Pedagogía política

Campañas destituyentes

El Imperio –léase EE.UU.-, “está desaforado, se soltó el moño”, como decimos en criollo. Sus tentáculos maniobran hoy simultáneamente en Argentina, Brasil y Venezuela, por referirnos sólo a los tres países de más peso político y económico en Suramérica que, junto con Bolivia, Cuba, Ecuador, Nicaragua y los países anglo francófonos del Caribe, hacen que los brazos de Latinoamérica luzcan como “mandarrias” ante las pretensiones de Obama de torcer el brazo de los países que no se postren ante sus seculares designios. Utilizando como arietes los sectores de la burguesía parasitaria, de las oligarquías criollas pitiyanquis, los desadaptados de siempre, grupos estudiantiles como tontos útiles, y hasta el reclutamiento de mercenarios, buscan, con sus campañas y actos terroristas, llevar desasosiego, desilusión, desesperanza, sensación de ingobernabilidad en todos nuestros países. El propósito último es, todos lo sabemos, poner sus garras sobre las inmensas riquezas de recursos naturales que poseemos.
Veamos los acontecimientos en pleno desarrollo, como diría Walter Martínez.
 
Argentina. En la patria de los gauchos, el intelectual Julio C. Gambina, afirma: La situación política corre en paralelo con la evolución de la economía y el conflicto a varias puntas.
 
Por un lado, la puja interna por los ajustes en el salario docente, que si el  22% ofrecido por las autoridades está muy lejos del 38% de actualización que reclaman los sindicatos en la discusión con las autoridades nacionales.
 
No es menor la cuestión salarial, cuando se discute si la inflación del 2014 fue de 24% o de 38%, por lo que los dirigentes sindicales sostienen ajustes de ingresos que supongan recuperar lo perdido y anticipar el crecimiento de los precios del 2015. Ese es el argumento de la conflictividad salarial en estas horas.
 
En el mismo sentido, el conglomerado de gremios del transporte, de aire, tierra y agua, han convocado a un paro nacional para fines de marzo con eje en el impuesto a las ganancias, especialmente las de cuarta categoría, y la principal demanda es la actualización del mínimo no imponible y así evitar que los ajustes y/o aumentos de salarios tengan destinos en la recaudación fiscal.
 
Pero el conflicto no solo proviene del ámbito sindical, sino que también se procesa desde el interior de los sectores productivos y tanto en el sector agrario como en el industrial se procesa una interna política de los empresarios sobre las medidas económicas que anticipan el debate, ya no solo con el actual gobierno, sino que presupone una agenda para el que lo suceda desde diciembre del 2015.
En ese marco, un tema no menor de conflicto es la discusión con los fondos buitres y las justicia de EEUU. Desde el gobierno se insiste en una propuesta similar al canje del 2005 y 2010 y el Juez Griesa, sin perjuicio de empujar la ejecución del fallo, intentan arrimar a su sentencia a todos los bonistas no ingresados al canje de deuda de la Argentina”. http://www.rebelion.org/noticia.php?id=195736 HYPERLINK "http://www.rebelion.org/noticia.php?id=195736&titular=el-conflicto-econ%F3mico-en-un-a%F1o-electoral-"& HYPERLINK "http://www.rebelion.org/noticia.php?id=195736&titular=el-conflicto-econ%F3mico-en-un-a%F1o-electoral-"titular=el-conflicto-econ%F3mico-en-un-a%F1o-electoral-. 
Como se ve, los sectores de rapiña de ese Estado fallido que representa EE.UU, tiene sus garras metidas hasta los tuétanos en Argentina; la vía: la embajada estadounidense.
 
Brasil. En el gigante de Latinoamérica, para decirlo con las palabras de Eric Nepomuceno en rebelión.org, “Hay una muy rara huelga de camioneros imponiendo cortes en carreteras, principalmente en el sur del país. Sus exigencias son tan concretas como inviables: quieren rebajas en el precio del gasoil, en los precios de los peajes y aumento en las tarifas que cobran. Es fácil entender el impacto de una huelga como esa. En Brasil, más del 60 por ciento de las cargas son transportadas por rutas. En Minas Gerais, por ejemplo, la Fiat tuvo que suspender la producción de unos seis mil automóviles porque las autopartes no llegaron. Hay ciudades amenazadas de quedarse sin combustible porque los caminos están cerrados. Y en otras, como Río de Janeiro, el precio de algunos alimentos experimentó aumentos siderales, porque no llegan a las centrales de distribución. Esta semana, algunos llegaron a costar el doble de hace quince días. Hay filas infinitas de camiones impedidos por sus colegas camioneros de llegar a algunos puertos cruciales, tanto para llevar como para buscar productos y luego distribuirlos por regiones del país”. http://rebelion.org/noticia.php?id=196080.
A estos problemas se suman los de Petrobras, corporación de la que se quieren apoderar las transnacionales yankis. Y por supuesto que la embajada gringa está haciendo su trabajo de zapa.
 
Venezuela. En este país, mi país, nuestro país, la ofensiva “torcedora” iniciada el mismo 6 de diciembre de 1998 al conocerse el triunfo electoral del Comandante ha dibujado dieciséis años ininterrumpidos de violencia sistemática contra el rééééégimen. Sólo que los “torcedores gringos”, Bush y Obama, se encontraron con la “rabo’e’cochino” del arañero de Sabaneta y de un pueblo viril, digno, lleno de Patria que ha derrotado golpes de Estado, sabotaje petrolero, guarimbas, declaraciones de fraude en nada más y nada menos que en dieciocho resultados electorales, una guerra mediática nacional e internacional sin parangón, guerra económica caracterizada por el acaparamiento, el desabastecimiento, el contrabando, la especulación, la evasión fiscal, el fraude, el soborno, el chantaje…, ¡pero no volverán!. Este legado, que con la escalada diplomática que ha llevado al proceso bolivariano a ser símbolo, enseña y guía en los pueblos explotados del mundo, se fortalece con la integración como bandera: la Alba-TCP, Petrocaribe, Unasur, la Celac, el fortalecimiento de Mercosur, la derrota del Alca, el ascenso por abrumadora votación en el Consejo de Seguridad de la ONU, son logros indudables de un estadista que dejó su huella en el mundo.
 
Y la embajada norteamericana en Caracas ha metido su pata a fondo en el acelerador. Ya el gobierno del Presidente Maduro los está metiendo en cintura.
Quiero terminar por hoy estas notas “destituyentes” con unas referencias contundentes del intelectual argentino Atilio Borón: “Un año después de la caída del Muro, el 61% de los alemanes orientales se consideraban a sí mismos simplemente como alemanes; cuatro años más tarde este porcentaje se redujo al 35% a causa de la desilusión causada por la unificación. Brechas que se acentuaron en relación con los derechos de la mujer, el escaso apoyo en términos de guarderías y jardines infantiles, acceso a la salud y educación. Una encuesta revelaba, en 2009, que solo el 12% de los alemanes orientales creía que se había alcanzado el mismo nivel de vida que en las provincias occidentales, mientras que el 86% decía que no. Sin duda, ahora gozan de libertades que antes no tenían pero en el capitalismo alemán, como en cualquier otro, esas libertades tropiezan con enormes dificultades a la hora de ser realizadas. 
 
Pueden salir a voluntad de Alemania, porque ya no está el Muro, pero sus ingresos no se lo permiten. Pueden ir todos los días al KDW, la famosa tienda de departamentos que relumbraba como un sol del otro lado del Muro, pero no tienen dinero para adquirir lo que allí está a la venta”.
 
¿Cuál es el mensaje? Sencillo, los alemanes orientales, como otros varios pueblos del campo otrora socialista, al pasar al mundo capitalista, en las primeras de cambio quedaron deslumbrados. Al pasar los meses, los años, la desilusión, la desesperanza, el desespero, fue presa en esas masas. Ahora se encontraron que tenían que pagar por la asistencia en salud, en educación, por la recreación, por todo, mientras los limitados ingresos no les permitía tener acceso a ellos. Tenían toda la libertad para buscar, solicitar esos servicios, pero ahora son prisioneros de los bajos sueldos y salarios, de la explotación del hombre por el hombre.
 
Los venezolanos que ahora gozan de la inclusión que antes les fue negada, deben mirarse en ese espejo. Los que antes gobernaron este país y dejaron tras de sí hambre, miseria, dolor, ignorancia…no deben volver, no pueden volver….no volverán.
 

 



Esta nota ha sido leída aproximadamente 1364 veces.



César Eulogio Prieto Oberto

Profesor. Economista. Miembro de Número de la Academia de Ciencias Económicas del Estado Zulia. Candidato a Dr. en Ciencia Política.

 cepo39@gmail.com

Visite el perfil de César Eulogio Prieto Oberto para ver el listado de todos sus artículos en Aporrea.


Noticias Recientes:



US mp N GA Y ab = '0' /tiburon/a204379.htmlCd0NV CAC = Y co = US p hace 3 = NO