El imperio se prepara para invadir a Venezuela

A- Fundamentos de esta premisa:

1.- El golpe de estado en Honduras:

El formato aplicado por el Imperio en el golpe de Estado del 05 de julio pasado en Honduras, ya fue aplicado en nuestro País el 11 de abril del año 2.002, y fracasó, porque el pueblo venezolano es uno solo, pero con dos componentes, el pueblo armado (FFAANN) y el pueblo llano; en cambio en Honduras y en Chile, donde las Fuerzas Armadas proceden de la oligarquía y por tanto diferente al pueblo llano, este formato tuvo éxito. No así en el golpe del 2.002 en Venezuela, porque el pueblo en sus dos variantes (sólo semánticas) tiene un mismo origen, y en su gran mayoría siente esta revolución, que lidera nuestro Presidente, como suya. Esto hace casi imposible que se intente de nuevo, porque ahora el pueblo está más fortalecido y más compenetrado con su papel estelar en esta revolución.

2.- Desestabilización política interna:

Esta hipótesis es bastante posible, pero con la variante de que terminaría en una invasión externa. Esta desestabilización política comenzaría con el calentamiento de la calle, a través de marchas y concentraciones de la oposición, previamente entrenada para enfrentarse a las fuerzas de seguridad, momento en el cual asesinarían a un grupo de su propia gente y con el apoyo de sus medios de comunicación golpistas harían el montaje adecuado para hacer ver que las fuerzas de seguridad son los responsables de dichas muertes. Los medios fascistas del Continente y de Europa completarían dicho supuesto. Esto “justificaría” la actuación del Imperio, que desde un país vecino iniciaría la invasión de nuestro País con el fin de colocar un gobierno títere (Iraq) a objeto de hacer ver que nuestro Gobierno no respeta los derechos humanos y había implantado un gobierno militar dictatorial en Venezuela opuesto e inaceptable a los principios democráticos del Continente. Nuestra constitución sería derogada porque era el sustento de dicho régimen; manejarían nuestros recursos energéticos a su antojo, que es en el fondo la justificación de su actuación.

3.- Invasión desde un País vecino:

Esta hipótesis comenzaría, como en efecto ya comenzó, con una campaña de que Venezuela se ha convertido en un País narcotraficante (ver informe del Congreso de USA); y, que además, le da refugio en su territorio a terroristas vecinos. Su inicio se materializaría con un ataque por fuerzas militares de Colombia a nuestro territorio (ver el caso del ataque a Ecuador) con la finalidad de dar caza a “terroristas” de la guerrilla colombiana que Venezuela “alberga y apoya”. Esto conduciría inevitablemente a un encuentro con nuestras fuerzas militares, que tienen la obligación de resguardar nuestra soberanía, recuerden las declaraciones del anterior Ministro de la Defensa de Colombia, tratando de justificar el derecho de persecución en territorio ajeno. Es aquí donde el Imperio encontraría una supuesta justificación para invadir desde Colombia, en combinación con sus fuerzas militares a nuestro País, con el fin de acabar con un régimen “narcoterrorista” y colocar un gobierno títere que siga sus lineamientos.

Tanto para la hipótesis 2 como para la hipótesis 3, se requiere de una infraestructura militar capaz de sustentar las operaciones de guerra contra Venezuela; es por ello, que el Imperio está construyendo cinco (5) nuevas bases militares en Colombia; a saber 2 en el Caribe colombiano (Barranquilla y Cartagena), una en el Sur Pacífico), una en el llano (El Meta) y otra en el centro de Colombia; que sumado a las ocho (8) bases ya existentes, sumarían la grosería de 13 bases militares. Estas bases no se han creado con la finalidad de atacar al narcotráfico como tratan de justificar, ya que la producción de drogas en Colombia se ha cuadruplicado desde que se creó este aparataje militar. Estas bases se han creado para invadir a Venezuela, a Ecuador y a Bolivia, porque en estos Países existen gobiernos que no comulgan con sus intereses. Al Imperio le favorece que se haya cuadruplicado la producción de drogas en Colombia, porque tiene más de 56 millones de hambrientos drogadictos que la están necesitando y si no se les proporciona habría una revolución en el Imperio de impredecibles consecuencias.

En un próximo artículo presentaré algunas posibles soluciones a estas hipótesis.

(*) Coronel (AV) en situación de retiro y abogado en ejercicio.
brauliomartinez1@gmail.com


Esta nota ha sido leída aproximadamente 3175 veces.



Braulio Martínez Zerpa (*)

Coronel en retiro de la Aviación Militar Bolivariana y abogado del pueblo. Independencia y Patria Socialista.

 brauliomartinez@cantv.net

Visite el perfil de Braulio Martínez Zerpa para ver el listado de todos sus artículos en Aporrea.


Noticias Recientes:

Comparte en las redes sociales


Síguenos en Facebook y Twitter



Braulio Martínez Zerpa

Braulio Martínez Zerpa

Más artículos de este autor