Homenaje de tu compañera de vida, tus hijas, hijos y nietas

Stalin Pérez Borges: ¡Una vida de luchas, amor y construcción!

 

Stalin Pérez Borges
Credito: 1resisto

 

¿Cómo poder hablar de ti en pasado? Quisiera entender esto que ha ocurrido…

Yo, no lo entiendo, no lo acepto, como no lo entienden nuestros hijos e hijas, nietas y nietos, herman@s, familia, amigos, compañeros y compañeras de lucha de toda nuestra vida. Dime cómo superar tu ausencia física en mi vida, cómo estar en los espacios que compartíamos juntos sin que estés ahí, cómo caminar por las calles de Buenos Aires sin tú compañía y tu guía, mi amor.

Hoy, con lágrimas en los ojos y el corazón oprimido, escribo en tu honor, como lo hicimos muchas veces en nuestra web, con otros compañeros y compañeras que partieron antes, y llorábamos juntos. Hoy, con el dolor que recorre todo mi cuerpo y aun sin entender tu partida, recuerdo cuando nos conocimos, tú tenías 30 y yo 25, decidimos unir tu historia y la mía, tus hijas y mis hijos, así construimos una familia, bonita, unida, con valores. Sufrimos juntos cuando se resquebrajó porque ellos y ellas partieron en busca de algo mejor en otros países y lloramos juntos. Así eras, humano, sensible, solidario, lleno de alegría, de chistes, aunque nuestra nieta Éleonor decía que eran "chistes malos para no reírse".

Amabas a tu familia, a tus hijos e hijas, a pesar de que eras duro y regañón; adorabas a tus nietas, nieto y a la bisnieta que conoceríamos al llegar a Venezuela. Amabas enpormemente a tus hermanas, eras su consentido. Amabas, querías y apreciabas a los amigos, compañeros, compañeras y camaradas.

Stalin tenía un gran sentido de la amistad, era un constructor de amigos, admiré siempre su capacidad para comunicarse y relacionarse, para acercarse a la gente y construir una amistad. Para integrarse a los grupos, esa capacidad le sirvió para cimentar a lo largo de la vida tantos amigos, amigas, compañeros, compañeras y llenarse de amor y experiencia humana.

Se nos fue de 72 años, joven aun para partir, tenía vida, fortaleza y capacidad para muchos más. Estábamos a punto de irnos a nuestra patria, a seguir luchando por nuestro sueño de una Venezuela bonita, él quería contribuir con la reconstrucción y reorganización de la izquierda y del movimiento sindical y obrero, al que siempre perteneció, y en el que desde muy joven echó raíces. Su preocupación en los últimos años en nuestra estadía acá en Argentina, era que los trabajadores venezolanos estaban desarticulados, segmentados y debilitados. Entonces, él iba con el propósito de ayudar a reorganizar un polo, una alternativa política.

Resumidamente, y para no ser repetitiva respecto de cosas e historias que ya muchos han dicho sobre su militancia política y sindical, diré que su vida giró alrededor de los trabajadores y de la clase obrera. Sus comienzos fueron como obrero en la Savoy en Caracas. Deja una larga trayectoria y un legado de compañeros a los que formó, acompañó y orientó en sus batallas en el movimiento obrero en Venezuela, como SIDOR, ELECTRICOS, TEXTILES, METRO DE CARACAS, TRIBUNALES, SALUD, EDUCACIÓN, TELECOMUNICACIONES, AUTOMOTRICES, PETROLEROS, GAS, entre muchos otros que escapan a mi memoria. De igual manera fue activo militante de la solidaridad internacional y un ferviente defensor del ambiente. Viene a mi memoria una anécdota, por ahí en el 88 u 89, cuando escribió un artículo para el periódico El Carabobeño, en el que le proponía al Gobernador de esa época la construcción de un "Pulmón Vegetal" en un terreno grande que estaba frente al edificio donde vivíamos, y nos reímos de él, pero así era.

Tuvo una larga trayectoria como dirigente sindical en el Sindicato UTITC en Carabobo, en la que yo también lo acompañé, en el cual, formó parte en distintos cargos de su Junta Directiva durante más de 25 años, al lado de los compañeros Antonio Mogollón y Orlando Chirinos, convirtiéndose los tres, en referentes nacionales como dirigentes clasistas y revolucionarios incorruptibles, llegando a ser respetados y reconocidos incluso por los propios patronos de toda la industria textil en el país.

Fundador y constructor de distintas organizaciones obreras y políticas, como la UNT, Marea Socialista, la Liga Unitaria Chavista Socialista (LUCHAS), a la que pertenecía en la actualidad, manteniendo siempre el internacionalismo proletario y su vínculo con distintas organizaciones políticas y sindicales a nivel mundial. Esa relación y su gran capacidad comunicacional lo hizo merecedor de ser reconocido e invitado a lo largo de su vida política a distintos eventos, Congresos y Conferencias internacionales, incluyendo, ser Delegado por Venezuela ante la Conferencia Internacional de la OIT.

Firme en sus ideas revolucionarias, intransigente en sus posiciones, optimista ante la lucha por el socialismo. Férreamente convencido desde muy joven, casi un adolescente de que la alternativa socialista es posible y que su lucha valía la pena. Leer el libro "Mi Vida" de León Trotsky", lo hizo trotskista para siempre. Nunca, lo vimos dudar, claudicar, o sentirse derrotado, a pesar de las crisis. Fue un internacionalista convencido, de que la revolución socialista no es posible, si no es mundial. Militó siempre en organizaciones trotskistas, vinculadas a la Cuarta Internacional.

Fue un comunicador innato. Su sueño fue ser periodista, y lo fue, empírico, lo practicó por su propia cuenta y a su manera. Era un lector incansable, escribió innumerables artículos de opinión en la prensa escrita, revistas y digital, documentos, folletos, presentación de libros, prólogos, y su última obra, la más amada por él, sus páginas Web. Insistoyresisto.com y 1resisto.com.

Desde hace más de 5 años tenía ese sueño, que hizo realidad en 2020, cuando quedó atrapado durante 9 meses en Brasil por la pandemia del Covid 19. Ahí, gracias al compañero Diogo, construyó su página Web "Insisto y Resisto.com", la cual fue sustituida por "1resisto.com", que se la diseñó nuestro nieto José David. Los últimos casi 4 años fue su Editor, se consagró a tiempo completo a sus publicaciones. Yo le ayudaba un poco, pero principalmente era él quien día y parte de la noche se dedicaba a la revisión, selección y publicación de materiales de distintas índoles. Me leía artículos, consultaba mi opinión. Recibíamos muchas buenas opiniones sobre las publicaciones, además de que también era el vocero de muchas luchas, en distintos países. Ese es su legado comunicacional.

Me queda la satisfacción que vivió plenamente, fue lo que quiso ser, hizo lo que le gustaba, y lo más importante, dedicó su vida a una causa justa, que los dos compartimos. Disfrutaba la vida y sus placeres, amaba el mar, le decían "come pescado"; tomador de café, le encantaban las reuniones de familia y con los amigos. Fanático del béisbol, y fiel a nuestro equipo Los Tiburones de La Guaira, quien esta temporada, después de 37 años sin ganar un campeonato, quedó campeón en Venezuela, y él estuvo emocionado y feliz, pero lamentablemente, no pudo verlo ganar también la Serie del Caribe. ¡Lo triste es que sus hijos, le grabaron el último juego porque queríamos verlo juntos cuando saliera del hospital, pero, oh qué triste amor, no fue posible! Amante de las cosas bellas, la música, las plantas a las que cuidaba con dedicación y abnegación, de las flores, siempre las compraba para adornar nuestro hogar, odiaba las artificiales. Amaba a los perros y los gatos.

Hoy, yo, su compañera de vida durante 42 años, sus hijos e hijas y niet@s queremos rendirle este merecido homenaje en reconocimiento a su vida, como compañero, como padre, como hombre de ideas y de luchas. Su vida fue una lucha constante hasta sus últimas horas. Solo me queda el consuelo de haber compartido con él una parte de mi vida y de haberle acompañado día a día en su enfermedad y hasta sus últimas horas. No olvidaré jamás ese: "te amo" entrecortado, que quedó grabado en mi memoria.

Eras tan radical, nunca aceptaste el llanto: ¡no llores, no sufras, no te angusties! No querrías que llore y sufra por tu partida, ¡eso es imposible! ¡Cómo no llorarte, carajo! Radical hasta para despedirte del mundo, no quisiste velatorio, rezos ni coronas. Hicimos tu voluntad mi amor ¡Te amaré por siempre y para siempre!

 

MENSAJES DE SUS HIJAS, HIJOS Y NIET@S:

 

AUGUSTO DAVID

Viejito ¿cómo estás? Perdón que te moleste, es que necesito unas cosas que solo tú me puedes dar y, bueno, me puedes regalar un minuto, y bajas de la nube en la que estás volando para que me cumplas estas peticiones, sabes como soy, me antojo de cosas casi imposibles. Podrías no fallarme, es que se me rompe un poco el corazón, y hoy solo tú puedes arreglarlo.

Pa, me podrías regalar un beso de esos toscos que me dabas al dejarme en el colegio?

Pa, será que me cuentas una historia que seguro no me importará, pero ese tiempo contigo será lo más grande?

Pa, me dejas llamarte al teléfono y luego de tres intentos me digas: ¿qué pasó hijo? Yo estoy aquí en la casa.

Papá, será que me puedes dar un consejo de esos que al final siempre decías: "sin pena y con seguridad"

Papá, quiero comer esas comidas raras que hacías y siempre me decías que eran una exquisitez.

Papá, mi hija pregunta si puedes jugar con ella porque te extraña mucho, y yo, también.

¿Viejito lindo, me podrías abrazar como cuando era pequeño, y me escondía en tu axila olvidando todo lo malo del mundo?

¿Viejito lindo, podrías decirme que nada malo pasará, aunque no estés, porque las tinieblas se me acercan y no quiero caer?

Mi viejo amado, solo quiero verte un segundo más, saber que estás orgulloso de mí, mira que a todo el que me pregunta por ti siempre les digo: yo estoy muy orgulloso de mi papá, él me enseñó tanto con sus métodos extraños y algunos hasta chistosos, pero que me hicieron ser un hombre, que prefiere ir por el camino más difícil, antes de pisar a otros para escalar.

Bueno mi viejo, no te pido nada más, toda una vida de luchas por tantas personas y nunca pedir nada a cambio, más que todos tengan derecho a tener más y vivir mejor. Hoy te libro de ese compromiso y te dejo que puedas volver a tu nube, mereces estar allí, pero recuerda, si regresas a este mundo, déjame ser tu hijo otra vez, aún me faltó mucho por vivir contigo. Te amo papá.

 

DALIA MARGARITA

Papá, desde mi niñez siempre te vi, luchando por la justicia social, la igualdad, lleno de pasión y convicción. Te defino profundamente humano, y eso lo evangelizaré, a mis descendencias venideras, el ser humano excepcional que fuiste.

Hoy entiendo tu misión en este mundo y te escogería nuevamente como padre, con tus defectos y tus virtudes. Gracias por ser ese abuelo que mis hijos recordarán. ¡Gracias, mi bello!

DINA BESTALIA

¡Papi, adiós! Nos faltó decirnos muchas cosas, y te faltó conocer a tu última nieta Adaya y a tu bisnieta Julieta. Al menos, te dije, ya en estos últimos meses, que te amo y te extraño. Perdóname papi, yo sé que ya no me escucharás, pero perdóname, yo te perdono. Abuelo amado por tus nietas. Me alegró cuando te pusiste bien y me partió el corazón, al irte, mi papi amado. Gracias por ser mi papito.

 

SERGIO DAVID

Aquí estoy, de nuevo pensando en ti, en lo injusta que es la vida, en lo rápido que te fuiste.

Tratando de asimilar tu ausencia, el vacío que dejaste en nuestras almas, en los corazones de tus nietas, que perdieron a su abuelo cuentero, payaso y chuchero, ese que siempre tenía los bolsillos repletos de chucherías, y se las daba escondido para que no las regañaran.

Perdí a mi viejo, el sabio que escribía de política, de economía, pero también de poesía, y no divorciaba la razón del corazón. El que los domingos se sentaba a leer 15 periódicos, aunque le dijéramos, que todos traían las mismas noticias, se molestaba y me decía que no dijera boberías. Eras el tipo duro con los hijos, que le costaba demostrar ese amor que sí sentías, y que esa última vez que te abracé, ese inolvidable enero en el que dejé el país, cuando me abrazaste y te vía llorar por primera vez, que llorabas por mí queriendo esconder tus lágrimas, y que, en tu infinita sabiduría, ¡qué no daría yo porque no hubieses sido tan sabio y te equivocaras y tu boca se hubiera vuelto chicharrón! Como te respondí, cuando dijiste que tal vez esa era la última vez que me abrazarías a mí y a tus nietas. Y me abrazaste sin querer soltarme, y en mala hora sonó el llamado que hizo que me soltaras, viejo.

Ahora sólo puedo llorar al recordar ese momento y tantos momentos juntos. Los viajes al Tocuyo, donde nos parábamos en Sanare, que no me gustaban esas arepas, pero tú te parabas a saludar a tus amigos. Cuánto daría hoy por volver a esos momentos bonitos en casa, tú cocinando tus exquisiteces, que solo a ti te gustaban, porque a nosotros no nos gustaba la alta cocina, ¡cuánto daría porque, aunque sea me regañaras con esa voz que metía miedo, por andar caminando contigo y te pararas mil veces a hablar con mil amigos, y yo, aburrido, de que me presentaras gente!

No sabes viejo, como extraño esas pequeñas cosas, que te hacían ser tú, mi papá, mi pa, Pérez Borges, el eterno fanático de La Guaira, el que todos los años me decía: "este año si, hijo". Y este fue, y no lo viste, no pudiste sentir esa alegría, es injusto e ilógico, aun no lo puedo creer, viejo, esto para mí es una pesadilla.

Te amo, viejo, y daría la vida por habértelo dicho más veces, y que supieras lo importante que siempre fuiste para mí, decirte que con todos tus defectos y con todas tus virtudes, te amo viejo. Descansa Pa, descansa, tuviste una vida plena, creaste una bonita familia. Descansa viejo, ya tu cuerpo que tan pesado y lastimado estuvo en los últimos días, dejó escapar su alma, para que vuele y viaje por el mundo, como tanto te gustaba, ¡VUELA SDPB, mi Pa!

 

SUS NIETAS Y NIETO:

 

ANDREA DE SION

Siempre admiraba lo inteligente que eras, que para todo tenías casi siempre una respuesta. Recuerdo, cuando niña, siempre orgullosa, le contaba a quien fuera que mi abuelo conocía casi todos los países del mundo, y era la niña más feliz cuando me traías regalos de tus viajes (créeme que aún los recuerdo casi todos).

En las mañanas atendías muchas llamadas, tomabas mucho café, te gustaba cuidar las plantas y las canciones de Mercedes Sosa. Una de tus actividades favoritas era cocinar, comer pescado los domingos, porque eso unía la familia. Aportaste tu granito de arena para esa lucha que mantuviste, te dormías tarde, escribiendo por horas en tu página, porque creías en tus ideales, y porque eras perseverante… Amabas el béisbol, era tu terapia sagrada, y no te perdías un juego de tu equipo Los Tiburones de la Guaira, y te alegraste mucho cuando quedó campeón.

¡Hoy me duele tu partida mucho, pero más me duele que no te puede despedir con un abrazo, más me duele que no esperaba esto! ¡Sino que te esperaba a ti, estaba muy feliz porque ya venías, porque nos íbamos a reencontrar!

¡Hasta siempre abuelo-papá, que conocía casi todos los países del mundo! ¡Te amo y qué orgullo ser tu nieta!

 

JOSE DAVID

Querido abuelo, las palabras no alcanzan para expresarla profunda tristeza que siento por tu partida. ¡Te extrañaré siempre!

Pero, a pesar del dolor, quiero que sepas que tu recuerdo vivirá por siempre en mi corazón. Llevaré conmigo tus valores, tu pasión por la vida, tu temple inquebrantable y tu lucha constante por tus ideales.

Me siento honrado y afortunado de ser tu nieto. Tu legado de amor, bondad y esfuerzo será mi brújula en el futuro. Te prometo seguir tu ejemplo y honrar tu memoria cada día de mi vida.

¡Vuela alto, querido abuelo! Descansa en paz y que la luz eterna te acompañe. Tu nieto que te quiere y te admira.

 

CAMILA VALENTINA

No ha pasado nada de tiempo, y ya te extraño tanto abuelito. No sabes cuánto me duele que hayas partido sin poder despedirme de ti. Si pudiera elegir quien fuera mi abuelo, siempre te elegiría a ti. Eres el mejor abuelo que podía tener, eras el más consentidor, el que nos llevaba a la bodega a elegir chuches cada vez que nos visitabas, y cuando venías siempre tenías los bolsillos repletos de caramelos, el que después que nos fuimos del país, siempre nos llamabas a mí y a tu portu, como llamabas a Aurelia. No dudo que fuiste el mejor papá que mi papá pudo tener, y no dejaré de decir que fuiste y siempre serás el mejor abuelo que una niña como yo pudo tener. ¡Estaré orgullosa de ser tu nieta para siempre!

 

EGLISMAR SOFÍA

Abuelo, tu partida fue algo que no esperábamos. Te recordaré como un buen hombre, y también como un buen abuelo. Gracias por todos los recuerdos que formamos juntos, y todos los chistes e historias que nos contabas. Te voy a extrañar mucho.

 

AURELIA VALENTINA

Te amo abuelito porque me dabas muchas chuches, y me decías que era tu portu.

 

ÉLEONOR

Abuelo, te extraño mucho y quisiera estar contigo un poquito más de tiempo.

 

Y nuestra nieta ADAYA y nuestra bisnieta JULIETA, a las que lamentablemente no conoció.

 

Argentina, marzo 4, 2024



Esta nota ha sido leída aproximadamente 978 veces.


La fuente original de este documento es:
1resisto (https://1resisto.com/2024/03/06/stalin-perez-borges-una-vida-de-luchas-amor-y-construccion-homenaje-de-tu-companera-de-vida-tus-hijas-hijos-y-nietas/)



Noticias Recientes:

Comparte en las redes sociales


Síguenos en Facebook y Twitter




Notas relacionadas

Revise artículos similares en la sección:
Trabajadores Aporreando


Revise artículos similares en la sección:
Actualidad