Bush bloquea comercio militar con Venezuela

En el marco de la gira que actualmente realiza el jefe de Estado venezolano Hugo Chávez Frías, por países de Europa y África que ha incluido una visita a la ciudad de Londres, su participación en el Encuentro Social "Enlazando Alternativas 2" en la ciudad de Viena, entre muchos otros eventos, no sólo han servido para ratificar la política integracionista del Gobierno Bolivariano, sino que ha dejado al descubierto el cinismo y doble moral de Bush, cuya administración habla de "derechos humanos" (DDHH) y "libertad".

Derechos que en la práctica el gobierno estadounidense viola y niega sistemáticamente no sólo en el caso Iraquí, sino que a lo interno de su territorio se expresa mediante la aplicación de la Ley del Acto Patriota que suprime ente otros el derecho a la privacidad, permitiendo la intervención de llamadas telefónicas, correos electrónicos y la detención de cualquier "sospechoso" sin orden judicial, es decir, sin cumplir con el debido proceso.

Según la agencia de noticias AFP, Eric Watnik, portavoz del Departamento de Estado para el Hemisferio Occidental anunció que: "Estamos certificando al Congreso que Venezuela no está cooperando totalmente con los esfuerzos de Estados Unidos en la lucha contra el terrorismo (...) Esto significa que las ventas estadounidenses y las licencias para la exportación de artículos y servicios a Venezuela, incluida la transferencia (por otros países), no serán permitidas". (Pulse aquí para más información)

Esta certificación, se suma a la larga lista de ataques que se vienen haciendo desde Washington, a instancias de los diferentes comités del Congreso Estadounidense, en procura de la justificación que le permita obtener la autorización del Poder Legislativo para intervenir en Venezuela. Estas comparecencias, aunadas a las declaraciones de altos personeros del gobierno de George Bush, recrudecen y arrecian en la medida que el imperio ve como se diluyen sus esfuerzos por subordinar a sus intereses al Presidente Chávez y su gobierno

Acusaciones sin pruebas

Apelando nuevamente al viejo expediente mediático, la decisión está fundamentada en que supuestamente el gobierno venezolano es "un régimen que apoya a grupos terroristas, proporcionándoles refugio seguro a sus miembros", especie sostenida desde que el actual Presidente era candidato. La supuesta vinculación de Hugo Chávez con la guerrilla colombiana de las FARC y el ELN, jamás ha sido demostrada, porque quienes han formulado tal acusación no han presentado una sola prueba.

Señalamientos como estos: "Al territorio de Venezuela lo siguen utilizando como un área segura los narcoterroristas conocidos [de las organizaciones FARC y ELN], y muchos de ellos entran en Venezuela para descansar y reabastecerse sin preocuparse mucho de que las fuerzas de seguridad de Venezuela los persigan"; "Armas y municiones, algunas de arsenales e instalaciones oficiales de Venezuela, han aparecido en manos de terroristas basados en Colombia", realizados este 15 de mayo de 2006, por los funcionarios del Departamento de Estado, Sean McCormack y Darla Jordan, sirven a la campaña mediática contra el gobierno de Hugo Chávez, y nutren las matrices de opinión creadas por la mayoría de los medios privados de difusión y sus voceros palangristas que financiados por la National Endowment for Democracy (NED), apoyan abiertamente a un gobierno extranjero haciendo uso irresponsable del espectro radioeléctrico, un bien de dominio público. (Pulse aquí para ver artículo completo)

La prohibición de EEUU de vender armas a Venezuela

La decisión de prohibir a terceros la venta de armas fabricadas en los EEUU a Venezuela es un bloqueo. Esta medida, de aplicación extraterritorial y paradójicamente contradice la "libertad de comercio" que tanto pregona Bush, apoya la política guerrerista de los EEUU, la violación de la soberanía de los Estados y al "complejo militar-industrial" que sustenta al neoliberalismo.

Era previsible que ante la puesta en evidencia por parte del Presidente venezolano de la hipócrita política de los EEUU sobre los DDHH, el gobierno imperialista reaccionara de ese modo, es decir, prohibiendo la venta de armas a Venezuela, tal como confirmaran los voceros del Departamento de Estado. ¿Qué hay detrás de una medida como esta?; ¿Es la República Bolivariana y su gobierno una verdadera amenaza?; ¿No será más bien que el miedo imperial se ha trasladado a su "Complejo Militar-Industrial"?

El término "complejo militar-industrial" es empleado por primera vez en 1961 por el general y presidente Dwight Eisenhower, quien lo usó para designar la alianza estratégica entre los círculos militares estadounidenses y los industriales del armamento, cuyo principal objetivo ha sido desde entonces el crecimiento de sus ganancias mediante la promoción de su producto, es decir, la guerra.

En su discurso de despedida de enero de 1961, el presidente norteamericano Dwight Eisenhower dijo: "En los consejos de gobierno, debemos guardarnos de la obtención de influencia no justificada, ya sea por activa o por pasiva, por parte del complejo industrial militar. El potencial para la perniciosa acumulación de poder en manos ilegítimas existe y no cesará de existir. No debemos permitir jamás que el peso de esta influencia ponga en peligro nuestras libertades ni nuestros procesos democráticos. No debemos dar nada por sentado. Una ciudadanía bien informada y vigilante es la única manera de inducir el correcto engranaje de la inmensa maquinaria de defensa industrial y militar con nuestros métodos y objetivos pacíficos, con el fin de que la seguridad y la libertad puedan prosperar a la vez."

Una referencia histórica que dilucida como se ha justificado la industria que crea, mantiene y sostiene la hegemonía de los EEUU, cuya política belicista se sustenta en un componente armado ofensivo, que lejos de cumplir los "objetivos pacíficos" -descritos por Eisenhower- amenazan la libertad, la democracia, la autodeterminación, la soberanía de los pueblos y la vida del planeta.

¿Se tambalea el monopolio estadounidense del comercio de armas?

Entre las verdaderas razones que motivan la reacción de Washington, está la disputa del mercado de armas que hacen países como la Federación Rusa, a través de su empresa estatal Rosoboronexport. Esta última empresa, a diferencia de las estadounidenses no sujeta a los Estados a condiciones que los obligan a ceder su soberanía o someterse a niveles de mayor dependencia, en cambio las transnacionales estadounidenses además de negar la transferencia tecnológica, tampoco ofrecen garantías de repuestos o servicio técnico, tal y como ocurre ahora mismo con los aviones caza F-16 adquiridos por Venezuela a los Estados Unidos en los años ochenta, es decir, con empresas estadounidenses, los Estados o cualquier otra empresa -la EADS española o la Embrear brasileña- no pueden negociar libremente con terceros países en igualdad de condiciones a menos, y en el supuesto de que ocurra la "transferencia de conocimiento" por parte de trasnacionales de los EEUU, éste sólo es posible cuando se tiene asegurada la total subordinación de un gobierno que proteja sus intereses.

La empresa estatal Rusa ha hecho públicos varios informes que dan cuenta de su recuperación en el negocio de las armas, un creciente número de pedidos y el incremento cada vez mayor de clientes en todo el mundo. Tal y como lo describe Jorge Petinaud Martínez (Corresponsal de Prensa Latina en Rusia) "La exitosa reinserción de Rusia en el mercado mundial de armamentos en el último bienio irrita a los políticos de Estados Unidos y al Complejo Militar industrial de ese país, que recurren al juego sucio como tabla de salvación. Los primeros lamentan su impotencia ante la adquisición de estos medios defensivos por países en los que ocurren procesos sociales de signo diferente al que la oligarquía gobernante de Washington desea imponer. Fusiles y misiles que se pueden volver contra las fuerzas armadas del Tío Sam. Los ejemplos más claros son Venezuela e Irak." (Pulse aquí para ver artículo completo)

¿Posee Venezuela armas que constituyan una verdadera amenaza?

Las compras de armas realizadas por el gobierno venezolano, las concretó ejerciendo el derecho al libre comercio, de modo transparente, de conformidad a la disposición del artículo único del Convenio de Cooperación Técnico-Militar, validamente ratificado por la Asamblea Nacional mediante Ley Aprobatoria del Convenio sobre Cooperación Técnico-Militar entre el Gobierno de la República Bolivariana de Venezuela y el Gobierno de la Federación de Rusia que dice: "GUIADOS por la aspiración de las dos Partes de desarrollar y consolidar sus relaciones de amistad y, basándose en los principios y objetivos declarados en la Carta de la ONU. Y A FIN de contribuir a la cooperación mutuamente ventajosa y fundada en los intereses de cada una de las Partes". La misma disposición rige para Convenios de naturaleza similar con el Reino de España y la República Federativa del Brasil. (Pulse aquí para ver el texto completo del Convenio)

 

EEUU país terrorista y verdadera amenaza armamentista

El gobierno estadounidense utiliza la excusa de que "Venezuela no coopera en la lucha contra el terrorismo". Esta excusa precisa de una "certificación" que realizan funcionarios de ese país, ante el Congreso de los EEUU, del mismo modo como llevan a cabo la certificación de países que apoyan o no al narcotráfico. Se prohibe la venta de armas a Venezuela, en momentos en los que el Presidente venezolano realiza una gira por Europa y África, mientras tanto, Luis Posada Carriles, asesino y terrorista a sueldo de la CIA, otros dos terroristas venezolanos -Antonio Colina y Germán Velera- responsables de atentados con bomba tienen protección de la Administración Bush, lo que revela la doble moral de dicha Administración con relación al terrorismo. (Pulse aquí para leer completo el comunicado de prensa de la cancillería-MRE)

Con relación al argumento de que el gobierno venezolano apoya a la guerrilla colombiana, el Vicepresidente de la República, declaró este martes 16 de mayo que: "(…)que el jefe militar del ELN Antonio García, -actualmente en conversaciones de paz con el gobierno colombiano - está en Venezuela bajo la protección de nuestro gobierno previo acuerdo entre los mandatarios Uribe y Chávez." Al parecer, estos pasos a favor de la paz en los que participa el gobierno venezolano son deliberadamente ignorados por el gobierno de Washington y minimizados por la canalla mediática venezolana. (Pulse aquí para leer la declaración completa del Vicepresidente venezolano)

Por su parte, el jefe de Estado venezolano a su paso por Inglaterra respondiendo preguntas de los periodistas se refirió al gobierno de Bush diciendo que: "los que lanzan bombas de NAPALM sobre ciudades como Faluya ¿Ésos no son terroristas? ¿Qué son? ¡Son terroristas!" -Y agregó- "Vean ustedes la amenaza que estamos enfrentando. Y han declarado guerra preventiva: Me miraste feo, te disparo; no me gustó la corbata tuya porque creo que es terrorista, te disparo antes que tú me dispares; porque me imagino que éste puede ser un terrorista: Preventiva, pues, ¡una locura! Se acabó el derecho internacional"

Venezuela hace un llamado de alerta

También dijo el Presidente venezolano "que hoy es Venezuela, mañana podría ser otro", refiriéndose a la probable intervención militar de los EEUU, un país cuya economía depende cada vez más de su "complejo militar-industrial", ante el avance económico de China, su inmanejable déficit fiscal, el peso de su deuda externa y el creciente numero de demandas sociales de amplios sectores de la sociedad estadounidense, como es el caso de los inmigrantes.

Es al complejo militar industrial de los EEUU a quien le conviene la iniciar una conflagración, por ello realizan ejercicios militares actualmente en el Mar Caribe que no son una casualidad. Además de provocar e intimidar militarmente, sin duda preparan los planes de una eventual invasión. En tal sentido, es oportuno apuntar lo dicho por Alí Rodríguez Araque, Canciller de la República Bolivariana de Venezuela, quien el 15 de mayo en una Declaración Oficial, explicó que tras las acusaciones de los EEUU hacia el gobierno de Hugo Chávez, y del bloqueo al comercio militar con Venezuela, lo que en realidad oculta "(…) no es la fementida lucha contra el terrorismo. El fondo de estas despreciables acusaciones radica en la inútil campaña de desprestigio dirigida a aislar a Venezuela, desestabilizar su gobierno democrático y preparar las condiciones políticas para el ataque. Para ello, entre otras acciones, quieren colocarla en condiciones de incapacidad para defenderse" (Pulse aquí para leer la Declaración completa)

Nota: "Cada año, el Departamento de Defensa de EE UU publica información sobre sus contratistas. Esta lista, ofrece datos sobre las 100 principales contratistas del Pentágono". "A partir de la lista se puede averiguar qué empresas fabricantes de armas están recibiendo los contratos millonarios y obtener una idea más clara de qué tipos de contratos recibe una empresa y sus filiales". Pulse aquí para los detalles: (1), (2) y (3)




Esta nota ha sido leída aproximadamente 3848 veces.



gobiernoenlinea.ve


Visite el perfil de Gobierno en línea para ver el listado de todos sus artículos en Aporrea.


Noticias Recientes:



US mp N GA Y ab = '0' /tiburon/a21976.htmlCd0NV CAC = Y co = US p hace 3 = NO