La OTAN es una macolla de trasnacionales para la invasión y la muerte

La OTAN definida como la organización del tratado del atlántico norte, que incluye a varios países de Europa para la defensa de cualquiera de ellos, se ha transformado en un ente al servicio de las trasnacionales que juegan a la guerra, a la invasión de países que no están bajo su dominio y a la muerte justificada bajo el argumento de la defensa de los derechos humanos de unos pocos, pero que en todo en caso lo que se demuestra es el derecho que se abrogan algunos países para someter a otros.

Con esta invasión declarada a Libia, pretendiendo justificar la misma sobre la gran contradicción de la defensa de los derechos humanos de unos, pero actuando con bombardeos y matando niños, jóvenes y ancianos, no es otra cosa que la barbarie desatada para el control del petróleo y de las grandes reservas de agua que posee este país, aquí se ha tratado de ocultar esto último como las verdaderas razones de tal criminal agresión utilizando para ello la mentira, la desinformación y la manipulación mediática. Se está demostrando que estos países que son parte de la OTAN, están actuando con el mayor cinismo y descaro de sus gobernantes, en la injerencia de Libia, al apoyar a grupos de oposición con entrenamiento y armamento militar.

Oposición que a su vez ha sido preparada con antelación al momento en que la ONU declaró la zona de exclusión aérea para el ataque aéreo y la cual tuvo como su primer y principal protagonista al gobierno de los EEUU desde el momento en que su presidente Barack Obama emitiera la orden de bombardeo desde las costas de Brasil. Por encima de los gobernantes de esos países están las trasnacionales de grandes grupos económicos, que buscan someter a este País para su dominio y control, no importa la forma, ni las miles de muertes que eso pudiera generar, ya se está haciendo común la justificación de victimas como daños colaterales.

Ahora bien, independientemente de quien sea el gobernante de turno de ese País Libio, deben ser sus propios ciudadanos los que internamente deban definir su gobierno y no otros, es la propia auto determinación de los pueblos la que está en juego y no que se trate de imponer una forma de injerencia de unos países sobre otros, apoyándose en grupos de opositores que son financiados por organizaciones como la USAID (Agencia de los EEUU para el desarrollo internacional) y la NED (Fundación nacional para la democracia, ONG de los EEUU) y de otras del continente europeo para producir desestabilización de aquellos países que no representan sus intereses. Todo esto lo cimientan en individuos que no les importan la patria, que son capaces de vender hasta su propia madre, muchos de los casos son resentidos de la política que se sienten frustrados, que no aguantan la tentación de recibir dinero del exterior para desprestigiar al gobierno de turno y de esa forma tomar venganza, caso típico de esto tenemos en Venezuela a más de un dueño de medio televisivo o prensa.

Ahora bien, en el caso específico de Libia, se está demostrando, de acuerdo a las informaciones recibidas desde el exterior por medios alternativos, que hay una especie de injerencia caracterizada por dos (2) fases: primero que ese grupo de oposición al gobierno de Muamar Gadafi, recibió financiamiento desde el exterior, a través de organizaciones como las arriba mencionadas, para producir la desestabilización y hacer el camino para justificar de segundo una injerencia solapada a través de una resolución de la ONU, bajo el falso argumento de la defensa de los derechos humanaos, pero apoyando al grupo opositor financiado con anterioridad.

De ese modo, después de varios bombardeos al pueblo Libio, se llega al descaro del cinismo de manifestarse públicamente por parte de algunos voceros de esa OTAN, la idea de darle apoyo con entrenamiento y armamento militar al grupo opositor y la ONU bien gracias, como si nada malo estuviera ocurriendo, pero lo cierto es que se sigan produciendo muertos de niños, jóvenes y ancianos y no hay defensa verdadera de los derechos humanos que valga.

La OTAN ha pasado de ser un mecanismo de defensa de los países que la integran, para convertirse en un mecanismo de agresión e invasión y muerte. Ante la situación de injerencia de esas organizaciones, que no son más que fachadas del gobierno de los EEUU y otras que son del continente europeo, en el caso venezolano se impone la necesidad de impedir con las leyes ya aprobadas y mediante mecanismos de inteligencia hacer más efectiva la prohibición del ingreso de dólares para el financiamiento de grupos opositores en la desestabilización del País.

Ante la injerencia extranjera se impone la vigilancia revolucionaria y la activación de mecanismos de inteligencia popular.


romel_ali@hotmail.com


Esta nota ha sido leída aproximadamente 2260 veces.



Romel Alí Rodríguez


Visite el perfil de Romel Alí Rodríguez para ver el listado de todos sus artículos en Aporrea.


Noticias Recientes:



US mp N GA Y ab = '0' /tiburon/a121962.htmlCd0NV CAC = Y co = US p hace 3 = NO