Desinformación, falsedades y medias verdades en su comunicado

John Kerry, a la derecha de Bush en cuanto a Venezuela

El candidato del partido Democrático estadounidense John Kerry, publicó en su sitio Web al 19 de Marzo, un comunicado fijando posición sobre la coyuntura política actual en Venezuela. Dicho comunicado, obviamente dirigido a ganar el voto de la derecha del estado de Florida, repite numerosas falsedades sobre Venezuela, lo cual seguramente hará que muchos progresistas y de la izquierda light que odian a Bush, se terminen de desilusionar con Kerry.

Para quienes no lo conocen, John Kerry es uno de los senadores estadounidenses que ha recibido más dinero de corporaciones que hace cabildeo y que moldean la política estadounidense de acuerdo a sus intereses.

Kerry votó para autorizar la guerra contra Irak, luego de apoyar por muchos años las sanciones económicas genocidas contra Irak, que mataron a más de medio millón de niños mientras Saddam disfrutaba en su palacio.

Igualmente, Kerry apoyó activamente la aprobación del Tratado de Libre Comercio con México y Canadá.

Y no es para sorprenderse, John Kerry y su esposa Teresa Heinz Kerry, son propietarios de al menos cinco casas o mansiones valoradas en unos 33 millones de dólares. La señora Heinz pertenece a la familia propietaria de la famosa compañía de salsas de tomate.

Una cosa está clara; a pesar de la retórica anti-Bush, Kerry sería sólo uno más de la larga cadena de presidentes al servicio de las corporaciones estadounidenses.

Mentiras sobre Venezuela

En su declaración, el millonario senador llama a mantener “la presión internacional para que el Presidente Chávez permita la realización del referendo”. ¿En qué parte de la Constitución de la Republica Bolivariana de Venezuela dice que el Presidente puede autorizar la realización de un referendo revocatorio aún cuando no se hayan llenado los requisitos para el mismo? Lo cierto del caso es que la oposición no ha llenado los requisitos legales para que se convoque a un referendo. Por otro lado, valdría la pena preguntarle a Kerry si Chávez está o no en su derecho de reclamar y denunciar irregularidades en el proceso de recolección de firmas si cree que se cometió fraude durante ese proceso.

Continúa el comunicado diciendo; “durante su administración el Presidente Chávez ha socavado repetidamente las instituciones democráticas, tomando medidas extra judiciales que incluyen encarcelamientos políticos, con la intención de consolidarse en el poder.”

¿Medidas extra-judiciales para consolidarse en el poder? ¿Se referirá Kerry las dos elecciones presidenciales ganadas por Hugo Chávez con márgenes históricos? ¿O quizás al hecho de que los partidos que apoyan a Chávez controlan la Asamblea Nacional porque el pueblo votó mayoritariamente por ellos?

En cuanto al tema de los “presos políticos”, queda en evidencia la influencia de los medios de desinformación venezolanos, del nivel de influencia de la oposición a través de sus contactos en EE.UU. y el nivel de ignorancia del equipo político de Kerry en torno al tema. Valdría la pena que Kerry explique si son presos políticos aquellos estadounidenses (incluyendo algunas monjas) encarcelados por cruzar una línea blanca durante las protestas pacificas contra la Escuela de Las Américas en Fort Benning, Georgia. Sería igualmente interesante saber qué harían las autoridades estadounidenses con individuos capturados en la calle portando armas de guerra sin permiso, algunos de los cuales dispararon contra la Guardia Nacional y contra periodistas durante los disturbios en los cuales cerraron decenas de avenidas de Caracas.

Kerry menciona a la relación de Chávez con Fidel Castro como evidencia de que Chávez podría no estar comprometido para liderar un gobierno democrático. ¿De cuando acá la cooperación bilateral entre los gobiernos de dos países está sujeta a la aprobación de un tercer país? En todo caso, los Estados Unidos, país que como lo dijo el Dr. Martin Luther King, es el mayor promotor de la violencia en el mundo, es el país que más ha promovido las dictaduras y que más gobiernos tanto dictatoriales como democráticamente electos ha derrocado en el mundo. ¡Qué cinismo el de Kerry!

Si las credenciales democráticas de un Presidente se miden por sus relaciones con líderes no democráticamente electos, entones la relación de Estados Unidos con el General Pervez Musharraf, con el Rey Fahd de Arabia Saudita, y con dictadores del pasado como Saddam Hussein, Pinochet, Manuel Noriega y otros, convierte a los presidentes de EE.UU. en los más antidemocráticos de la historia.

“Las políticas del Presidente Chávez han sido perjudiciales para nuestros intereses y los de nuestros vecinos,” continua Kerry. Obviamente, el Senador se refiere a los intereses de las corporaciones transnacionales de las que él es un fiel servidor, ya que la oposición de Chávez al ALCA y a la OMC, su apoyo a las luchas de los indígenas y trabajadores, y su lucha por la autodeterminación de los pueblos de Latinoamérica, van en contra de esos intereses transnacionales. Las políticas de Chávez y de quienes luchamos con él, no están destinadas a perjudicar a los trabajadores y el pueblo de EE.UU. sino a favorecerles. Las medidas de Kerry como su apoyo al Tratado de Libre Comercio con México y Canadá, al ALCA y a la guerra contra Irak, son las que han perjudicado a la mayoría trabajadora de EE.UU., cuyos salarios se han visto reducidos y quienes han perdido millones de puestos de trabajo. Todo esto a la vez que las transnacionales se llenan los bolsillos aumentando los niveles de explotación.

A la derecha de Bush

“[Chávez] ha puesto en riesgo los esfuerzos para erradicar los cultivos de droga, permitiendo que Venezuela se convierta en un paraíso para los narcoterroristas y sembrando inestabilidad en la región, con su apoyo a los insurgentes en Colombia.” En este tema Kerry está claramente a la derecha de Bush, cuyo gobierno ha reconocido los esfuerzos de la administración Chávez en relación a la lucha anti-droga. “Venezuela ha realizado notables avances en la interdicción del tráfico de drogas… El decomiso de drogas se incrementó drásticamente”, dijo a principios de Marzo Robert B. Charles, subsecretario de Estado para asuntos de narcotráfico internacional. Además, el informe estadounidense sobre la evaluación de 195 países en la lucha contra el narcotráfico en el 2003 dijo que “Los decomisos de heroína se mantuvieron iguales que en el 2002 en una media tonelada, el nivel más alto en Sudamérica por cuarto año consecutivo”. Incluso, la Embajada de EE.UU. en Venezuela dice “los efectivos Venezolanos de la lucha contra el narcotráfico son dedicados, profesionales y sinceros en sus esfuerzos por combatir el narcotráfico y el abuso de las drogas en Venezuela”

El General James Hill del Comando Sur de las Fuerzas Armadas de EE.UU. ha dicho públicamente que no existen evidencias de ayuda del gobierno venezolano a grupos insurgentes de Colombia.

“El referendo ha dado a la gente de Venezuela, la oportunidad de expresar sus puntos de vista sobre la presidencia, a través de legítimos medios constitucionales. La comunidad internacional no puede permitir al presidente Chávez subvertir este proceso, como ha intentado hacerlo hasta ahora.” El millonario senador de manera conveniente omite que el pueblo también a través del voto eligió una Asamblea Constituyente para que redactara una nueva Constitución y quefue Chávez quien propuso a la Asamblea la idea de los referendos. ¿Subvertir este proceso, como ha intentado hacerlo hasta ahora? Sería interesante que Kerry citara ejemplos de esa “subversión” y dejara de sacar frases tendenciosas sin basamento.

Kerry dice que Chávez debe ser presionado para que cumpla con los acuerdos que él firmó con la OEA y el Centro Carter para que se realice el referendo. ¿Qué acuerdo firmó Chávez? Si Kerry se refiere a los acuerdos entre gobierno y oposición firmados el año pasado, vale la pena recordar que en ningún párrafo, esos acuerdos mencionan la realización de un referendo, sino el compromiso de respetar la Constitución en una salida pacifica a la coyuntura política.

Kerry pide respeto a la libre expresión y la liberación de los “presos políticos”. Es por todos sabidos que en la Venezuela actual cualquiera es libre de expresar sus opiniones sin temor de ir a la cárcel como ha sucedido en gobiernos anteriores. No existen periodistas encarcelados o medios cerrados como en gobiernos anteriores. Los detenidos durante los disturbios recientes fueron imputados de sus cargos delante de un fiscal del Ministerio Público, la mayoría de ellos han sido liberados, y quienes permanecen detenidos tienen cargos de posesión ilegal de armas, en muchos casos, armas de guerra.

Conclusiones

El panorama electoral para los progresistas y la izquierda en los EE.UU. es patético. Ante un Bush que asusta mucho a la izquierda moderada, la estrategia del partido demócrata, supuesto “partido del pueblo”, es de amoldar sus políticas para lograr el apoyo de la derecha o de los indecisos. Los demócratas dan como un hecho el voto de los progresistas y de la izquierda moderada, quienes han caído en la estupida estrategia de “cualquiera excepto Bush”. Poco les importa que Kerry sea un millonario al servicio de las corporacione, que apoyó la guerra contra Irak y que se opone a los matrimonios de homosexuales. Quienes tienen la valentía de apoyar candidatos que presentan una plataforma anti-corporativa, anti-guerra y en beneficio de las mayorías como lo plantea Ralph Nader, son tildados de ser “agentes de Bush”, ya que dividen a la oposición y supuestamente limitan sus posibilidades de vencerlo. Sin embargo, el discurso de Kerry hace necesario que existan candidatos a la izquierda de él haciendo presión para que no se subestimen las demandas progresistas.

Con el comunicado sobre Venezuela, es obvio que los que manejan la campaña de Kerry, buscan atraer el voto de la derecha cubana del sur de Florida para ganar ese estado el cual fue decisivo en las pasadas elecciones. Bush tiene en estos momentos un 60% de apoyo entre el medio millón de cubano-estadounidenses registrados para votar en Florida. El presidente Bush es acusado en estos momentos de no cumplir sus promesas electorales de endurecer su postura contra Fidel Castro.

Quienes tenían algún tipo de ilusiones sobre una mejoría en las relaciones de Venezuela con los EE.UU. en un gobierno de John Kerry, terminen de abrir los ojos y comprendan que nadie llega a la presidencia del imperialismo estadounidense para respetar la autodeterminación de los pueblos, sino para tratar de seguir subyugándolos y explotándolos.

Ante tanta desinformación, falsedades y medias verdades, vale la pena preguntarse de dónde saca entonces el equipo político de Kerry sus informaciones, o mejor dicho ¿Qué grupo de la oposición venezolana es el que le está proporcionando la “información” al equipo político de Kerry? Quienes les interesa que este millonario tenga una visión menos distorsionada de Venezuela, deberían investigar esto.



Esta nota ha sido leída aproximadamente 3905 veces.



Martín Sánchez

Co-fundador de Aporrea.org.

 martin@aporrea.org      @MartinSanchezVE

Visite el perfil de Martin Sanchez para ver el listado de todos sus artículos en Aporrea.


Noticias Recientes: