orden económico, por el contrario, afirmar que el aumento de capital, produce aumento de la oferta y por ende precios más bajos, es solo una ecuación del más alto contenido neoliberal fracasado, es que acaso la crisis actual del capitalismo no es estructural cuando el Estado tiene que intervenir para paliar o correr la arruga, son reflexiones que hay que hacerse, de tal manera que, podamos categorizar las variables macroeconómicas en el seno del capitalismo.

Por otro lado, las consideraciones de tipo político al referirse a las expropiaciones, cierre de empresas, controles indiscriminados de precios y del circulante nacional e internacional, solo son eso, de impacto político, además señalando que todas ellas, provocan emigraciones de capital. Es solo una parte restante de lo que venía ocurriendo a nivel del llamado aparato económico venezolano.

Cada quien escribe sobre lo que cree y piensa y está en su pleno derecho, el asunto está en para que y para quien se hace y que se busca cuando se opina; si se defiende al mercado y por analogía al capitalismo, hay que hablar de las supuestas bondades que ello significa, así de sencillo, no obstante.

No obstante, no significa que para lograr el objetivo se atente contra el conocimiento económico, es decir, se puede defender apelando a contenidos validos que dejen un valor agregado. Por ejemplo, afirmar que el trabajo que hace Cadivi en contradicción con su función, mantiene en ociosidad manifiesta el circulante, en la medida que no satisfaga de demanda de dólares. Cadivi en el presente año ha autorizado más del 90% de las solicitudes, y como señaló el presidente de la Cámara que agrupa a los distribuidores de repuestos de vehículos la tranca se ha originado en los bancos comerciales, es decir, que hay que ilustrarse antes de opinar desconsiderablemente en función de estar en contra del gobierno.

Además, es bueno destacar que si hablamos de que solo el aumento de capital incide en el aumento de la oferta, se está ignorando el dominio que se ejerce sobre el mercado en el momento de la distribución, clásico capitalismo, o no, entonces tendríamos que hablar de los monopolios y oligopolios causantes de que esa oferta no sea transparente, lo que en consecuencia desvirtúa que por esta vía se pueda defender al capitalismo y en razón de ello, atacar al gobierno que construye la alternativa a esta forma de ver la economía.

Por último, queremos decir que no es nuestra costumbre responder o tratar opiniones de corte político, lo hacemos bajo la batuta que el artículo en cuestión no es materia económica sino, por el contrario de alto contenido político con uso de elementos sin respaldo profesional y ético.



*Economista
rafaelfebles@yahoo.com


Esta nota ha sido leída aproximadamente 1709 veces.



Rafael Febles F.

Economista. Msc. Seguridad Social. U.C.V.. Militante revolucionario. Locutor. Articulista Correo del Orinoco. Poeta y escritor de la revolución bolivariana

 rafaelfebles@yahoo.com      @rafael_febles

Visite el perfil de Rafael Febles para ver el listado de todos sus artículos en Aporrea.


Noticias Recientes:

Comparte en las redes sociales


Síguenos en Facebook y Twitter



Rafael Febles

Rafael Febles

Más artículos de este autor



US mp N Y ab = '0' /actualidad/a104885.htmlCd0NV CAC = Y co = US