“Me preparo para salir del país”

Siento que el mundo se me está poniendo pequeño. Todo lo que pasa en él, sobre todo lo que pasa en los Estados Unidos me tiene pensando en mi futuro como "político", porque las personas que me han apoyado, se la están viendo negra con el gran problema que tienen con el caso de George Floyd. A Pompeo, ya ni lo veo y Trump según las últimas informaciones se esconde en un bunker, asustado con las guarimbas que suceden allá, ¿Cómo podría estar yo, Juan Guaidó, después de todo lo que he hecho a mi país? Que el presidente Maduro haya dicho que estoy huyendo, pues tiene toda la razón, ando buscando donde asilarme. Tengo un gran remordimiento y las razones existen y eso lo sabe todo el mundo.

Es por eso que, he estado revisando todas mis tarjetas de crédito y he enviado todo mi dinero a cuentas internacionales antes de que me las congelen. Si se presenta una forma fácil de escapar, es posible que me lleve todas mis maletas y las de mi esposa, sino me llevaré solo un morral con algunas mudas de ropa para poder evadir con más prontitud cualquier alcabala en el camino, vía hacia la frontera con Colombia.

Como no sé, cuando podría ordenarse mi captura, dejé algunos ordenadores a las amistades para que me protejan la información que ellos guardan y no implicar a media oposición de los desmanes que solíamos hacer a las empresas del Estado en algunas partes del mundo. Otros los rompí, porque el tiempo apremia, "No vaya a caerme el tun tun" y me agarran como a la cantante mexicana, con las maletas en la puerta.

Asimismo, todos los documentos físicos, grabaciones, audios, etc., los mantengo en un lugar seguro, por si acaso este gobierno cae y me toca regresar. Lo único que me llevo es el video de cuando me autoproclamé presidente de Venezuela.

Si me toca huir a través de una embajada, tiene que ser una de los países que apoyaron "mi presidencia"; si me toca huir desde alguna pista clandestina en una avioneta, es la manera más rápida de hacerlo; pero, si me toca huir por la frontera hacia Colombia, ya le dije a Fabiana que en un morral, puede ser de los de Chávez, meta bastimento suficiente para poder avanzar por las trochas.

Solo estoy esperando cualquier información de la fiscalía a través de mis antenas, para agarrar camino. Pues, no deseo que me sorprendan con el tun tun en mi puerta y me echen a perder mi asilo o huida. ¡Y que sea lo que Dios quiera!



Esta nota ha sido leída aproximadamente 1644 veces.



Jesús Rafael Barreto


Visite el perfil de Jesús Rafael Barreto para ver el listado de todos sus artículos en Aporrea.


Noticias Recientes:

Comparte en las redes sociales


Síguenos en Facebook y Twitter



Jesús Rafael Barreto

Jesús Rafael Barreto

Más artículos de este autor