EEUU compra Centro América

En estos precisos momentos millones de estadounidenses están a punto de la ruina económica. 9.4% o 7-9 millones sin trabajo, es la tasa de desempleados (cifra manipulada) sin contar a los latinos por las leyes anti migración, leyes que ya pululan por los diferentes estados de Norteamérica. Sobre una base de 14 millones de indocumentados, 9 millones no consiguen empleo o lo tienen de forma temporal.

Desde 1930 década de la gran depresión en donde millones perdieron sus empleos, cientos de miles sus casas y pasaron hambre, situación similar se está viviendo nuevamente con la salvedad que, si EEUU no puede pagar su deuda el mundo se sumirá en una depresión. El otrora poderoso sistema financiero  estadounidense y europeo está a dos pasos de fallarle al mundo; para el capitalismo ganar dinero es lo primordial, satisfacer la necesidad de empleo, vivienda, alimento, para las tres cuartas partes de la humanidad es una cuestión secundaria.

En este contexto, literalmente EEUU compra 7 naciones centroamericanas lideradas por México. Hace pocos días, los títeres presidentes de esos países firmaron una carta de intención “para trabajar de manera conjunta contra el narcotráfico, tráfico de armas, lavado de dinero y contra el terrorismo” a pesar del fracaso total planteado por el programa de Washington en la lucha contra el narcotráfico, fracaso gigantesco, porque, el número de consumidores en EEUU y Europa es el mismo o aumento, la guerra contra las drogas está infestado de corrupción desde los EEUU por el negocio de armas que no les interesa controlar y por las mas de 300 toneladas de cocaína que requieren para satisfacer la demanda en las ciudades estadounidenses.

Felipe Calderón, después de haber llegado al poder con ayuda de Washington, devolvió el favor sacando a las calles 45000 soldados no preparados para combatir la violencia organizada ni el trafico de drogas, el resultado más de 45000 muertos, ejecuciones extra judiciales, desapariciones forzosas, secuestros y agresiones por millones, es lo que EEUU y México quieren ampliar a toda la región con total impunidad porque es seguro que los asesores estadounidenses que llegaran exigirán a cada gobierno que, hagan lo que hagan no serán sancionados por las leyes de cada país.

Hay dos informes algo respetables que señalan el fracaso de EEUU en su lucha contra el narcotráfico. El primero de ellos elaborado por la Comisión Latinoamericana sobre Drogas y Democracia liderada por los ex presidentes Cesar Gaviria de Colombia, Ernesto Zedillo de México y Fernando Henrique Cardozo de Brasil. El segundo informe corresponde a Kofi Anam ex secretario de la ONU, al ex Secretario de Estado George Schultz y elaborado por el ex presidente de la Reserva Federal Paul Volker, los dos informes llegan a las mismas conclusiones:

“Las políticas prohibicionistas que solo atacan el eslabón primario de la cadena del narcotráfico  y  solo combaten las rutas fuera de Colombia y Perú, así como los canales del transporte y si EEUU no reduce la demanda y cambia el estatus de los adictos para que los gobiernos traten a los consumidores en la salud pública, además, si Washington persiste solo en recomendar un constante incremento de la fuerza militar y policial para combatir el narcotráfico como a las bandas del crimen organizadas, son elementos que inciden en el fracaso total de la lucha contra el narcotráfico” coinciden los informes.

Ampliar este fracaso a toda Centro América persigue factores geopolíticos con influencia militar, económica, comercial como la política anti migratoria. América Central cada año pierde por la violencia 6500 millones de dólares, más allá de eso, el narcotráfico implica la utilización de armas que estimulan el desorden contra las estructuras políticas y la justicia. El narcotráfico penetra FFAA y policiales, materia prima para Washington, para entrenar nuevas fuerzas al mando de oficiales que en algún momento den golpes de estado para terminar con gobiernos socialistas y ayudar por la instalación de gobiernos lacayos.

Ya pasó con Honduras, Centro América es un laboratorio que ampliara el fracaso mexicano ante la imposibilidad de hacerlo en Sudamérica, región que indudablemente tiene elementos revolucionarios en el sistema político-económico que frenan las aspiraciones de incubar el deterioro de los principios morales que inundan a los EEUU.

Con gobiernos títeres, excepto Daniel Ortega, Centro América es la región más violenta del mundo supera el promedio del 8% de muertos por cada 100000 habitantes con 33.3%, el Caribe con 28.8%, los países andinos con el 24.8%, Sudamérica con el 11%, es además una de las zonas más pobres de la tierra ahí  se mete EEUU, para desestabilizar aun más la región y evitar según su pobre criterio que el socialismo avance.

El Banco Mundial realizo un estudio presentado en septiembre del 2010 dice, “la explicación más solida para los altos niveles de violencia en la región y su aumento en los años recientes, es el transporte de cocaína desde Colombia hasta los consumidores EEUU”.

IPS NEWS manifiesta “en el 2010 hubo en la región 18167 homicidios 43 por cada 100000 habitantes lo cual es considerado una epidemia según especialistas de Naciones Unidas”. El Banco Mundial agrega “quienes están inmersos en los crímenes son jóvenes desde los 15 a los 34 años, son una abrumadora mayoría, y si bien los maras son los mayores contribuyentes de violencia en El Salvador, Guatemala y Honduras, la violencia por la droga se irradia irremediablemente”.

A este panorama hay que agregarle las masivas deportaciones del gobierno de Obama, más de 1millon de latinos, de ellos más del 80% son centroamericanos que engrosan el desempleo. La guerra de los carteles en México, el uso de drogas en aumento en los países de tránsito hasta los EEUU, cuyas armas mayoritariamente estadounidenses sostienen el crimen organizado motivo que el pro norteamericano y reelegido Ban Ki-mon, hizo antesala para la firma de la venta de Centroamérica.

IPS News concluye, “el Informe de Desarrollo Humano sobre Seguridad Ciudadana en Centroamérica del 2009 indica la operación de 23 modalidades subterráneas del crimen organizado en la región que van desde el trafico de drogas, de personas, trata de blancas, lavado de activos, robo de vehículos, tráfico de armas y de madera” estima además que el tráfico de cocaína desde la región a EEUU suma 250 toneladas.

rcpuma061@yahoo.com



Esta nota ha sido leída aproximadamente 3383 veces.



Raul Crespo


Visite el perfil de Raul Crespo para ver el listado de todos sus artículos en Aporrea.


Noticias Recientes:


Notas relacionadas


Revise artículos similares en la sección:
Actualidad