El ejemplo del pueblo hondureño y la evidente decadencia imperial

El pueblo de honduras ha dado suficientes muestras de capacidad y decisión en momentos cuando se ha puesto a prueba su disposición de lucha; creo que el imperialismo se equivocó a la hora de evaluar el lado más débil de la ALBA, se fue por Honduras y miren el ejemplo de ese pueblo, ese es uno de los graves problemas de los imperios, David contra Goliat y los resultados terminan derrumbando todo el andamiaje imperial.

La llegada de Manuel Zelaya a Tegucigalpa, coloca no solo al régimen de Micheletti, sino a quienes están detrás del golpe, en una situación difícil, la propia Hilary Clinton no le quedó otra cosa que admitir, que la llegada de Zelaya significa un gran paso para la solución de la crisis, Clinton fue una de las artífices del llamado Acuerdo de San José, cuyo único objetivo fue el de adormecer el golpe y que el pueblo desmayara, sin embargo, la respuesta está a la vista; la tenacidad de Zelaya y la voluntad de ese noble pueblo hondureño le propina una derrota más a las pretensiones imperialistas. ¿Por qué es una derrota para el imperio? Porque el pueblo hondureño le desbarató los planes de desaparecer en el tiempo la lucha por la resistencia, de adormecer la reacción popular y esta es la hora en que está más viva que nunca esta reacción y férrea voluntad de lucha, esto por si solo es un triunfo. Por otra parte, el pueblo logró demostrar y comprobar su capacidad organizativa y en el tiempo maceró las propuestas decantando las posiciones más blandas para terminar asumiendo las propuestas más definidas y contundentes que pasan por la constituyente en ese país que reivindique la participación popular ganada en la batalla de casi noventa días, de forma pacífica y apegados a la constitución hondureña, definitivamente el mundo cambia aceleradamente. Independientemente de los resultados ulteriores, ya el éxito político de Zelaya y sus partidarios es innegable y los adversarios de éstos están obligados a reconocerlo quiéranlo o no y todo eso se traduce en un rotundo triunfo de todo el pueblo Hondureño.

La desesperación de los dictadores coloca en evidencia que incluso el propio imperio, su maquinaria industrial militar y todos sus organismos de inteligencia no pudieron torcer la voluntad de un pueblo que lleva 3 meses en precarias condiciones pero con una voluntad de lucha inquebrantable, ya de por si esto representa una derrota para el imperio; por otra parte está la presencia del liderazgo de Chávez en este conflicto, el sólo hecho que éste diera el tubazo de la presencia de Zelaya en Honduras es más que suficiente para enviar el mensaje más contundente de unos pueblos que ya no se someten a los designios imperiales y con sus acciones modifican los planes elaborados en los más modernos laboratorios de guerra sucia que se pueda uno imaginar. No sabemos en estos momentos, ni podemos hacer conjeturas en torno al desenlace de la situación en Honduras, indudablemente que es grave, la dictadura precede con saña a reprimir al pueblo concentrado en los alrededores de la embajada de Brasil, por lo que se ve en primera instancia, el estamento militar pareciera estar aún monolíticamente unido al sector golpista, sin embargo, a pesar de todo, a pesar de la mayor influencia por parte de la Escuela de las Américas en ejército alguno en el resto del continente, a pesar de todo, el pueblo Hondureño sigue batallando y eso es bien significativo, pero también se demuestra que los pueblos revelados son capaces de destronar las posiciones más reacias y retrógradas. El ejemplo que nos está dando el pueblo Hondureño se regará por el continente, ya pasó la hora en donde el imperio hacia lo que mejor le parecía en estos países, es cuestión del pasado la existencia de pueblos adormecidos que no reaccionaban ante los ataques y vejaciones por parte de los asesinos formados en la Escuela de las Américas.

Lo evidente hasta estos momentos es precisamente que la dictadura de Micheletti cada vez está más sola, no en balde el embajador de honduras en Venezuela, Gernán Espinal, catalogó de "velorio" la declaración de Micheletti, rodeado de su entorno, el extremo de la desesperación del dictador se planteó cuando éste llama a derrocar al presidente Chávez, critica a Oscar Arias e incluso a los propios gringos "Yo creo que lo de Arias terminó una vez que Zelaya llegó aquí, esto inmediatamente rompe todo acuerdo establecido. Respeto la opinión de los gringos pero digan lo que digan, esta es nuestra posición soberana tomada por el pueblo hondureño", pareciera que a "Don Micheletti" se le fueron los tapones luego de observar a un Zelaya sonriente que saludaba a su pueblo desde el balcón de la embajada Brasileña.

Llama la atención las palabras de Micheletti el día de ayer, "espero que Hilary y Arias después del goce que les produjo el regreso de Zelaya hoy, no se arrepientan si mañana hay consecuencias que lamentar", habría que preguntarse lo que tiene en mente este señor, demuestran que los días de gloria de este dictadorzuelo están llegando a su fin, como lo señaló Fidel, si no fuera por la ayuda gringa al régimen, "este ni respiraría" y a eso le teme Micheletti. Pasaría este oscuro personaje como muchos otros de lo sublime a lo ridículo, ayer, la imagen del "hombre fuerte", apoyado por la maquinaria imperial, hoy pareciera ya no servirles y EEUU como siempre huye por la derecha y deja en la estocada a quien embarca en las aventuras golpistas. De lo que si estamos seguros es que los EEUU no hacen esto llenos de dicha, simplemente se resignan ante una realidad inevitable; las declaraciones de Clinton se enmarcan en medio de una realidad completamente distinta a otros tiempos, enfrentar a un pueblo que tiene ya casi tres meses en las más paupérrimas condiciones resistiendo en una batalla y cada día más convencido de su líder, encontrar a un líder de la talla de Zelaya que está dispuesto a arriesgar su pellejo por la defensa de su pueblo cuando tranquilamente pudiera haber seguido en una especie de "turismo diplomático" tal cual lo hubieran preferido en la casa blanca para cambiar esa situación por "poner la carne en el asador" independientemente de las consecuencias. Para los gringos es sin duda una terrible derrota y en medio de esos intentos por salvar algo dejan al payaso de Micheletti en la estocada...pareciera ser este el triste final de este dictadorzuelo que juraba y perjuraba que el imperio le sería consecuente hasta las últimas consecuencias, la realidad pareciera demostrar lo contrario.

Lo que está ocurriendo en Honduras se refleja igualmente en el caso colombiano y quienes pretenden vender a Uribe como "el líder necesario de la derecha", a estos personajes de esta calaña la historia seguramente les tiene reservado un triste final, el final de quienes fueron "muy valientes" mientras tenían el respaldo de la base de palmerola en Honduras y del plan Colombia más siete bases militares en su país, en el caso colombiano. Los pueblos han hecho suficientes demostraciones de arrojo a la hora de defender sus derechos y el caso de Honduras es altamente aleccionador para el mundo y muy especialmente para Latinoamérica. Lo de Honduras es el más fiel reflejo de la profunda crisis existencial del imperio gringo, los pueblos le enrostran y le dicen que cuando tienen líderes de la talla de Zelaya, Hugo Chávez, Rafael Correa, Evo Morales, Daniel Ortega y al frente de ellos al comandante de todos, al comandante de las ideas, a Fidel, estos pueblos se hacen invencibles... ¡ese es el mensaje a los gringos!


latojeda@gmail.com



Esta nota ha sido leída aproximadamente 1835 veces.



Luis Alberto Toro Ojeda

Publicista. Militante de izquierda. Integrante del Frente Bicentenario de Campesinos del estado Trujillo. Integrante del PSUV.

 latojeda@gmail.com      @latojeda

Visite el perfil de Luis Alberto Toro Ojeda para ver el listado de todos sus artículos en Aporrea.


Noticias Recientes:

Comparte en las redes sociales


Síguenos en Facebook y Twitter



Luis Alberto Toro Ojeda

Luis Alberto Toro Ojeda

Más artículos de este autor