Autoproclamados toman la Embajada Venezolana en Costa Rica

La "neutralidad" de Costa Rica avala la toma de residencia oficial de Venezuela

Lo ocurrido…

Es como si a un vecino de tu barriada, se le ocurriera entrar a tu casa, luego de haberse autoproclamado dueño de la casa y de tu familia, y a la fuerza tomar posesión de ella.

Los hechos…

El 20 de febrero del año 2019, muy temprano por la mañana, "cual ladrones", un grupo del personal nombrado por Juan Guaidó, toma la Embajada de Venezuela en Costa Rica.

Entre el personal, por supuesto, los acompaña la señora María Faría, nombrada como embajadora en Costa Rica por Juan Guaidó.

Ella es hija, de un militar relacionado con el caso de la finca Daktari en Venezuela, en esta finca se detuvo a un grupo de paramilitares colombianos, acusados de querer perpetrar un magnicidio contra el Presidente Hugo Chávez, en mayo del año 2004.

La mencionada "diplomática", igualmente se hizo acompañar de un militar retirado, Napoleón Martínez, opositor al gobierno bolivariano y a quien curiosamente, se le había entregado una fe de vida por esta embajada que asalta, para poder cobrar la pensión de vejez.

A su vez, entre la turba violenta, se han evidenciado presencia de familiares de políticos venezolanos que se han refugiado en Costa Rica.

La toma se da con la complicidad del dueño del edificio, donde funciona actualmente la Embajada y el Consulado de la República Bolivariana de Venezuela, local alquilado; también toman la residencia oficial de la embajada, donde normalmente se domicilia el embajador o embajadora encargada. Resaltamos que la residencia oficial, si es propiedad del Estado venezolano.

Deseamos destacar igualmente, que este hecho burdo, que violenta el derecho internacional, es avalado por las autoridades costarricenses, incluida la Fuerza Pública, quien no evitó tal atropello, quienes al mando del Presidente Carlos Alvarado, realizó previo a la toma, el reconocimiento de la embajadora designada por Juan Guaidó y expulsó a los diplomáticos oficiales y legítimos de Venezuela.

Este incidente involucra al país en una ilegalidad internacional evidente, al irrespetar los procedimientos diplomáticos regulares y reconociendo a cualquier "vecino" como Presidente de Venezuela.

Gobierno costarricense y consecuencias…

Costa Rica, siempre ha enarbolado la bandera de la neutralidad, según la Ley de Proclamación de la Paz como Derecho Humano y de Costa Rica como País Neutral (19.744), establece en su artículo 2, que "la paz es un derecho humano fundamental. El Estado promoverá, defenderá y garantizará la paz, por todos los medios posibles y mediante la aplicación de su neutralidad perpetua, activa y no armada en los conflictos entre Estados e internamente en los países, según lo que dispongan los tratados internacionales, sus principios y propósitos y la ley.

Sin duda alguna, esta "neutralidad perpetua", igualmente es violentada por las propias autoridades costarricenses.

Aunque posteriormente, a los hechos, las autoridades, fuera de tiempo, censuran y deploran la toma de la embajada, por parte de la "embajadora" María Faría, nombrada por el presidente encargado Juan Guaidó.

Pero lo dicen haciéndose eco de la medida ya tomada por Alvarado, al acusar a Faría de irrespetar el plazo de 60 días, que el gobierno dio la semana pasada, a los diplomáticos oficiales y genuinos venezolanos, para cesar sus funciones y abandonar el país.

Si se permiten hechos como éstos en cualquier otro país, podemos brindar un precedente para anarquizar el derecho internacional, al violentarse la Convención de Relaciones Diplomáticas. Esto lo señalamos ante los supuestos planes de secuestro del personal diplomático de Nicaragua en Costa Rica, para cambiarlos por políticos presos venezolanos.

Acontecimientos en pleno desarrollo…

Actualmente, organizaciones sociales afectas al gobierno venezolano, partidos políticos y personas de bien, se están organizando para apoyar y hacer valer los tratados internacionales diplomáticos, se están organizando diversas acciones como: marchas, movilizaciones a la embajada en toma, mantener presión ante las autoridades costarricenses, entre otras.

Deseamos que estos hechos, al parecer inéditos, no devengan en una espiral de violencia y sirvan para corregir errores tácticos y estratégicos en el accionar político de los cuadros de la Revolución Bolivariana.

 



Esta nota ha sido leída aproximadamente 373 veces.



José Amesty


Visite el perfil de José Amesty para ver el listado de todos sus artículos en Aporrea.


Noticias Recientes:

Comparte en las redes sociales


Síguenos en Facebook y Twitter



José Amesty

José Amesty

Más artículos de este autor



US mp N GA Y ab = '0' /venezuelaexterior/a276261.htmlCd0NV CAC = Y co = US