El golpe más que económico es petrolero

Resultan públicos y notorios los actuales planes de desestabilización que se han venido activando recientemente desde el norte para atentar contra el gobierno democrático de Venezuela.  

En días pasados, tal como lo reseñara Eva Golinger en un artículo publicado en Aporrea1, el ex-secretario de estado de los EEUU, Lawrence Eagleburger declaró a un reconocido canal de televisión norteamericano, que Washington “debe hacer lo posible para dificultar la situación económica en Venezuela”.  

Más adelante, en la entrevista que el periodista David Ashman le concediera a este político del imperio, el señor Lawrence Eagleburger comentaba lo siguiente: “… la reciente caída en los precios del petróleo estaba afectando la capacidad de Venezuela de pagar sus cuentas”. 

La periodista Eva Golinger, al igual que otras connotadas  figuras de la vida pública Venezolana, entre los que se incluyen el profesor Vladimir Acosta y hasta el mismo presidente de la República, el Comandante Hugo Rafael Chávez Frías han denunciado lo que resulta ser la nueva estrategia del imperio para derrocar al gobierno de la República Bolivariana de Venezuela. Especulación, acaparamiento, desabastecimiento, son sólo la punta del iceberg de la estrategia que han echado a andar George W. Bush y sus halcones en nuestro país.  

Intentar sacar más conclusiones sobre la conspiración resulta innecesario, son suficientes las evidencias que se han presentado hasta la fecha y que se corresponden claramente con las declaraciones de este ex alto funcionario de la administración Bush.  

“su popularidad con el pueblo venezolano sólo se mantiene si la mayoría se siente con la capacidad de mejorar su nivel de vida y bienestar. Si en algún momento, la situación económica se pone grave, la popularidad de Chávez en su país declinará y es la única arma que tenemos para usar contra él que debemos ya estar utilizando, principalmente las herramientas económicas para empeorar la economía de su país con la intención de bajar su nivel de apoyo en Venezuela y la región.”  

Comentaba Mister Eagleburger refiriéndose a los planes en contra del presidente Chávez. 

Lo que pretendemos con este artículo no es continuar citando ejemplos que demuestren que el golpe económico está montado, porque eso sería como llover sobre mojado. Más bien pretendemos denunciar lo que no resulta tan evidente, pero que se enmarca perfectamente dentro de este plan   y que serviría para anteceder las próximas acciones que están por ejecutarse y que inclusive podrían haberse ya iniciado. 

Si observamos con detenimiento las declaraciones del ex-secretario de estado encontraremos palabras claves que indican la ruta a seguir por los golpistas. Ante la afirmación de que una caída de los precios del crudo está afectando la capacidad de Venezuela de pagar sus deudas, cabría preguntarse, ¿A cuál caída de los precios del crudo se refiere este señor?... ¿será que se equivocó, o no está leyendo bien las cifras?. Según tengo entendido en lo que va de año el precio ha subido hasta los 62 US$/BBL, es decir, aproximadamente un 7% de aumento con respecto al cierre del año anterior. 

Esto coincide plenamente con lo que veníamos alertando desde finales de año pasado y que mencionábamos en nuestro artículo titulado Irán cambia al Euro, impacto e implicaciones geopolíticas2, publicado en Aporrea el pasado 23 de diciembre de 2006 y que mencionaba lo siguiente: 

“…Ante este panorama cobra fuerza la posibilidad de una guerra de precios petroleros desatada por Arabia Saudita en respuesta a los intereses de los Estados Unidos, quienes se retirarían de Irak aparentemente cediendo el control a Irán pero que en el fondo contaría con la jugada por parte de sus aliados sauditas de debilitar los precios del petróleo, para satisfacción de la economía norteamericana y para desgracia de Irán, que vería desvanecer de manera directamente proporcional su capacidad de apoyo al régimen chiíta de Irak,  lo que significaría un triunfo para los Estados Unidos y sus aliados en la región dejando con vida a la economía norteamericana y a su moneda, por lo menos el tiempo suficiente para poder replantear su estrategia de dominio mundial…” 

Esto lo citábamos ante la guerra de precios, que para aquel momento, considerábamos evidente luego de la divulgación del informe Baker-Hamilton, que alertaba al gobierno de los EEUU de que estaba perdiendo la guerra y les recomendaba la retirada de Irak de una manera negociada con Irán y Siria. Sin embargo, otra vez la terquedad del Mister Bush se hacía presente, actuando totalmente en dirección contraria a lo que sus asesores le recomendaban y embarcándose en cambió de la manera más torpe, en un enfrentamiento directo con Irán que podría desencadenar en un nuevo conflicto bélico. 

Mencionamos esto, porque son justamente las tensiones generadas en torno al tema iraní las que están soportando los actuales precios del petróleo, y de no ser por la torpeza manifiesta de Mister Bush, las palabras de su ex asesor  se estuvieran cumpliendo al pie de la letra (tal vez es por eso que es el EX asesor). 

Mucho se ha hablado de que existe una prima geopolítica sobre los precios del crudo, que podría ubicarse entre los 10 y los 20 dólares por barril, que de no estar presente colocaría los precios entre una banda de 40 a 50 dólares el barril, o lo que es lo mismo, colocaría los precios de la cesta venezolana entre 30 y 40 dólares por barril, por lo que habiéndose calculado el presupuesto de la nación para el 2007 en 29 dólares por barril, sin duda alguna, esto colocaría al gobierno bolivariano en una situación difícil. 

Pero más allá de la incapacidad de los EEUU de sostener varios frentes a la vez, resulta preocupante la dependencia de este proceso de la industria petrolera, mucho más, cuando se escucha insistentemente en los noticieros internacionales que la producción de crudo venezolano está descendiendo aceleradamente  y que las exportaciones de gasolina a los EEUU, que realiza Venezuela tradicionalmente hacia a ese país, han disminuido dramáticamente en los últimos meses debido a los repetidos y cada vez más frecuentes problemas de refinación que enfrenta PDVSA.  

Esto nos hace asegurar que los planes de desestabilización económica no sólo consisten en acaparar el arroz y el azúcar, sino que están concentrados en el fracaso económico de PDVSA. El desabastecimiento y la especulación son sólo una consecuencia del enorme desastre que pudiera significar el descalabro la industria petrolera venezolana, razón por la cual el saboteo y la corrupción dentro de la industria deben ser considerados,  ahora más que nunca, un delito grave contra la estabilidad de la república. 

La solidaridad automática y el ataque en contra de todo aquel que se atreva a denunciar cualquier acto de corrupción ó saboteo, so pena de ser etiquetado de escuálido y/o contrarrevolucionario, son parte del juego perverso que alimentan la impunidad y que atentan contra la revolución. Frente a esta amenaza,  hacemos un llamado al Ministro Ramírez y al Presidente Chávez para que  estén alerta y castiguen con toda la severidad del caso a todos aquellos personajes que haciéndose pasar por “rojos rojitos” pretendan atentar contra la estabilidad del país, como ya lo hicieron en diciembre de 2002. 

Recordando las palabras del camarada Ernesto Ché Guevara:  

“La eficiencia no debe estar reñida con la revolución” 

Invocamos la contraloría social en contra de los intentos de algunos saboteadores y corruptos infiltrados dentro de PDVSA que pudieran estar atentando contra la operatividad de la industria petrolera, porque estamos seguros que el golpe más que económico es petrolero. 
 

NOTAS: 

1.- http://www.aporrea.org/tiburon/a29967.html

2.- http://www.aporrea.org/actualidad/a28635.html 

 

Escrito por: Ramón Herrera López (rhingquim2@hotmail.com) productor del programa Energuía Radio, transmitido todos los lunes a la 6:00 a 7:00 PM por la emisora comunitaria de Valle-Coche Radio Alí Primera 95,9 FM.

energuiaradio@gmail.com



Esta nota ha sido leída aproximadamente 3405 veces.



Ramón Herrera López


Visite el perfil de Ramón Herrera para ver el listado de todos sus artículos en Aporrea.


Noticias Recientes: