La verdad trascendental es sencillamente evidente

Epístola para David Granger, Presidente de Guyana

Reciba un cordial saludo que la salud, las virtudes y el progreso siempre le acompañen junto a su pueblo.

Venezuela a través de históricas diligencias, siempre ha reclamado el territorio Esequibo, un reclamo ante un laudo írrito tramposo en 1896 asistido por Gran Bretaña y EEUU como jueces parcializados evidentes colonialistas, sin importarles derechos legales, autóctonos, soberanías demostrados históricos indiscutibles, para una ontologías territorial ecológica y geológica…lógica históricas, donde las pretensiones colonialistas de potencias pretendían
groseramente, y aun así lo manifiestan confundir políticas y visiones de nuestros pueblos y gobiernos, tratando de arrebatar un territorio indiscutiblemente de propiedad nacional del pueblo venezolano representado por su Estado-Nación y Gobierno, en los intentos constantes de los también progresistas sociales de Latinoamérica el Caribe, el Atlántico y el Pacifico integracionista en derechos humanistas, siempre abogando porque los recursos del territorio sean para causas sociales, justicia equitativa integral del pueblo noble.

Los sentidos juiciosos críticos al respecto del mundo dan la razón a Venezuela, basados en documentos que prueban evidentemente la propiedad sobre dicho territorio, junto a los principios del derecho internacional promoviendo pruebas respectivas siguiendo los recursos sustentados expeditos formales en procedimientos jurídicos establecidos, así lo demuestran, son conscientes de ello, sin fines de intereses expoliadores o partidistas, no sujetos a encomiendas de imperios explotadores esclavistas, es una cuestión de sentido integral nacional no de intereses particulares de clanes oligarcas apóstatas dogmaticos intervencionistas segregacionistas de pueblos, les la visión del paradigma humanista, fe, revolución y razón social independientes que han respaldado en esta materia internacional procesal en reclamación por su definitivo reconocimiento de partida de nacimiento venezolana, pues no es por litigar si es o no venezolano, eso ya se sabe comprobado legal, es por deponer un fraudulento fallo el de 1896, con la autenticación legitima venezolana.

Precedidos de innumerables análisis de diligencias por actores especialistas y gobiernos anteriores y actual, por ello es necesaria la unidad de criterios respectivos ante un asunto que indistintamente es de interés nacional común a todos los que en el proceso dialéctico crítico y de diferentes tesis de gobierno político con diferentes metodologías, somos nacionales que proponemos y a veces disentimos en criterios, eso es necesariamente normal para el desempeño dialéctico por las superaciones de antagonismos siempre presentes, hacemos proyectos de país soberano e independiente, entre opuestos y contrarios, símiles, parecidos, semejantes o diferentes el país territorial es uno solo, las organizaciones básicas desde las familias, religiones, filosofías, éticas, moral, visiones de vida en calidad de progreso social, estudios, trabajos como instituciones estatales de vida productiva en Venezuela respaldamos los derechos y propiedad que sobre el Esequibo tenemos como estado-nación territorial país, patria, comunidades siempre pretendiendo un mundo mejor posible en justicias sociales propias del estado de derecho humanista.

Le invito a integrarse a los mutuos beneficios entre las buenas juiciosas y razonables relaciones entre los pueblos a través de nuestros gobiernos. “La justicia es el camino a la paz…” Venezuela, H. Chávez 2005


Esta nota ha sido leída aproximadamente 1420 veces.



Alejandro Álvarez Osuna


Visite el perfil de Alejandro Álvarez Osuna para ver el listado de todos sus artículos en Aporrea.


Noticias Recientes:

Comparte en las redes sociales


Síguenos en Facebook y Twitter



Alejandro Álvarez Osuna

Alejandro Álvarez Osuna

Más artículos de este autor



US mp N GA Y ab = '0' /tiburon/a210753.htmlCd0NV CAC = Y co = US