El alma viva de Bolívar en sus restos...

Como muchos venezolanos y bolivariano coincido con el Presidente Chávez en la apreciación del hecho histórico por la experticia realizada a los restos mortales del Padre de la Patria Simón Bolívar. Sendas lágrimas corrieron por mis mejillas mientras veía privilegiadamente por televisión el momento que cualquier venezolano y patriota en el pasado hubiera deseado, más por sentimiento de sentir el amor y la patria de Bolívar que cualquier curiosidad absurda. Esperemos que no se abuse e irrespete esta memoria en la internet y otros medios con sus imágenes, aunque muchas críticas lloverán a partir de este momento por “patriotas disfrazados”.

A conciencia del esfuerzo realizado en la observación científica, podrían resultar cosas realmente muy positivas: en lo histórico; la autentificación de los restos encontrados en coincidencia real con al ADN de Bolívar, en lo científico; la mejor preservación futura de los restos con tecnología de punta, en lo técnico; la posibilidad de medir a nivel computarizado y aplicar sistemas técnicos para acercarse a una realidad más cercana del rostro y sus facciones, en lo simbólico; un nuevo ataúd, la bandera actual y elementos que acompañarán eternamente a Bolívar y en lo espiritual; la presencia del Padre Libertador que nos conmovió en ese instante infinito que mostró respetuosamente la televisión por orden presidencial.

Es bueno recordar también que el Presidente Chávez como un buen estudioso de la historia venezolana, comentó algunos aspectos del General José María Carreño, edecán del Libertador nativo de Cúa en 1792, quien valientemente sufrió catorce heridas en su cuerpo y la perdida de un brazo en gloriosos combates, además, fiel compañero del Libertador en sus últimos momentos pues, sería Carreño quien daría la camisa que llevó Bolívar al momento de morir. Cabe recordar que el General Carreño también aportó para al ataúd de Bolívar y 12 años después escoltó su féretro desde Santa Marta, Colombia hasta Caracas portando sus charreteras.

Lo realizado a Bolívar en el Panteón Nacional certifica la revisión que la historia necesita. Como ejemplos hoy día en Cúa, tenemos relevancia con héroes históricos nacidos en esta tierra desgraciadamente descuidados en lo patrimonial. Lo que fue la Casa Natal de José María Carreño, edecán de Bolívar, actualmente es una panadería que, como ignominia, muestra en una de sus columnas que allí nació este prócer cueño. La Casa Natal del General Ezequiel Zamora, es dirigida por la Gobernación de Miranda, oposición antibolivariana y antizamorana demostrada, y finalmente, la heroica indígena Apacuana, líder de los Quiriquires en suelo tuyero que se rebeló contra los españoles. Simbólicamente será elevada al Panteón Nacional el 09 de septiembre del 2.010, pero su investigación ha sido tomada peligrosamente por anti-revolucionarios y comerciantes de la historia. Es relevante decir que en el lenguaje aborigen, la palabra Cúa podría derivar de Apacuana, así como otros hechos olvidados o escondidos.

Siempre he propuesto un “Museo Histórico de Cera” para perpetuar en imágenes casi reales a nuestros próceres y héroes de la patria...ahora más que nunca recuerdo al padre cantor Alí Primera en la canción bolivariana cuando un niño de Venezuela le dice a Bolívar: ¡el pueblo en su engaño cree que la alta burguesía va a llevarte flores al Panteón Nacional cada aniversario de tu muerte!...y Bolívar pregunta al niño: ¿y a qué van pequeño compatriota?...el niño responde: ¡a asegurarse que estás muerto Libertador...bien muerto!...Sobrarán comentarios nefastos y simplistas de los apátridas, pero hoy, en tiempos de revolución, diría Neruda: ¡hemos visto más vivo que nunca al Padre Libertador, despertando cuando despiertan los pueblos!


Twitter: @larrymarquez
www.larrymarquezperalta.nireblog.com


Esta nota ha sido leída aproximadamente 1392 veces.



Larry Márquez Peralta


Visite el perfil de Larry Márquez Peralta para ver el listado de todos sus artículos en Aporrea.


Noticias Recientes:

Comparte en las redes sociales


Síguenos en Facebook y Twitter



Larry Márquez Peralta

Larry Márquez Peralta

Más artículos de este autor