(Y de esto, que dirá el “demócrata Insulza, ah?)

Operación "Baby Doc"

Desesperados ante el fracaso de la operación electoral fraudulenta, dirigida a construir una “legalidad” que soporte su sistema de Protectorado Internacional ilegítimo impuesto a través del Consejo de Seguridad de la ONU y la Misión de las Naciones Unidas para la Estabilización de Haiti, MINUSTAH, reforzada con la presencia del miembros del cuerpo expedicionario que invadió a Haití días después del terrible terremoto del 12/01/2010; el gobierno imperialista de  los Estados Unidos, seguramente con el apoyo del gobierno de la República Francesa (es muy difícil dejar de pensarlo)  realizó una “operación política encubierta”, mediante la cual llevó al territorio haitiano a uno de los más crueles, corruptos y primitivos dictadores del siglo pasado latinoamericano: Jean-Claude “Baby Doc” Duvalier, hijo del sátrapa Francoise Duvalier, mejor conocido como “Papa Doc” Duvalier.

Al tenebroso dictador no solo se le embarcó en un avión de Air France, línea bandera de la República Francesa, en donde gozaba de la protección, impunidad e inmunidad de la antigua potencia colonial en Haití sino que, en el aeropuerto internacional de Puerto Príncipe, controlado por los norteamericanos, fue recibido en el área “VIP”, fur protegido por la misma policía haitiana ( y muy posiblemente “contratistas” mercenarios extranjeros), sin que un juez de la República Haitiana dictara una medida de aseguramiento, por tratarse de un individuo responsables de múltiples crímenes de Lesa Humanidad que, por su naturaleza y, de acuerdo con la doctrina y las leyes internacionales de Derechos Humanos, son imprescriptibles.

Un vergonzoso hecho de esa naturaleza no puede ser explicado sino como una operación política diseñada y ejecutada, a la sombra, por los factores fundamentales de poder que controlan la actual situación de la República de Haití y, no puede tener otro propósito que el de  apoyar  la viabilidad de los planes dirigidos a garantizar, en esa  República hermana, un gobierno que impida el ejercicio libre y democrático de la soberanía popular, apoye la  continuidad del Protectorado Internacional impuesto desde la ONU y, la aplicación de un “Plan de Reconstrucción” material e institucional basado en los intereses geopolíticos de los Estados Unidos y la OTAN y, acorde con las grandes corporaciones globales.

Contrario al tratamiento dado al repatriado dictador Baby Doc, quien fue derrocado en 1.986 por una revuelta popular que exigía Democracia y Bienestar, el imperialismo norteamericano y sus socios otanistas, quienes ejercen un Poder Fáctico a través del “Pro-Consul” imperialista, Willians “Bill” Jefferson Clinton, se han negado reiteradamente a permitir el regreso libre e incondicional del presidente democrático, Jean Bertrand Aristide, derrocado y secuestrado durante el gobierno del mismo procónsul “Bill” Clinton,  y enviado al continente africano, por representar un peligro para los intereses norteamericanos, impidiéndosele participar con su movimiento político Lavalás en el proceso político haitiano, dado al alto grado de simpatía popular de la que aún goza el expresidente y por su identidad con los procesos  de cambios soberanistas y de Justicia social que vive actualmente Nuestra América. 

La “Operación Baby Doc”, es una nueva demostración de la contraofensiva imperialista en los países de Nuestra América materializada en el derrocamiento de Zelaya y el intento de Golpe-Magnicidio contra Correa y, debe confirmar la necesidad de profundizar y consolidar el actual procesos de “blindaje integracionista” que se viene desarrollando en América del Sur con UNASUR y en toda América Latina y el Caribe con la creación de la Comunidad de Estados de América Latina y el Caribe, en la Cumbre de Jefes y Jefas de Estados y de Gobiernos, a celebrase en Caracas el venidero 5 de julio, dirigida a  defender nuestras naciones y Estados de la amenaza cierta y permanente de agresión por parte del gobierno imperialista de los Estados Unidos y sus aliados de la OTAN, en su decidido propósito de preservar y reforzar la hegemonía del Estado Global que pretenden imponerle a la Humanidad y a su planeta Tierra, como única posibilidad de garantizar la sobrevivencia del sistema Capitalista, envuelto en una profunda crisis sistémica terminal.

(Y de esto, que dirá el “demócrata Insulza, ah?). 

yoelpmarcano@yahoo.com



Esta nota ha sido leída aproximadamente 2052 veces.



Yoel Pérez Marcano


Visite el perfil de Yoel Pérez Marcano para ver el listado de todos sus artículos en Aporrea.


Noticias Recientes:


Notas relacionadas


Revise artículos similares en la sección:
Internacionales



US mp N GA Y ab = '0' /tiburon/a115868.htmlCd0NV CAC = Y co = US p hace 3 = NO