El último museo

La información tiene ahora una catedral de 76.000 metros cuadrados en la avenida Pennsylvania, muy cerca de la Casa Blanca y el Capitolio, el Newseum. Un museo de la información en pleno centro de Washington DC. Cientos de horas en videos, 14 galerías, 15 aulas y 2 estudios de televisión. Joe Urschel, director de la pinacoteca, declaró: "El Newseum es un museo que muestra la importancia de la información y la prensa libre en una sociedad libre"; esta reincidencia en el término libertad se parece al uso que organismos como la SIP hacen de la frase hecha: "Libertad de expresión".

Este museo fue iniciativa de Al Neuharth, fundador de USA Today. El Newseum perpetuará la acción mediática global, dirigida por las corporaciones en la manipulación de la realidad del siglo XXI y sus orígenes. Se recogen las primeras planas de periódicos, entre la que destacan el titular del 1° de septiembre de 1939, que anunció la Segunda Guerra Mundial: Hitler ataca a los polacos. La sala del centro está dedicada al ataque a las Torres Gemelas de New York.

Este museo servirá para dejar testimonio del poderío de EEUU sobre el planeta. El presentador del espectáculo es protagonista, hacedor de realidad. Pero desde nuestra perspectiva, desde nosotros que hemos sido víctimas del poder mediático, qué de nosotros quedará en este Museo. Las víctimas de Ruanda, la injerencia en Latinoamérica, el Plan Cóndor o el ataque permanente a Cuba y a Venezuela.

Mostrará la verdad sobre la Franja de Gaza, Pakistán, China, Nigeria, Zambia... o seguiremos creyendo que la barbarie queda en el Extremo Oriente, origen de la civilización.

Conseguirán el espacio que exprese la magnitud de este horror reciente con que Estados Unidos domina las antiguas colonias que sobreviven con la herida de haber sido dominadas por el dios y la lengua del invasor.

Y la curaduría de este museo ¿quién la ejerce? De quién dependerá el criterio museográfico para darle forma a la maquina del simulacro, ¿No sería una forma de censura? ¿Un atentado a la libertad de expresión? Sería interesante conocer este espacio, el mundo virtual tiene su museo, su historia por y desde siempre.

Me pregunto cómo quedará plasmada la acción mediática global, la apropiación de lo real por las transmisiones en vivo, la sustitución de la capacidad de discernir por la de consumir. Todo muy elaborado, cercano, adherido a los prejuicios y los miedos, adherido a lo peor de nosotros mismos para no sentir ni deseo ni necesidad. Para sentir el ansia del mundo que reproduce la industria del entretenimiento con el norte preciso de activar la indolencia de los cuerpos, únicos testigos restantes de lo real y sus consecuencias.

No es improbable que una de las salas del Newseum esté dedicada al Premio Santa Sofía que recibiera el fraudulento reportaje de Venevisión sobre el que se armó el golpe de Estado de 2002. Sabemos que los pistoleros de Llaguno se defendían de la embestida de la Policía Metropolitana. La verdad se impuso a pesar del poder de la imagen que reiteradamente acusaba a los culpables de una masacre que había activado un vacío de poder, etc. Este cuento macabro fue disuelto por el pueblo y hasta los fanáticos opositores sacaron las banderas de las ventanas y sucumbieron en el tenebroso silencio impuesto por los medios de comunicación.

Podemos deducir, por las consecuencia de la manipulación mediática global, que este nuevo museo de la información funcionará para el visitante como una suscitativa galería del horror contemporáneo.

Escritora


Esta nota ha sido leída aproximadamente 2692 veces.



Stefania Mosca


Visite el perfil de Stefanía Mosca para ver el listado de todos sus artículos en Aporrea.


Noticias Recientes:

Comparte en las redes sociales


Síguenos en Facebook y Twitter



Stefanía Mosca

Stefanía Mosca

Más artículos de este autor


Notas relacionadas


US mp N GA Y ab = '0' /tiburon/a55028.htmlCd0NV CAC = Y co = US p hace 3 = NO