(La sala constitucional del TSJ rectificó)

¿Nos botarán del Mercosur y nos van a cayapear en la OEA?

Todo parece ser a pasito tuntún sin un vallenato en bicicleta de
consuelo por los hermanos colombianos que nos intervengan y, para
nuestra mayor desgracia como una raya más de mala fama no nos va a
pelar el chingo ni tampoco el sin nariz, pero con tan buena suerte que
en sí, son los mismos países que conforman esas dos instituciones como
lo son la OEA y el Mercosur y, nosotros gracias a ellos por sus
consideraciones de preocupación y respeto de estima regional, somos en
retroceso los carajos más malagradecidos del Continente que por lo
general no aceptamos ni oímos sus buenos consejos, de ponernos al día
en la rutina de gobernar y gobernar bien tal cual lo hacen sus
gobiernos con sus pueblos y, nosotros como ovejas descarriadas fuera
del redil no nos arrimamos a balar al ritmo imperial como ellos sí y,
hemos sido en consecuencia todos estos días y los que faltan por
venir: un fluyente manantial de noticias internacionales de primera
plana que, nos disfraza como la feroz dictadura madurista por un
"auto-golpe" del TSJ de jugar perversamente con la libertad
democrática de nuestro país y, (que esos mismos países quisieran
tener), pero como hipócritas que son, es más fácil ver la paja en el
ojo ajeno y no ven la viga que tienen en los suyos, pero así es como
los grandes consorcios de los medios informátivos manejan el mundo, a
fuerzas de mentiras que consuela de lleno a la oposición venezolana y,
cuando no se echan en la alfombrita frente a los amos imperiales a
pedir intervención como camisa de fuerza contra el gobierno nacional.

El primer "perro" de la oposición venezolana que se fue a Bogotá y
después a Whasington sin bozal lengüero fue Capriles que, sin
estornudar de paciencia como refuerzo a su sabiduría política de
hazmerreír como mentiroso sin ufanidad de seriedad, no se le ocurrió
para su encanto dentro del arte outsider de "aspirante a presidente"
(con dinero o sin dinero) que bien pronto se pondrá de moda en el país
de acudir él a otra joya de la corona injerencista con más brillo y,
con lastre político que no tiene Almagro ni tendrá y, como un
sinvergüenza más de la camada de zorros que abundan en Latinoamérica,
alimentados de dólares que, con una sonrisa tierna y delicade de
gentil comprado por la MUD en ese país, lo recibió:

No fue preciso que Capriles le besara a Almagro la mano derecha donde
tiene el anillo de unión matrimonial que como el papa lo hace besar,
sino que se dieron un abrazo de buenos camaradas de caras arrugadas de
la política sucia y, antes que Capriles hablará, como pudo suceder,
Almagro, lo apartó sin violencia con la frase, no me cuentes nada
pajarito que ya la MUD con lujo de detalles me informó, que cómo
pescar en río revuelto me encargo yo, a satifacción de la amplia
información del golpe de Estado dado en Venezuela por el TSJ con el
descarado visto bueno de Maduro, quien metió las manos en el fuego de
su propia destrucción al querer ahorcar a la AN con la cuerda de su
intervención descarada de inconsticionalidad y Julio Borges muy
inteligentemente preñado de bases legales de conocimientos
constitucionales declaró sin dilación que, el desacato tiene que ver
con lo político y no con lo legal, lo que Almagro evaluó como una
bendición de Dios que cae en el momento preciso en que el país está en
revuelo de desosiego no por comida sino por respeto e inviolabilidad a
los poderes constituidos dentro de la Constitución y, fue razón más
que suficiente y, no necesaria, para que el presidente de la AN no
asistir a la reunión del Consejo de Defensa de la Nación convocado por
el presidente Maduro, para limar asperezas constitucionales y en la
que la fiscal, Luisa Ortega, se tiró en cardo de papas con poca sal y,
sin asistir, las sentencias emitidas por el TSJ que prontamente fueron
suprimidas las facultades que antes habían emitido, dejando algunas,
tal cual su redacción.

Motivo por el cual, Capriles desde Whasington informa que eso no vale
que no es de valiente rectificar ni enmedar que una vez que se mete la
pata hay dejarla allí adentro y Almagro está bien molesto con Luisa
Ortega por acabar con sus planes en el a OEA que, hasta cuando se va a
seguir con la guachafita que un día se es democrático y, otro golpista
que eso es oficio únicamente como papel a la intemperie de la
oposición.



Esta nota ha sido leída aproximadamente 1662 veces.



Esteban Rojas


Visite el perfil de Esteban Rojas para ver el listado de todos sus artículos en Aporrea.


Noticias Recientes:

Comparte en las redes sociales


Síguenos en Facebook y Twitter



Esteban Rojas

Esteban Rojas

Más artículos de este autor



US mp N Y ab = '0' /tiburon/a243558.htmlCd0NV CAC = Y co = US