40 segundos…

Un poco más de eso tardaron "Little boy" y "Fat Man" en descargar su carga de muerte sobre Hiroshima y Nagasaki el 6 y 9 de agosto de 1945, matando a más de 200 mil inocentes sólo al estallar…

Justamente eso tardaron en llegar a tierra los panfletos que días antes avisaban de un bombardeo, advirtiendo a la gente que abandonara Hiroshima "porque las bombas no tienen ojos".

Menos que eso se necesitó para quemar vivos y despegarle la piel a miles de niños, mujeres y ancianos con el napalm arrojado sobre Vietnam en la guerra química más larga y asesina de la humanidad; menos que eso se necesitó para regar sobre la tierra de Ho Chi Minh los mortíferos agentes naranja, azul, blanco, púrpura y las sales inorgánicas de arsénico para defoliar y esterilizar millones de hectáreas en los campos vietnamitas con intención genocida o los gases incapacitantes como el BZ.

Menos que eso se necesitó para decapitar a Saddam Hussein; asesinar a Muamar El Gadafi y desatar con ello la más cruenta cadena de conflictos con su estela de enfrentamientos tribales en el medio oriente y el surgimiento de organizaciones radicales como el Estado Islámico, alimentado por el odio que ha necesitado menos que eso para nacer…

Menos que eso han necesitado para diezmar Palestina, en su alianza criminal con Israel; menos que eso basta para morir ahogado tratando de huir de las guerras provocadas por Estados Unidos y sus aliados; menos que eso necesitó Tony Blair para decir "apologize" por los "errores" cometidos en la guerra en Irak.

En menos de eso invadieron el Golfo Pérsico; Irak, Libia, Afganistán; intervinieron en Corea, Filipinas, Yugoslavia; Sudán, Bosnia y Herzegovina; Ucrania.

Menos que eso les ha tomado decidir meterse en Chile, Bolivia, Argentina, Nicaragua, Panamá, Guatemala, Honduras, El Salvador, México, Cuba, Haití, Granada, República Dominicana, Uruguay, Paraguay, África, China, Angola y las más de 15 guerras "olvidadas" que ustedes alimentan cada día. En menos que eso se inmolaron por una causa Salvador Allende, Ernesto Che Guevara y tantos otros cuyas ideas jamás se borrarán del imaginario colectivo.

No, Mr. Kelly, Venezuela no necesita de sus 40 segundos diarios de oración (mejor dedíqueselos a los millones de muertos que carga en su conciencia), pero usted y su imperio sí tendrán que vivir más de una vida para intentar doblegar al pueblo de Simón Bolívar y de Hugo Chávez Frías.

Leer original en: https://cotayorosebud.wordpress.com/2015/10/29/40-segundos/



Esta nota ha sido leída aproximadamente 1434 veces.



Luisana Colomine

Profesora de géneros periodísticos y periodismo de investigación en la Universidad Bolivariana de Venezuela (UBV). Comunista.

 @LuisanaC16

Visite el perfil de Luisana Colomine para ver el listado de todos sus artículos en Aporrea.


Noticias Recientes: