El Panita Alí: ¿Cómo estamos usándolo?

Creo que el término que mejor calza para calificar alguna situaciones nuestras, es el condicionamiento. Muestran algunos estímulos y nos convencemos que estamos en en laa ruta de un auténtico socialismo. Creo (es una opinión, no muy fundamentada) que hemos perdido hasta la capacidad de oír el sonido de las palabras y verle su sentido.

Me ocurrió este lunes 23 de marzo, cuando muy temprano en la mañana me dispuse a firmar para solicitar la derogación del Decreto de Obama. Tal y como lo sostuve en una nota anterior, veo esta cosa como muy contradictoria, pero disciplinadamente consideré que debía estampar mi firma y así me dispuse hacerlo. Mientras esperaba por mi turno en la Plaza Bolívar de Barcelona, se oía la canción AbreBrecha de Alí. En esa canción hay una estrofa que suena como el coro y su mensaje vale la pena tenerlo ahora, porque Alí no escribió para un tiempo pasado. Escribió para armar nuestra consciencia y la consciencia esa un especie de gusanito que llevamos dentro y nos está preguntarnos por cosas.

Pensé en el sentido de esta estrofa o versos que seguidamente reseño:

Abrebrecha, compañero/que ya sopla el viento de agua/y que hay que espantar el perro/antes que se eche la miada.

Esperaba mi turno y pensaba en estos versos que se repite muchas veces en la canción y me decía para mis adentro, en muchas oportunidades tuvimos la posibilidad de espantar el perro antes que echara la miada y no lo hicimos y el perro nos echó la miada. No lo hicimos en ese esplendoroso momento del 13 de abril. Voceamos todo 11 tiene su 13, pero permitimos que el perro nos miara. Ahí pudimos evitar que el perro osara nuevamente levantar la pata para echar su “chorrito”.

¿Necesitamos un ejemplo? Hay muchos, pero uno es suficiente para entender esto. Costo mucho quitarle la concesión a RCT. No espantamos el perro oportunamente y dejamos que nos miaran con el silencio del 11 y 12 en favor del golpe de Estado, luego fue difícil y los medios continúan alzando la patica y ayudan en ese intento de tomar el atajo del golpe.

Otro ejemplo, dejamos que la meritocracia de PDVSA nos miara y luego, vino otra levanta de pata y el chorrito del paro petrolero con una pérdida de más de 20 mil millones de dólares que nadie pagó y los responsables de ese paro y esa perdida de miles de millones de dólares andan por Miami, armando y financiando planes de golpes.

Llegó mi turno de firmar y dejé de pensar en las canciones de Alí y de sus mensajes. Ya estampada mi firma y de regreso al cafetín de la esquina de la plaza Bolívar, continué repasando letras de canciones de Alí y entre sus canciones y letras de sus canciones, se asomó unos versos de: Canción Manza para un Pueblo Bravo. Al recordar parte de esa letra, se me movió el piso porque en esa letra; Alí nos dejó varios mensajes que no pierden vigencia.

Decía Alí: A veces pienso que todo el Pueblo/es un Muchacho que va corriendo/tras la esperanza que se le va/la sangre joven y el sueño viejo/pero dejando de ser pendejo/ esa esperanza sera Verdad. Es posible que esté forzando una interpretación muy particular de esa letra, pero entre jugadas y por pendejos, se nos ha ido parte de esa esperanza de Poder Popular y de protagonismo. Siempre nos sacan el “perico” y nos matan con una lista que aunque le den muchas vueltas en consultas con UBECH, siempre es posible la lista porque el pueblo lo amanzaron. Todo esto lo han resuelto con real, porque se suponen que dinero es sinónimo de poder y no es tan directa esa relación.

No sé si hemos oído en verdad esta canción y pensado en la letra de ella, pero Alí ahí también nos dice: que al chivo manso siempre lo arrean y eso no pasa si es montaraz. El 13-A, el pueblo fue montaraz, después de eso, creo que nos amanzaron y por ser manzo, no hemos podido espantar al ni al perro de la casa ni al otro, antes de que se eche la meada. No mean. El perro de la casa tiene varias maneras de alzar la patica y mearnos.

Al dejar el baso del café vació, concluí que tal vez con el panita Alí no somos tan consecuente. Nos los colocan para ilusionarnos (estímulos). Nos emocionamos al oír sus canciones y eso como que apaga un poco la consciencia. Es curioso, pero Alí se nos fue creyendo que esa madera no sirve para guacal. En verdad no sirve para guacal porque es puro corazón, pero la usan para guacal y eso es un desperdicio político.

No tengo la impreión, que al panita Alí y sus canciones la usan de fondo para actos protolares y hacerno sentir una sensación que no es real. Se oye el sonido, pero su letra parece que no está siendo comprendida.



Esta nota ha sido leída aproximadamente 1321 veces.



Evaristo Marcano Marín


Visite el perfil de Evaristo Marcano Marín para ver el listado de todos sus artículos en Aporrea.


Noticias Recientes:

Comparte en las redes sociales


Síguenos en Facebook y Twitter



Evaristo Marcano Marín

Evaristo Marcano Marín

Más artículos de este autor



US mp N GA Y ab = '0' /tiburon/a204992.htmlCd0NV CAC = Y co = US