SIDOR al borde del colapso

Tal como lo hemos venido advirtiendo en SIDOR se está gestando una crisis de graves consecuencias que amenaza con paralizar su producción por falta de insumos; una de ellas es la calamita (un componente de carbono, calcio y magnesio) cuyo proveedor es canadiense. El cobalto, la caliza y la cal es otro trío de insumos fundamentales que comienza a escasear. La falta de esta materia prima se debe a la insolvencia que se tiene con estos proveedores. La falta de repuestos, el incumplimiento con la dotación de los equipos de protección a los trabajadores, el robo de materiales eléctricos y maquinarias. Algunos equipos están al borde del colapso, están reclamando urgentemente su modernización. A las estructuras hay que hacerles remodelaciones. Por información de los propios trabajadores nos han informado que se están “desviando” equipos que vienen en conteiner con el logotipo de SIDOR. Allí se ha enclavado una sociedad de cómplices, gerentes medios y altos, sindicaleros de diferente pelaje; unido a empresarios y proveedores inescrupulosos; conforman esa vieja razzia de la mafia siderúrgica. La empresa requiere gerentes de verdad, no figuras turísticas emperfumadas que se mueven a punta de improvisaciones, colocando parches aquí y allá.

Tenemos que pasearnos por algunas facetas de la contratación colectiva, que en estos momentos está en proceso de discusión; algunas clausulas económicas ya fueron discutidas y significan una fuerte carga para la salud de la empresa. Aprobaron una prima diurna equivalente del 30% del salario básico, por “asistencia al trabajo” (sic); con incidencia en el salario normal.

Se establece un incremento salarial del 10%, cada seis meses; que llaman rampantemente meritocracia; donde no se evalúa a nadie y se asigna linealmente y directamente. Al trabajador hay que estimularlos y recompensar sus esfuerzos para que una empresa logre sus objetivos trazados

Debemos alertar que todavía faltan catorce (14) clausulas económicas por discutir, que de aprobarse como lo están solicitando los sindicatos; SIDOR debería producir y vender 7 millones de toneladas de acero liquido anualmente, lo que significa construir otra siderúrgica, para poder cumplir con estos compromisos.

La anarquía esta carcomiendo como un cáncer toda la estructura de la empresa; en oportunidades se aplican pañitos de agua tibia; pero la planta reclama cambios estructurales; un movimiento que sacuda la conciencia del trabajador y lo arranque de la apatía: en dos platos una Gerencia Estratégica; que formule, que ejecute, que evalúe que regrese a los viejos estándares de mediciones. Requiere también una evaluación interna integral donde se haga a la brevedad una auditoria gerencial, una auditoria de mercado, una auditoría financiera, de producción y de investigación y desarrollo. En conclusión una auditoria que analice y evalué la interrelación entre estas áreas y de esta manera percatarse de las debilidades y fortalezas que sirvan de bases para fijar las estrategias y los objetivos. Debemos recordar que el General Justo Noguera, en el breve lapso que permaneció en SIDOR, logro algunos objetivos; tal vez los enemigos ocultos que se resisten al cambio, lograron su salida.


Esta nota ha sido leída aproximadamente 1965 veces.



Luís Roa

Licenciado en Administración de Empresas (ULA). Luchador social. Jubilado de CVG Alcasa

 Luisroa519@gmail.com

Visite el perfil de Luís Roa para ver el listado de todos sus artículos en Aporrea.


Noticias Recientes: