Fallo de la Corte Internacional de Justicia: ¿Intereses Imperialistas o solución al conflicto territorial entre Venezuela y Guyana?

Como ya es noticia este viernes 18 de diciembre se conoció el fallo (para no decir autoproclamación) de la Corte Internacional de Justicia en ser el "árbitro" entre el conflicto territorial entre la Republica Bolivariana de Venezuela y la Republica Cooperativa de Guyana el cual, si bien entre sus facultades esta: resolver, de conformidad con el derecho internacional, disputas jurídicas presentadas por los Estados, llama poderosamente la atención a pocos días de la llegada de la navidad y de despedir este polémico año 2020 se presente este fallo sin la autorización de una de las partes en conflicto a diferencia del acuerdo de Ginebra de 1966 donde ambas naciones en disputa territorial (Venezuela y Reino Unido) acuerdan de manera conjunta resolver dicho conflicto, dejando como irrito el Laudo Arbitral de Paris donde de manera unilateral y viciada se emite una sentencia a favor de Reino Unido cuya colonia era Guyana.

Ahora bien ¿Por qué genera tanta suspicacia a favor de Guyana este fallo judicial? Tildar de corruptos, Pro-colonizadores o enemigos de Venezuela a los jueces de dicho organismo respondería mas a subjetividades que a la búsqueda de la verdad sin embargo, llama mucho la atención de esta decisión a pocas semanas de entregar el poder Donald Trump, sobre todo recordando que su ex Secretario de Estado Rex Tillerson fue el Director Ejecutivo de la Empresa Petrolera Exxon Mobil desde 2006 a 2016 el cual protagonizó con el apoyo del Gobierno de Estados Unidos y Guyana intentos de vulneraciones a la soberanía territorial venezolana para la exploración de yacimientos petroleros en varias oportunidades, obviamente si a eso le sumamos que en la nueva Asamblea Nacional no figuraran los actores pro-imperiales de Voluntad Popular, Primero Justicia, Vente Venezuela, Un Nuevo Tiempo y Acción democrática, se pudiera deducir aunque muy subjetivamente que basándonos en el historial de extorsiones de las empresas transnacionales ligadas al partido republicano esa esto un salvavidas para la explotación de minerales en el territorio en disputa.

Hipocresía derechista

De igual manera, es necesario romper con la ingenuidad inducida por parte de la derecha en Venezuela donde ante el intento recurrente por instaurar la Postverdad desde sus plataformas comunicacionales pretenden hacer creer su repudio a dicha decisión sin embargo la memoria histórica demuestra que a lo largo de 5 años vienen pidiendo intervenciones extranjeras contra la republica por ello, aunque la derecha intente retractarse repudiando el fallo del tribunal, este sector antivenezolano es el mismo que pide y celebra las sanciones donde activos de la republica son robados como pago al apoyo de países pro-imperiales al gobierno de Juan Guaido, no olvidemos como dichas sanciones promovidas por este grupo ponen el riesgo el derecho a la vida de compatriotas bloqueando la importación de alimentos y medicinas, materias primas para la producción nacional distintos rubros, como de igual manera cuando se solicita al comando Sur que intercepte a los barcos que traen combustibles para afectar al parque industrial y automotor de los organismos de seguridad y salud para acrecentar el COVID-19 como adicionante significativo a la crisis inducida por estos sectores como estrategia golpista.

Lucha Histórica

En ese sentido, hay que entender que esta batalla es una lucha histórica, no es casual la posición entreguista de la Derecha en Venezuela como la petición y celebración de sanciones si no la posición de la representante de Guaido en Reino Unido Vanessa Neumann en dejar de lado y recomendar al autoproclamado no tocar el tema del esequibo a cambio del apoyo del Guyana contra Venezuela, de igual manera, esta lucha territorial versus el entreguismo data desde 1861 época de la Guerra Federal cuando la oligarquía representada por Juan José Mendoza y Nicomedes Zuloaga solicitaron a la reina de Inglaterra apoyo Militar contra la Milicia Popular de Zamora a cambio del territorio Sur del Orinoco en cual comprendía no solo el esequibo sino los Estados Delta Amacuro y Bolívar, no es casualidad que estos apellidos formen parte del árbol genealógico de la alta dirigencia de Voluntad Popular y Vente Venezuela (María Corina Machado y Leopoldo López Mendoza) por eso es muy necesario la lucha por la memoria historia.

En atención a lo referido, como Miliciano Bolivariano, Docente Universitario, Venezolano Nacionalista, hago un llamado a estar atentos y aunque estemos en épocas de fiestas sobre todo al culminar un año muy desafiante, no debemos dejar de lado esta discusión en nuestros grupos sociales, Agrupamientos Populares de Defensa Integral (APDI) Bases populares de Defensa Integral (BPDI) Unidades de Batallas Bolívar Chávez (UBCH) Comité Locales de Abastecimiento y Producción (CLAP) y establecer un sistema defensivo comunicacional para la defensa integral de la nación, donde divulguemos esta verdad como alternativa a próximas estrategias de manipulación mediática por parte de la derecha al pretender culpar a la revolución bolivariana ante este intento de robo territorial desde organismos internacionales.



Esta nota ha sido leída aproximadamente 1707 veces.



Marcel Alejandro Doubront Guerrero

Profesor UNESR Bolívar

 marceldoubront@gmail.com

Visite el perfil de Marcel Doubront para ver el listado de todos sus artículos en Aporrea.


Noticias Recientes: