Julio Parrilla, cura español con un torpe papel opositor

Dedicado a criticar los procesos socialistas de Ecuador y Venezuela, con un lenguaje tendencioso, no es un problema de sermón, este cura vicia la palabra tratando de influir a ciertos fieles contra el gobiernos de Rafael Correa desde la Iglesia y desde su columna en el periódico El Comercio o en cualquier medio de comunicación identificados con la oposición, no contento con eso, lleva semanas seguidas ofendiendo al pueblo chavista y al gobierno de Nicolás Maduro “por su pírrica o in extremis victoria”.

Lo único que logra este cura obispo es sembrar dudas sobre el papel de los curas españoles, algunos italianos, administrando el dinero del pueblo entregado a la Iglesia, asunto que va en contra de los curas locales, labor que no se traduce en las parroquias, pero, lo que más inquieta es el papel que estos curas tienen con Dios, con sus acciones lo asesinan todos los días, es lo que más tiempo consume a los fieles que también son revolucionarios, se preguntan ¿Por qué una Iglesia opositora? Convertida en todo un demonio por la conducta indolente e inmoral de la mayoría de sacerdotes nada comprometidos con la integridad de sus Iglesias.

Nefasta experiencia no permite trazar ni un antes ni un después por la teatralidad de sus celebraciones cuyo origen para los latinos está dada por los auto sacramentos españoles.

Como obispo de Loja se dedicó por más de 2 años a afectar hipócritamente la gestión de Correa y su amistad con Hugo Chávez, hoy, desde la ciudad de Riobamba, este prepotente y ridículo español continua con su propaganda política oposicionista, manipula los logros de la revolución buscando crear otra concepción del gobierno, una concepción en la conducta del pueblo, busca nuevas significaciones a las revoluciones desde la Curia de Leónidas Proaño.

Leónidas Proaño, un obispo camarada, amigo, hizo de la Curia de Riobamba una Iglesia progresista, siempre trabajando para los pobres, indígenas y campesinos, organizándolos, educándolos y solicitándoles que sean libres y dignos; Leónidas cambio esa Iglesia cuando desde su papel de obispo practico el evangelio en todo su valor de su significado.

La Iglesia de Riobamba sigue siendo progresista, una Iglesia para el pueblo, ahora, enviado por otro insignificante cura con el título de ex Papa Benedicto XVI, busca destruir esa Iglesia del pueblo como lo está haciendo el presidente de la Conferencia Episcopal del Ecuador, otro español Arregui, elitista y venenoso miembro del Opus Dei, su gestión para el Ecuador es todo lo contrario de los principios fundamentales de respeto, solidaridad, apoyo, amor, camaradería, practicada por el querido y recordado amigo Leónidas Proaño.

Leónidas, al lado de los revolucionarios y protestantes de la Iglesia y de las monarquías debe estar retorciéndose de la impotencia al ver como este prepotente e indolente cura busca destruir hasta los cimientos la solidaridad de su obra, una tradición de la Iglesia riobambeña.

Antes de continuar con la politización de su lenguaje cura Parrilla analice como está la situación de España, 6.000.000 de personas sin empleo, un pueblo sometido a la más severa austeridad y sin soluciones mediatas. Usted indolente español no está en Ecuador conquistando una tierra para hacerla su colonia, hace casi 200 años nuestros revolucionarios los sacaron a patadas con ayuda de Jesús, debería agradecer el encontrarse en un país que le permite vivir como un solapado burgués con casa, carro, comida y dinero gratis, no abuse de la libertad de expresión y de prensa que tiene Ecuador y Venezuela para continuar con sus críticas a los gobiernos así nada más “olvidando” el mejor vivir de estos pueblos, controlase, si no puede hacerlo lárguese de estas tierras y regrese a su país para que sienta la diferencia cura desvergonzado, pero, mientras siga en cualquier país de la patria grande por la universalidad de la Iglesia, cállese la boca y agradézcale a Dios que no lo hayan declarado persona no grata todavía.

La politización del lenguaje de Parrilla, es una oposición torpe porque persigue la igualdad de oportunidad, a la soberanía, libertad y la participación de la gente en la construcción de su futuro, se podría entender haciendo un tremendo esfuerzo, que usted llega de una cultura monárquica que los hace creerse superiores, sin embargo, en América Latina no existe este tipo de familias gracias a que les expulsamos, hoy, se debería hacer lo mismo, ya llegara ese momento porque los latinos somos gente de lucha, dignos, revolucionarios y mejor preparados para defender los derechos humanos y superar el subdesarrollo impuesto con la ayuda de su Iglesia.

Usted está retando la tolerancia cura Parrilla, con su prepotencia española lo único que hacen los curas de su país en nuestras tierras es chapotear en un mar de dudas, alimentados por su egocentrismo menosprecian a nuestros fieles, irrespetan nuestras culturas y, por su ignorancia y soberbia les impide tratar con respeto a quien les da la mano, a quienes les están brindando una oportunidad de vida, tarea de ignorantes prepotentes.

Raúl Crespo.
rcpuma061@yahoo.com


Esta nota ha sido leída aproximadamente 2558 veces.



Raúl Crespo


Visite el perfil de Raul Crespo para ver el listado de todos sus artículos en Aporrea.


Noticias Recientes: