"No creibles" las acusaciones del gobierno del presidente Nicolás Maduro contra la DEA y la CIA

Como siempre el gobierno norteamericano asombra mi capacidad de asombro, pero hoy me han asombrado más, al toparme con las declaraciones de la portavoz de la Casa Blanca Karine Jean-Pierre quien aduce que las acusaciones del Gobierno del presidente, Nicolás Maduro, sobre planes de la «extrema derecha venezolana» para asesinarlo con «apoyo» de la CIA y de la DEA, no son creíbles.

Me sorprende y asombra; aunque debería estar acostumbrado al doble rasero yanqui; que salgan ahora con eso.

¿Que estén involucrados en los cinco planes conspirativos contra Venezuela, que tiene de extraño?

El Presidente de México López Obrador confirmó la salida de 14 agencias de cuatro Departamentos de Estado, como la CIA, DEA, FBI, para mencionar alguna, que operaban por encima de la Constitución y las leyes. En pocas palabras el gobierno mexicano las sacó y no precisamente por santos.

Existen múltiples ejemplos en donde los Estados Unidos de una manera u otra, han tenido las manos metidas en Latinoamérica, en el mundo también, pero ahora nos referiremos en Nuestra América, voy a mencionar algunos.

No podemos olvidar la injerencia de los Estados Unidos en Guatemala que comenzó en 1944 cuando la dictadura de Jorge Ubico fue derrotada en un alzamiento popular, la gente harta por tantas injusticias, sobre todo por la actuación de la The United Fruit Company, que esclavizaba a los campesinos, arrebatándoles las tierras y haciéndoles trabajar para ellos por un salario miserable.

Diez años después en el gobierno de Eisenhower actúa bombardeando la capital de Guatemala, con una intervención yanqui en donde masacraron líderes campesinos y comunidades enteras destruidas.

Al final murieron 200 mil personas y las empresas norteamericanas regresaron para seguir esclavizando al pueblo

En Haití después se produce un levantamiento popular en contra de la salvaje dictadura de Francois –Duvalier, la CIA actúa ayudando al dictador a crear un ejército que sirvió para agredir cualquier comunidad rebelde.

Después el heredero de Duvalier, Jean Claude; conocido como "Baby"; ordenara masacres en donde fueran asesinadas más de 100 mil personas. En 1986 al producirse una rebelión en contra del vástago Duvalier, un avión de los yanquis lo rescató y lo llevaron a Francia.

En Brasil los gringos injerían en el año de 1964, el Presidente Joao Goulart, que fue elegido democráticamente realizo reformas que no gustaron a las trasnacionales norteamericanas, entrega de tierras al pueblo , la CIA entra en acción y derrocó a Goulart e implantan una dictadura que duraría 19 años, eliminando todos aquellos que tuviesen pensamientos de izquierda.

En Uruguay en 1969 la CIA instaura una dictadura a la orden de Juan María Bordaberry que dura 12 años, asesinando decenas de miles de ciudadanos uruguayos.

Al tomar el Poder en Bolivia el General Juan José Torres trayendo reformas para el pueblo, se convierte en enemigo automáticamente de los norteamericanos y el General Hugo Banzer apoyado por la CIA conduce un golpe contra Torres en 1971.

En su gobierno Banzer asesina cientos de líderes políticos, desatando una gran represión apoyada por los Estados Unidos.

No es una falacia de mi parte, ni un invento. En 1975 una Primera Comisión de Investigación del Senado de los Estados Unidos se pronunció de esta manera sobre la injerencia en Chile: "En 1970 el Gobierno de EE.UU. intentó evitar, de manera encubierta, que Allende llegara a la Presidencia de Chile. Cuando ese intento fracasó, el apoyo encubierto a la oposición fue parte de las acciones que emprendió oficialmente: posición diplomática 'fría, pero correcta' y presión económica. Del apoyo a lo que EE.UU. consideró fuerzas democráticas y progresistas en Chile pasamos a alentar el derrocamiento de un gobierno elegido democráticamente".

Desde la Web del Departamento de Estado se puede uno encontrar con un comunicado del embajador de esa nación en Chile, diez días después que Salvador Allende fuese el candidato más votado y faltando un mes para el Congreso de Chile votará una segunda vuelta.

Los yanquis pretenden manejar la opinión pública y crear una matriz de opinión para la prensa en Europa, negativa en contra de un gobierno de izquierda, señalando que se están apropiando de los medios de comunicación y las universidades y previenen del peligro económico del Gobierno de Allende.

Con su actitud maquiavélica involucran a la Iglesia Católica, ¡Que rarooooo!, para que pidiera los votos para el candidato de derecha Eduardo Frei y de una forma clara amenaza a los militares recordándoles que dependen de los suministros norteamericanos, conceden más dinero para financiar al derechista, para sobornar a congresistas, que elegirían al presidente.

Se encuentra documentado que dicen como el Gobierno de Nixon, al considerar amenaza Allende trató de hundir rápidamente a ese gobierno, invirtiendo una gran cantidad de dinero, favorecieron la crisis económica, crearon inestabilidad y fortalecieron a los militares para que acabaran con el gobierno de Allende.

Pinochet gobernó los siguientes 17 años. Mandó encarcelar a 80 mil personas; tortura a 30 mil, y asesina a 3 mil 200.

Encontramos la mano peluda de la CIA y del Pentágono en Argentina en 1976, donde se sufrió la dictadura más sangrienta de América Latina, en donde existieron campos de tortura, masacres, violaciones, violencia contra la mujer embarazada y asesinatos de niños y niñas, se habla de 30 mil asesinados. Bueno seguramente dirán que son informaciones poco creíbles.

En el Salvador en la masacre de los seis sacerdotes jesuitas la CIA como el FBI, contaban con documentos y soportes gráficos, audios sobre ese hecho y se negaron a dar información.

Allí el gobierno norteamericano apoyó una dictadura salvaje que duro desde 1931 hasta 1981, 50 años de masacres de indígenas y campesinos. Ese país era controlado por 13 familias apoyadas por Washington, quien entrenó al ejército, sumiendo en una guerra civil 12 años con 75 mil personas asesinadas.

Sobre Nicaragua solamente me voy a referir a la injerencia norteamericana después de la caída de Somoza, voy a obviar los de principio del siglo pasado la invasiones de los Marines, sería este articulo demasiado largo acusar a los yanquis de lo que ellos siempre niegan: Su sucia injerencia para llenarnos de miseria en nombre la libertad, como escribió un día Bolívar.

Al caer la dictadura de Somoza, apoyada por el Pentágono, se formó un consejo de cinco personas para levantar al país después de tantos años de guerra civil. Con medidas para reconstruir a la nación, como eliminar el analfabetismo, nacionalización de la tierra, mejorar el sistema de salud.

Los que eran simpatizantes de Somoza huyen a Miami y junto a los "gusanos" cubanos forman un grupo política de influencia en la política estadounidense, los integrantes de la Guardia Nacional Somocista se refugiaron en Honduras y Costa Rica.

Desde allí se comienza una guerra contra el Gobierno Sandinista en donde murieron 50.000 personas, el daño económico se estimó en 17 mil millones de dólares.

Se impone un embargo contra Nicaragua en 1984 por parte de los Estado Unidos cuando es elegido Daniel Ortega como Presidente y al tiempo estalla el escándalo Irán-Contras, en donde la CIA vendía armas a Irán y con los recursos financiaba a la Contra nicaragüense

Los yanquis someten una serie de ataques contra el territorio nicaragüense en los años 83 y 84, incluyendo los ataques en Puerto Sandino el 13 de septiembre y el 14 de octubre del 83, el ataque a Corinto el 10 de octubre, el ataque a la base naval de Potosí el 4 y 5 de enero del 84, el ataque a San Juan del Sur el 7 de marzo del 84, los ataques a patrulleras en Puerto Sandino el 28 y el 30 de marzo del mismo año y el ataque a San Juan del Norte el 9 de abril de 1984.

Con informaciones "poco creíbles" se anuncia la injerencia yanqui en Panamá, después que uno de sus agentes se convierte en dictador, pero antes la CIA había asesinado, colocando una bomba en su avión, al General Presidente Omar Torrijos cuando intenta sacar a los estadounidenses del Canal de Panamá

Mientras Noriega obedeciera a los Estados Unidos no había problemas, apoyó el tráfico de drogas para comprar armas en Irán y entregárselo a los Contras nicaragüenses, pero cuando designó a Francisco Rodríguez como Presidente de Nicaragua en vez de Guillermo Andara y hostigó las bases militares gringas en su país, invaden los gringos a Panamá n 1989, matando 3.500 personas.

Los Estados Unidos así muestren un doble rasero nunca cambiaran, así nieguen lo que después sus archivos desclasificados demuestran, siempre han actuado igual, diferentemente sean Conservadores o Demócratas los que manden.

En Perú cuando resulta electo Alberto Fujimori, estuvo acompañado por un presunto agente de la CIA llamado Vladimiro Montesino, desencadenó de un golpe de Estado, disolvió el Congreso y encarceló a los miembros de la Suprema Corte de Justicia, patrocinado y financiado por la CIA

No es un secreto que la DEA se ha visto inmiscuida en múltiples escándalos en Colombia, voy a citar cuando agentes especiales de la DEA celebraron fiestas con prostitutas pagadas por los narcotraficantes, pero también recibían dinero, regalos y armas de estos.

El Departamento de Justicia yanqui según informe: "la posibilidad de que equipamiento e información de la DEA se haya visto comprometido como resultado de la conducta de los agentes".

En Honduras gente de la DEA, en un operativo antinarcóticos, asesinaron cuatro personas, entre ellos a un niño de 14 años y una mujer, pero alegaron que había sido en defensa propia, pero luego se descubrió que era falso.

Aunque la Casa Blanca, hipócritamente niegue algún tipo de vinculación en acciones en Venezuela contra el Gobierno elegido democráticamente, existen por parte de la CIA una larguísima historia de intervenciones violentas en Latinoamérica.

Han recurrido al secuestro y asesinatos de líderes sociales, políticos, militares, además se infiltran para causar desestabilización, incitar a la violencia y causar crisis económicas y sociales y de eso los venezolanos tenemos un largo aprendizaje de aguantar las medidas coercitivas contra Venezuela.

A la portavoz de la Casa Blanca Karine Jean-Pierre se le olvida que esta injerencia está claramente señalada en documentos desclasificados por ellos mismos o en medios como WikiLeaks que han indicado estas operaciones que hoy declaran como "poco creíbles".

En Venezuela las etapas de la injerencia norteamericana no es nueva, desde los gobiernos de la democracia representativa; para calificarlos bonito; existía en Fuerte Tiuna una oficina de las Fuerzas Armadas yanquis.

Seguramente algo hacían allí.

Ya conocemos la participación yanqui en el Gobierno de Hugo Chávez, incluyendo en el golpe de Estado del 2002 y el Presidente Maduro no ha escapado de estas agresiones.

En febrero del año 2015 el Presidente de Venezuela acusa que los norteamericanos captan oficiales de la Aviación y del Ejército para llevar a cabo un golpe de Estado en el país

Ese mismo año Obama anuncia nuevas sanciones contra nuestra Patria por presuntas violaciones de Derechos Humanos y anuncia la amenaza "inusual y extraordinaria" que representa Venezuela para EE.UU.

Ese mismo año el "esbirro", perdón, el Jefe del Comando Sur cuestiona la voluntad del gobierno venezolano de combatir el narcotráfico, claramente con la intención de hacer lo que una vez realizaron en Panamá.

En agosto del 2015, un funcionario del Departamento de Estado, impone que varios opositores que están vetados para participar en elecciones se habiliten, siendo una descarada injerencia en los asuntos políticos de una nación soberana. Pero por favor no piensen mal de una nación tan respetuosa de los Derechos Humanos como los gringos, sino recordemos Vietnam, Afganistán, Irak, Siria, Palestina y mejor paró de contar.

Intervienen descaradamente en los asuntos políticos internos del país cuando John Kerry, que era en esos momentos Secretario de Estado, pone en duda la actuación de la justicia venezolano en contra del cándido niño Leopoldo López, santo varón, líder de cuantas guarimbas se han dado en Venezuela, entre ellas las del 2014 y 2017.

En el mismo año vuelve John Kerry a pronunciarse, afirma que la democracia venezolana es imperfecta, muy buenas intenciones de un representante de la mejor "democracia" del mundo.

No quiero profundizar en la alharaca del esbirro de Almagro, ya que se haría muy extenso, pero no es un secreto que el "bien intencionado" secretario general de la OEA, ha solicitado varias veces aplicar la Carta Democrática contra Venezuela.

El 13 de enero del año 17 Obama y sus compinches de la White House renueva el decreto de "amenaza inusual y extraordinaria". ¡Que peligro representa Venezuela para los yanquis!

Al llegar Donald Trump al poder, apoya a Almagro para la aplicación de la "mentada" Carta Democrática contra Venezuela.

El subsecretario de narcotráfico estadounidense William Brownfield ataca las políticas de combate contra el tráfico de drogas de Venezuela.

El gobierno venezolano denuncia al jefe del Comando Sur, Kurt Tidd, que declaró que la situación en la nación latinoamericana podría cambiar si se daba una respuesta a nivel regional.

Los gringos tratando de injerir una vez más en la política venezolana sancionan a 13 funcionarios venezolanos y como no pueden impedir el Proceso Constituyente sancionan al Presidente de Venezuela.

Trump señala el 11 de agosto que tenía muchas opciones para Venezuela, incluyendo una posible intervención militar de la forma más descarada posible.

Sobre lo acontecido en la injerencia y agresiones de EE.UU cuando el bufón diabólico del Juan Guiado, plagadas de la estupidez de ese imbécil, no voy a mencionar, ya es suficiente para creer, que cualquier cosa que hagan los estadounidense no debe sorprender, pero lo que asombra es que lo nieguen y señalen como "poco creíbles" los ataques contra una nación soberana como siempre lo intenten hacer.



Esta nota ha sido leída aproximadamente 1306 veces.



José Rosario Araujo


Visite el perfil de José Rosario Araujo para ver el listado de todos sus artículos en Aporrea.


Noticias Recientes: