Lo que un diputado debería saber sobre la problemática social del pueblo venezolano

El Diputado a la Asamblea Nacional, debe de saber que la principal función de AN, es la Legislación: crear, enmendar y reformar leyes políticas y sociales. En esta solo se referirá a la ley social, cuyo objeto es la ordenación de las relaciones de convivencia entre ciudadanos y la protección de los derechos personales; que debe estar en concordancia con el límite de bordes, seleccionado para desarrollar un proyecto social.

Para aprobar las líneas generales del plan de desarrollo económico y social de la Nación, que es presentadas por el Ejecutivo Nacional en el transcurso del tercer trimestre del primer año de cada periodo constitucional. Es menester que las leyes del desarrollo social este de acorde con la realidad integral socioecomica y política de la Nación. Para es inminente determinar el marco legal de los diferentes grupos sociales que conforman una problemática social, para poder concentrarse en la solución y evitar desarrollar políticas y estrategias inadecuadas.

Es menester desarrollar investigaciones para establecer resultados tangibles, que permita hacer propuesta de proyecto factible. Según Paul Sartre, el límite de bordes tiene carácter tridimensional y elástico. Esto introduce otro nivel de complejidad en el desarrollo de Proyectos Sociales, de tal forma que no solo basta desarrollar políticas y estrategias, sino hay que desarrollar lineamientos y criterios que tengan que ver con estudios científicos para solucionar problemática social.

En sentido general, los límites de bordes coinciden con el marco referencial seleccionado para unos estudios sociales, en ella se incluyen ideas, conceptos, argumentos y conocimientos generales que permite llevar a cabo los objetivos que se quiere alcanzar. Además, se incluyen unas series de elementos que sustenta el Estado, para evitar que desborde más allá de lo que se espera. El marco legal es específico para los grupos sociales, que se requiere para resolver una problemática social, en concordancia con el marco legal en sentido general, que es la Constitución.

El Gobierno Nacional sabe, que la inclusión social es un negocio social redondo; por el incremento del bienestar social del pueblo. Es por eso que en cada año se incrementa las inversiones sociales, pero se requiere incrementar la eficiencia social. Por lo tanto, el nuevo diputado a la Asamblea Nacional, debe pretender a incursionar el campo de la investigación económica política e incluyendo las diferentes ciencias sociales que tiene que ver con los seres humanos. Haciendo un enfoque metodológico integral para clasificar teorías, mejorar métodos, crear nuevos métodos, desarrollar el “Que “de nuevas tecnologías, afinar técnicas; que le permita analizar problemas nacionales y regionales. También se incluye revalorar y recuperar el concepto de Nación, mediante la selección de elementos comunes estableciendo los límites de bordes, con reglas de gobierno y de convivencia. Establecer estrategias coordinadas entre las diferentes instituciones nacionales, tales como: defensa de la banca publica, supervisión y control de las empresas publicas, de las tierras, los hidrocarburos, minerías, protección del medio ambiente, defensa nacional y de las relaciones internacionales.

Los actuales momentos que vive la Nación, los nuevos diputados deben ser hombres y mujeres del mayor nivel en conocimientos y lealtad con el proceso revolucionario. Deben tener conocimientos para desarrollar proceso de investigación, para diagnosticar, predecir y reconocer los logros de la revolución. Crear leyes sociales que tenga que ver con las relaciones de convivencia y derechos de protección de los venezolanos. Crear leyes para desarrollar proyectos tácticos, que permitan corregir desviaciones. Ante de proponer soluciones a temas tan complejos, debe de profundizar conceptos sociales, porque se corre el riesgo de establecer ideologías políticas, sociales y económicas obsoletas, en base a teorías fundamenta en suposiciones sobre la realidad sensible de los siglos pasados.

El nuevo diputado debe tener la firma convicción que los conceptos académicos de los procesos políticos y sociales de aquellos siglos, donde los grandes pensadores al servicio de la Oligarquía reinante, eran ricos. Para cualquier mediano pensador del presente siglo, la contradicción reinante entre ricos y pobre, lo lleva a inferir que hay que repensar, el estado de desarrollo de los pueblos en base a nuevos paradigmas, con sentido social de acorde con la realidad sensible social. Se corre el riesgo, que la humanidad se centre en una lucha socioeconómica, donde los ricos tienen ventajas estratégicas, por la supremacía del sistema capitalista. Para eso es urgente, que el sistema socialista corrija desviaciones que ha generado problemática social, que no vale la pena indicar. Basta observar en sentido específico el estado de descontento de muchos venezolanos y una alta aceptación en sentido general, que lleva a inferir que es necesario que las infraestructuras y estructura socioeconómica y política regional, este al nivel de las nacionales; creando nuevas leyes.

(*) Ing.Esp.

basilioalezama@gmail.com


Esta nota ha sido leída aproximadamente 2358 veces.



Basilio Lezama


Visite el perfil de Basilio Lezama para ver el listado de todos sus artículos en Aporrea.


Noticias Recientes: