Venezuela-Rusia. Un mundo no. Muchos

Un estado mundial esta a la vuelta de la esquina a pesar de que el sistema capitalista globalizado no funciono, el G8 pretende crear un nuevo orden mundial al mando del imperio norteamericano. Sabemos lo que nos espera, los sistemas fascistas serán más radicales por la fuerza militar. Los TLC no serán discutidos serán impuestos, modelos fracasados, solo para sostener 6 monarquías, 1 imperio, y 2000 familias en 8 naciones.

Antes de la era nuclear, las naciones podían estimar su poder militar midiéndolo con el de su enemigo y de esta manera elucubrar un juicio racional sobre si ir o no ir a la guerra. Este análisis es absurdo con la política militar de desborde de fronteras de los estadounidenses y por la bomba nuclear. Su manifiesta superioridad militar traducida en constantes invasiones por lo general a pueblos mal armados, nos enseñan que no persiguen un objetivo político racional y humano que justifique la destrucción de nuestra propia sociedad, como lo esta haciendo en Irak, Afganistán, Palestina, África, Asia, en todo el mundo. Los EEUU y las monarquías han demostrado ser insanos declarados.

Lo que esta ocurriendo en América Latina es un sistema de valores e instituciones que reemplacen la iniciativa económica capitalista y la extensiva propiedad privada, como garantes de la independencia económica y social al pluralismo. La tarea de formular este precepto constituye el mayor desafió para la prepotencia norteamericana. El mundo que ellos pretenden no puede ser gobernado y condenado por petróleo, gas, oro, honor imperial ideológico, a toda la población al genocidio o a una fracción sustancial de ella.

Por eso la importancia del acercamiento de Venezuela a Rusia. Los presidentes Hugo Chávez y Dimitri Medvedev, no solo representan acuerdos energéticos y comerciales. Actualmente es la mejor opción de sostener la soberanía que tenemos. Rusia es la única nación en la tierra que frena a los Estados Unidos en su locura nuclear. Los rusos poseen misiles apuntando a cada gran ciudad de los norteamericanos. Los cuatro últimos presidentes norteamericanos han expresado claramente con el escudo antimisiles bloquear la respuesta militar de Rusia, nación que pertenece al G8.

Rusia sabe que realiza una labor de disuasión efectiva. EEUU sabe que los rusos les provocaran una destrucción segura. Esa es la disuasión. El teniente general Henry Obering jefe de defensa del sistema antimisiles expreso:”en el futuro veo mas movilidad, flexibilidad y centros en el espacio trabajando en conjunción de manera que si hay una amenaza en Sudamérica, si el presidente Hugo Chávez pierde aun mas el control, tengamos capacidad para responder”

Venezuela necesita cobijarse bajo cierta protección. Rusia nos trata con respeto y consideración, nos brinda una opción militar de defensa cuando los norteamericanos nos la cerraron para atacar. Francamente necesitamos un sistema de defensa de esa magnitud y tenemos la oportunidad para hacerlo. En gran parte compramos lo que necesitamos para cambiar el balance de poder con el plan Colombia y la IV flota. Es una posición defensiva revolucionaria con honor y mucha dignidad, para defender lo más que se pueda nuestros recursos y sistema político que queramos implementar, redefiniendo las barreras semánticas entre las funciones civiles y las militares actualizando el desarrollo y ejecución de la estrategia defensiva asimétrica.

El camarada presidente Chávez esta jugando un papel dirigente en la economía y política energética, contribuye a originar y disponer de una participación significativa de la riqueza nacional para su autonomía e integración de América Latina. Dentro de esta integración revolucionaria el balance de la política se traslado a Ecuador, Bolivia, Nicaragua, Argentina y a todos los pueblos que ven en la opción bolivariana una misión milagro. Organizaciones como Petrocaribe, Unasur, Alba ofrecen una oportunidad para mejorar la vida y eso es lo que no quiere los Estados Unidos. Con sus llamados a defender la libertad siembran dolor y muerte por doquier.

Miles de millones de dólares se malgastaron en sistema de armamento que han tenido que ser cancelados porque los norteamericanos no nos quieren vender los repuestos. El General Obering minimiza la compra de radares y sistemas antiaéreos defensivos por parte de Venezuela, porque desde el espacio dice se detectaran los misiles. Los estadounidenses están militarizando los espacios, el fondo de los océanos y militarizaran Marte si no se les detiene.

El aspecto más crítico, el que más preocupa al pentágono es perder el monopolio mundial en la venta de armas y su manipulación política con los repuestos y patentes. La industria militar de Rusia Rosoboronexport tecnológicamente igualo y en muchas áreas supero la tecnología norteamericana aérea, terrestre y naval. El año pasado la industria militar rusa supero los 6.000 millones de dólares en venta de equipo militar a clientes no tradicionales. Anteriormente sus clientes clásicos son naciones del medio oriente (Irak, Irán, Siria, Egipto, Yemen) más India, China y Perú. Hoy, se expande por todo el planeta y en América Latina Venezuela se convierte en el cliente número uno de la tecnología militar y civil rusa.

Tecnología que por sus facilidades se extiende a otras naciones como Brasil, Ecuador, Chile, y esto por supuesto molesta al gobierno estadounidense. Perder la teta va contra el honor imperial.

rcpuma061@yahoo.com


Esta nota ha sido leída aproximadamente 3547 veces.



Raúl Crespo


Visite el perfil de Raul Crespo para ver el listado de todos sus artículos en Aporrea.


Noticias Recientes: