El Ataque contra Venezuela

Desde que se inició la Revolución Bolivariana, los ataques contra la misma no han cesado. Golpes de Estado, paramilitares, sabotaje petrolero, asesinatos, intentos de magnicidio, campañas de guerra sucia por los medios de comunicación, en fin, han sido despiadados contra nosotros. Sin embargo, desde que inició el Gobierno de nuestro Presidente Obrero, la derecha venezolana y el imperialismo internacional han arreciado en estas agresiones.

El Ataque ha sido envolvente, desde diferentes sectores, cruel y sin dar cuartel. Nos han atacado directamente a través de las Guarimbas, con la salvaje Guerra Económica, con los medios de comunicación, con los asesinatos de dirigentes y escoltas como nuestro recordado Robert Serra. Pero no sólo desde adentro ha sido el ataque, también ha sido a nivel internacional, con la baja de los precios del petróleo, ocasionado por la creciente oferta de hidrocarburos provenientes de las prácticas de Fracking, las cuales a pesar de generar costos elevados, los EEUU los subsidia con el fin de lograr arrodillar a Venezuela, Irán y Rusia con quienes tiene grandes enfrentamientos. Aparte de la baja del petróleo nos han atacado golpeando la moneda, creando mecanismos ficticios de conversión de la misma, abultando artificialmente las divisas a través de portales claramente manejados por la gusanera de Miami y Cúcuta.

Pero estos ataques no se han quedado allí, no ha bastado la Guerra Económica, la subida artificial del dólar y la baja del petróleo. Ahora el Imperialismo ha escalado sus agresiones y, luego de lograr una victoria en Guyana, y en evidente componenda con la Exxon Mobile, han orquestado una campaña de agresiones y de malentendidos contra nuestra República, tratando de generar un conflicto que puede rozar lo bélico. Para demostrar esto basta con hacer el seguimiento a un conjunto de declaraciones que desde semanas y meses atrás viene haciendo la oposición en torno al diferendo con Guyana. Empezaron el ablandamiento a través de los medios y de sus declaraciones convenientemente favorables a Guyana. Luego entra el discurso guerrerista del Presidente de Guyana y luego viene el momento del estallido del conflicto cuando se instala la Exxon Mobile en aguas del territorio en reclamación. La ultraderecha venezolana, evidentemente, abonó el camino para preparar a la opinión pública en contra del Gobierno, primero haciendo ver que no hacíamos nada en torno al problema y luego haciéndonos ver como un país agresor.

Pero el Imperialismo también tenía esto planeado. Es así como vemos que durante la campaña y luego durante las elecciones realizadas en Guyana, éste financió a través de la Exxon Mobile, a las dos alianzas que apoyaban al Ex General David Granger, estos son la AFC (Alianza por el Cambio) y la APNU (Alianza para la Unidad Nacional). Luego de intervenir abiertamente con jugosos financiamientos, estos dos partidos lograron alzarse con el 50,5% de los votos, imponiéndose por 4.500 votos por encima del hasta ese momento gobernante partido PPP (Partido Progresista del Pueblo). Es de hacer notar que nuestro Comandante Chávez y luego Nicolás Maduro, tuvieron y tienen excelentes relaciones con el PPP.

Luego de ser electo Presidente, el 16 de mayo, el Ex General David Granger se ha dedicado a devolver los favores recibidos. Estos han consistido en aprobarle a Exxon Mobile enormes contratos sobre el petróleo y el gas que se encuentra en territorio guyanés y en el territorio en reclamación, lo cual ha sido obviamente protestado por el país. También se ha dedicado a presentarse como una víctima ante los países del Caricom, anunciando agresiones que no existen, además de una fuerte diplomacia de micrófono, altamente ofensiva y que para nada puede ser tolerada por Venezuela.

Ante este escenario es importante mantener y aferrarnos al Acuerdo de Ginebra, firmado en 1966, establecer una Diplomacia basada en la Paz, con la verdad por delante y movilizarse activamente, ante el Caricom, ante la Unasur, ante la Celac y ante las Naciones Unidad para desmontar el discurso que pretende hacernos ver como los agresores y a Guyana como la víctima. Afortunadamente el Presidente Nicolás Maduro ha manejado de manera muy acertada esta crisis y sus orientaciones son totalmente correctas, por lo que debe ser respaldado por todo el pueblo venezolano, incluyendo a quienes no creen en él.



Esta nota ha sido leída aproximadamente 1773 veces.



Omar Gómez

Conductor del programa "Latinoamérica Unida", por La Radio del Sur.

 omarg.ccs@gmail.com      @omarfgomez

Visite el perfil de Omar Gómez para ver el listado de todos sus artículos en Aporrea.


Noticias Recientes:

Comparte en las redes sociales


Síguenos en Facebook y Twitter



Omar Gómez

Omar Gómez

Más artículos de este autor