Henry: ¡Oh, carta de Almagro!

Estimado Henry:

Pensando en mil cosas quizás, con tinta de calamar, desde este sombrío lugar (la OEA), esta carta sin razón, quiero hacerte llegar.

Queridísimo amigo, apenado por tan lamentable desenlace, en esta desgraciada carta, debo expresarte mi más grande molestia por tan significativa derrota, nuestros planes de acabar, al 6 de junio, con el malvado y tirano régimen se escurren como agua de nuestras manos. A la fecha, yo no he visto a linda, y solo puedo con mi puño y letra, “Hennnnnry”, expresarte lo frustrado que me siento por no haber concretado el noble propósito de llevarte en mis hombros a ese el hermoso lugar, a Miraflores, a la presidencia de esa rica y exquisita nación venezolana.

En esta carta desgraciada, desde la OEA, en tinta de calamar…, “Hennnnry”, invocar quiero tus más nobles sentimientos para que con la honestidad, compasión, comprensión y solidaridad que os caracteriza y distingue del resto de los venezolanos, dejes de enviarles mensajes tan ofensivos, denigrantes y carentes de toda caballerosidad a nuestros incondicionales aliados, especialmente, al compañero Macri, recuerda que ellos, como tú y yo somos aliados en una misma causa. Él sin duda alguna, en este terrible revés, es nuestro mejor aliado. Debes entender las circunstancias y razones que los países y sus gobiernos esgrimieron para no apoyar nuestra solicitud de intervención en Venezuela, ¡nadie quiere verse en esa posición!

Entiende, amigo “Hennnry”, de prosperar nuestra, la tuya y mía, la mía y de ustedes, los demócratas parlamentarios venezolanos, luchadores, defensores de la libertad, de la humanidad…, el resto de los gobiernos continentales estaría a meced, a nuestros pies. La decisión, nuestra decisión, nuestra victoria contra el tirano régimen venezolano, sentaría el precedente regional deseado. ¡Por fin y para siempre, la OEA seria el verdadero y autentico foro de gobierno incondicional a los designios de nuestro amo y señor todopoderoso! Las fuerzas imperiales dominarían definitivamente el continente. ¿Qué quedaría para nosotros, files y auténticos siervos?

Con cariño, amor y lealtad, en espera de nuevas instrucciones para futuras y próximas iniciativas contra la tiranía venezolana.
Tu incondicional

Almy


En la Secretaria General de la OEA, Washington DC, el 6 de Junio de 2016. Año uno del retorno a la democracia y libertad del continente Americano.


Esta nota ha sido leída aproximadamente 1838 veces.



Felipe Marcano


Visite el perfil de Felipe Marcano para ver el listado de todos sus artículos en Aporrea.


Noticias Recientes: