Femicidio: Migrante venezolana asesinada en Trinidad y Tobago

6 de agosto de 2020.- Johanna Díaz, venezolana, migrante fue asesinada en Trinidad y Tobago a manos de su expareja quien confesó que luego de matarla la sepultó en el pozo negro del patio trasero de su casa, ubicada en Buen Intento, Princes Town.

Díaz había sido reportada como desaparecida desde el pasado 24 de agosto. La tarde de este sábado 5-S, Johanna Díaz fue hallada muerta y enterrada en ese país. La mujer tenía 32 años.

"La muerte se atribuye a un caso de violencia doméstica por parte de su exnovio, un mecánico de 35 años que se encuentra bajo custodia de la Policía desde el viernes (…) La Policía dijo que debido al estado de descomposición del cuerpo solo podrán confirmar la causa de la muerte después de que se realice la autopsia", divulgaron El Nacional y el portal local Newsday.

La jóven mujer deja una hija de 14 años quien informó que su madre salió la tarde del 24 agosto para encontrarse con una persona que le daría un dinero, posteriormente indicaron que unos amigos se la encontraron en el centro y fueron los últimos en verla. Cuando la noche del 25 la mujer no regresó ni atendió su teléfono, sus familiares y amigos se preocuparon y acudieron a las sedes policiales de San Fernando, La Romaine y Princes Town para denunciar su desaparición. Solo en esta última comisaría reportaron haber sido debidamente atendidos, reseñó El Pitazo en su sitio web.

La violencia de género también es institucional

Karla Rodríguez, prima de Sánchez, dijo a varios medios locales que familiares y amigos informaron inicialmente que Sánchez también pudo haber sido secuestrado.

El jueves por la noche, varios venezolanos fueron a la casa del sospechoso para buscarla. También se comunicaron con la policía, quienes, cuando llegaron, dijeron que no tenían orden de registro.

"La policía no entró a la propiedad para registrar porque no tenían una orden de registro. Estamos enojados y tristes con las leyes. La familia creía que Johanna estaba viva el jueves por la noche", dijo Rodríguez a Sunday Newsday por teléfono.

"¿Cómo es que la policía ingresa a los hogares sin autorización de inmigrantes ilegales pero en este caso no? ¿Ese es el problema?"

El pasado 11 de agosto, hace menos de un mes, tres hombres atacaron a puñaladas a la deltana Stefany Flores, de 18 años. La sometieron al subir a un taxi. Uno de los sospechosos es un expolicía. La venganza de una mujer, oriunda de Trinidad y Tobago, estaría detrás de este intento de homicidio.

El femicidio es el último eslabón en el ciclo de violencia contra la mujer. La situación de migrantes venezolanas que han huido de la dura y profunda crisis económica que se vive en el país se exponen a la xenofobia, la precarización laboral, la trata de personas y a la violencia machista. Los femicidios de la venezolanas, tanto dentro como fuera del país, están condenadas a la invisibilización ya que el Estado venezolano no presenta cifras del flagelo que azota a las mujeres



Esta nota ha sido leída aproximadamente 9054 veces.



Noticias Recientes:

Comparte en las redes sociales


Síguenos en Facebook y Twitter