Llevarse a Ivan Duque por evidente narcotraficante o seguir entrampado con Maduro: Trump no halla salida II

Los proyectos en disputas en una nueva geopolítica.

La idea de proyecto, es una idea de poder que tiene perspectivas, horizontes, principios, valores, alcances y métodos para calzar una voluntad movilizadora, (sujeto revolucionario) que por ejemplo en Venezuela motiva y se despliega con vitalidad, porque el proyecto es histórico, con liderazgos probados en un Chávez y ahora en un Maduro que se articula en innovadoras organizaciones territorializadas, que se hacen cotidiana en su operatividad sin ser rutinizadas sino valiosas para los circuitos de vida social, sintetizadas todos en sus consejos, mesas técnicas, clap, colectivos, ubch y otras en las unidades geo humanas, que todavía en ciernes, han prendido en el accionar político para posibilitar el socialismo bolivariano como modo de ser.

Estados Unidos es un proyecto que se reconfigura desde comienzo de los 90 del siglo pasado al quedar como polo de inmanencia capitalista con sus históricos aliados y los conversos de la Europa oriental, con una acelerada gula por los recursos de su territorios y de sus protectorados ante el hiperconsumo de su lógica de maximización de ganancias, usando para ello; la amenaza, el ultimátum, el terror con todo un arsenal presupuestado en más de 700 mil millones de dólares y desplegado en el mundo con más de 800 bases militares donde pavonea realmente su poderío ante su decadencia moral y económica.

Venezuela es parte diaria de la agenda Norteamérica porque en su geopolítica el proyecto histórico bolivariano ha significado una amenaza, y así es, como sustantivo femenino adjetivado en "inusual y extraordinaria" que de hecho lo es en el plano del proyecto histórico, porque no hay conciliación posible con un proyecto de poder como el del imperialismo norteamericano, que requiere de los recursos del país bolivariano para mantener hiperconsumidores que pierden su condición de ciudadano.

Pero se es una amenaza "inusual y extraordinaria" porque el adjetivo éste remite a una nación mediana de 916.445 km2 con algo como 30 millones de personas que están artillados de pensamiento, historia y acción, no es una propuesta romántica y no son solamente las gestas de las tres primeras décadas del siglo XIX la que colocamos como ejemplos, sino como para que el sello épico quede húmedo hablamos de proezas en estos 20 años de revolución:

  1. Los gobiernos de Estados Unidos vivieron de cerca su impotencia para frenar en 1998 la avalancha de pueblo en las urnas electorales que encarnó Chávez y la propuesta de la agenda bolivariana

  2. No lograron parar en 1999 la decisión de las multitudes de refundar la República con una constituyente que echó las bases de estructuración jurídica-política de instituciones bolivarianas.

  3. No pudieron ser exitoso en el golpe de Estado que organizaron denodadamente para el 11 de abril del 2002 que se les deshizo por la fuerza de la primera unidad cívico militar que se concreta el 13 de abril, esto es, dos días después.

  4. No pudieron después del muy posiblemente asesinato de Chávez, como Arafat y todo ese esfuerzo activado en desespero, por quitarle el oxígeno de la vitalidad del pueblo por su revolución, apelando a todos los recursos hasta hoy conocidos

  5. Oponerse a resultados electorales no les sirvió.

  6. Descalificar hasta la saciedad los poderes públicos, no han hecho mella al nivel que quieren para el desenlace contrarrevolucionario.

  7. Implementar una estudiada "revolución de colores" y otras a la usanza de las "primaveras árabes" con jóvenes que asistieron a cursos pagados por la USSAID en 2015-16 y 17, no capitalizaron triunfos.

  8. La creación de toda una alianza de gobiernos de países latinoamericanos como el grupo de Lima, que hoy luce desdibujada-

  9. La Orientar a la OEA y la Comunidad Europea para operar el cambio de régimen que sólo ha sido titular de noticieros.

  10. Solicitar la activación del Tratado Interamericano de asistencia Recíproca (TIAR) que ha quedado como propaganda de unidad militar.

  11. Activar un gobierno paralelo como en Libia, pero en este caso dándole todos los recursos económicos y presionando para que sea apoyado por todos los países, que ha derivado en una "teleculebra de reparto" en corrupción, diferencias, contratos sucios, acuerdos con narcoparamilitares y otras de similar calaña.

  12. La presión a los aliados de Venezuela, especialmente a China y Rusia cuyos resultados es más apoyo de estos países fundamentalmente en los foros internacionales y en el campo diplomático.

  13. Se atrevieron con unos mercenarios y traidores a la Fuerza Armada Nacional Bolivariana así como dos mercenarios gringos siguiendo órdenes de un responsable en las fuerzas de seguridad del presidente Donald Trump y fueron humillados por la unidad cívica-militar-policial.

Esta última operación se adelantó porque tiene que ver con la aparición de la pandemia y con las cercanías de las elecciones en noviembre, que ha complicado aún más la situación y no hay de otra que entrarle con procedimientos eminentemente militares, por las características altamente estudiada del país, la opción debe ser una operación de asalto con mínima participación, deben ser de élites y sólo por el norte, se estudió costas de Miranda, La Guaira y Aragua, a 40 minutos, 20 minutos o una hora de Caracas, imposible ingresar por fronteras de Colombia para tener éxitos, por lo lejos al centro, 900 a 1100 kms, ni tampoco por Brasil, más de 2000 kms, tampoco a Caracas por el sur, el este o el oeste, está resguardada por condiciones de relieve insondables y por unas fuerzas armadas como ninguna en el continente en cuanto a apresto y alta moral.

Vía aérea Venezuela es la potencia Latinoamérica, con un excelente sistema defensivo, pero además tiene los misiles rusos S-300 desplegados y uno de los sistemas antiaéreos más poderoso del mundo, que lo hace, como ha reiterado el presidente, un bastión inexpugnable.

Esa grandísima razón es la que no ha permitido que Estados Unidos sólo no se arriesgue, requiere de una coalición, pues, sus costos serían incalculables en estos momentos y los que vendrá seguirá siendo presión y pulsos, no obstante ello, hay un dato importante para el supremacista, que es, que tiene elecciones en noviembre y no posee como presentar a sus electores su promesa de haber rendido a Venezuela, todo lo contrario, ante ello sigue cobrando fuerza la propuesta que le hizo el "gobierno de continuidad" que se mantiene en la pandemia en los Estados Unidos (leer la parte I de estas entrega: Decisión de Trump llevarse a Duque o a Uribe por narcotraficante.)

Estando claro que esto sería una guerra cruenta, larga y con muchísimas opciones de salir derrotado, el gobierno de los Estados Unidos posiblemente haga lo del "in extremis", pero en dirección del consejo que da "el gobierno de continuación" (Mark Esper), que le sigue recomendando, que su reelección como presidente podría darse, si en el caso Venezuela cambia el blanco, el objetivo político militar, que ya lleva todas las operaciones fracasadas y que ha dejado a un victorioso y fortalecido Maduro que no le ha calado, según las mediciones que a lo interno se manejan, la campaña difamatoria de narcotraficante y podría resolverse la situación, al traerse, en la figura de captura, al evidente, cierto e indudable narcotraficante de Iván Duque que funge como un aliado sin condición de fortaleza política ni de estadista.

Con las mismas tropas élites de la Misión SFAB de Estados Unidos, podría ser oportunidad, a diferencia de lo que todos están pensando, llevarse a Duque y ponerlo a declarar como imputado ante la corte norteamericana

Postdata. En la parte III de esta entrega, daremos análisis a la Misión SFAB/el gobierno de Colombia entregado, servil/sumiso/obediente/dócil y los grupos con que cuenta el entramado de Trump en su agenda con Venezuela.

 



Esta nota ha sido leída aproximadamente 1706 veces.



Jesús Alejandro Marcano Fernández

Profesor titular de la Universidad Bolivariana de Venezuela UBV. Doctor en Educación en Uiversidad Pedagógica Experimental Libertador.

 marcanofernandez@gmail.com

Visite el perfil de Jesús Alejandro Marcano Fernández para ver el listado de todos sus artículos en Aporrea.


Noticias Recientes: