La oposición venezolana se muda para Cúcuta

"Una de las grandes batallas de la Revolución es la revolución moral, para reinstalar los valores y la dignidad del ser humano".

Hugo Rafael Chávez Frías (Misión Negra Hipólita, Teatro Teresa Carreño, 14 de enero de 2006).

Desde las elecciones donde la motivación estuvo inspirada por el liderazgo de Jorge Eliezer Gaitán (muerto el 9 de abril de 1948), no se había manifestado tanto interés y participación en Colombia como el que se despertó en las pasadas elecciones, las cuales desembocaron en una segunda vuelta para los candidatos Gustavo Petro por la izquierda e Iván Duque de la derecha.

Muchos son los análisis que se han realizado sobre los resultados obtenidos por los candidatos finalistas y las expectativas que tiene el pueblo colombiano, las cuales se centran ahora en la cita del próximo domingo 17 de junio.

Para nadie es un secreto que el fantasma del fraude y la violencia se pasearon por la reciente contienda electoral, pero aunque la decisión le corresponde única y exclusivamente a los colombianos, no deja de ser una señal positiva que haya ido a una segunda vuelta el candidato de la izquierda Gustavo Petro y esté como una opción con posibilidades de llegar como nuevo inquilino al Palacio de Nariño.

La tan añorada paz - no concretada del todo - y que le mereció un Premio Nobel al actual mandatario Juan Manuel Santos, ha sido rápidamente olvidada porque el fantasma de la violencia parece dejar ahora espacio para que los colombianos, le pasen factura a la oligarquía; muy a pesar de cargar sobre sus espaldas el miedo, la guerra, los fusilamientos y las fosas comunes creadas por los paramilitares de Álvaro Uribe Vélez.

El escenario creado por los candidatos colombianos, sobre todo los de la derecha, ha tratado de desviar la atención del electorado de la situación interna para buscar sus males en lo que ellos han denominado – gracias al imperialismo norteamericano – la dictadura de Nicolás Maduro.

En otras palabras, quienes se comen nuestra comida, se alimentan con nuestros billetes, especulan con el dólar today, viven del contrabando y la energía robada a nuestro país (gasolina y diésel) ahora buscan mantenerse en el poder, ya que desde Francisco de Paula Santander siempre hemos sido odiados por la oligarquía colombiana.

No queremos ser pájaros de mal agüero pero de lo que si estamos seguros los venezolanos, es de que la oposición rastrera de la MUD y la del Frente Amplio es pavosa y mucho más con los presidentes y candidatos quienes se retratan con ella, tal como ocurrió recientemente en la vecina ciudad de Cúcuta.

Quienes no lo crean ¡por favor! que le pregunten a Pedro Pablo Kuczynski y a Mariano Rajoy para que puedan adivinar su futuro, sobre todo el del candidato colombiano del partido Centro Democrático Iván Duque, quien junto a Álvaro Uribe y su combo, los vimos retratándose con lo más granado de la oposición de nuestro país, liderada por Julio Borges, Luis Florido y los hermanos Juan Pablo y Tomás Guanipa, junto con la lideresa María Corina Machado y otras especies de la fauna política venezolana.

Podríamos afirmar - sin atrevernos a hacer pronósticos - que el destino político en manos de los colombianos estará en una gran encrucijada el próximo 17 de junio. Eso nos preocupa desde luego, sobre todo porque ahora son nuestros vecinos de la OTAN, gracias a un acuerdo con la oligarquía que desprecia a sus vecinos.

Pero a decir verdad no nos preocupa que la élite política santandereana y uribista del Centro Democrático, se reúna en la frontera con los vende-patrias como Borges, Florido y los hermanos Guanipa, porque a ellos les encanta la dulce vitae y los saraos (ver videos en República Dominicana).

Mentiríamos si nos preocupara más que el Petro (nuestra criptomoneda), el destino del candidato de la izquierda colombiana el otro Petro, así como también el futuro de María Corina Machado ahora retratada al lado de los paramilitares de Uribe.

Deseamos de todo corazón no se hayan confundido los candidatos de la oposición venezolana y hayan terminado en una casa de citas de la fronteriza ciudad de Cúcuta.

No olvidemos que nuestra lideresa Mary Cory, quien los acompañó, es defensora de las vendedoras de café en las carreteras venezolanas - según lo reveló en el mismísimo Palacio de La Moncloa ante el ex presidente Mariano Rajoy y los reyes de España...¡Hostia!

¡Amanecerá y veremos!



Esta nota ha sido leída aproximadamente 1338 veces.



Marco Tulio Arellano

Jubilado en Pdvsa

 arellanomt@hotmail.com      @Homugria

Visite el perfil de Marco Tulio Arellano para ver el listado de todos sus artículos en Aporrea.


Noticias Recientes:

Comparte en las redes sociales


Síguenos en Facebook y Twitter



Marco Tulio Arellano

Marco Tulio Arellano

Más artículos de este autor



US mp N Y ab = '0' /venezuelaexterior/a264743.htmlCd0NV CAC = Y co = US