Insulza no sigas hociconeando

  Decir Insulza es igual a insulsa; o sea; insípido desabrido; pero José Miguel aparte de Insulza su otro apellido es Salinas o sea que contiene sal, es salobre; en pocas palabras   la incoherencia de este señor viene de nacimiento, no es una cosa ni la otra, o para expresarla a lo chileno no hay nada mejor que las palabras del  padre cantor Víctor Jara;

Usted no es na' 
ni chicha ni limoná 
se la pasa manoseando 
caramba zamba su dignidad

Y de verdad hay que ser bien descarado para que el Secretario General de la Organización de los Estados Americano (OEA)   pretenda cuestionar la decisión soberana y ajustada a la norma constitucional del poder legislativo venezolano, de aprobar una ley habilitante.

  Precisamente él; quien fue funcionario activo de la cancillería chilena  en tiempos de la Unidad Popular  presidida por el Camarada Presidente Salvador Allende; que supo  de la más flagrante  violación de la constitucional y de los derechos universales del ser humano; pero no solo eso que después de la salida de Pinochet guardo silencio cómplice de todo un entramado jurídico ilegal  decretado por un gobierno ilegal y que aun rige a la sociedad chilena. Esto que digo lo dicen mejor que yo chilenos que padecieron los embates del fascismo pinochetista como HÉCTOR ZAVALA LEIVA Y CARLOS LÓPEZ FUENTES; 

“Con la Constitución, hecha a la medida para Pinochet, el condicionamiento de la sociedad chilena fue completado. En relación con ello, no resulta exagerado hablar de la domesticación de los políticos chilenos. Carlos Huerta Ruiz-Tagle (economista chileno), dos años después que la Constitución fue impuesta, declaraba : “a los políticos como a los caballos hay que amansarlos con una Constitución adecuada” [2]. Hasta hoy, la Carta Magna sigue garantizando la « gobernabilidad » necesaria para el buen funcionamiento del modelo. Como si ésto fuera poco, ante hipotéticos peligros, el dictador Pinochet confeccionó 17 decretos llamados Leyes Organicas Constitucionales, anexadas a la Constitución y un paquete considerable de “leyes secretas”, que están aún vigentes. Todo el funcionamiento de la sociedad quedó regulado, al milímetro, por estas normas autoritarias y antidemocráticas. La Ley Orgánica de la Enseñanza (LOCE), que los estudiantes denunciaron recientemente, fue la última ley firmada por el dictador, nunca hasta ahora puesta en cuestión.”

Aun se sigue persiguiendo a indígenas mapuches aplicándoles la “Ley Antiterrorista” decretada, léase bien, DECRETADA por el dictador Pinocho. En Chile a pasado como que aquí después del 12 de Abril nosotros una vez que nuestro Comandante Presidente fue restituido por el pueblo, hubiésemos tenido que elegir los demás poderes porque eso ya fueron disueltos por Pedro Carmona y hubiésemos aceptado que el país se le denominara Republica de Venezuela y no Bolivariana porque así lo decreto el dictador; esa es la realidad de la patria de Allende, de Pablo, de Víctor, de Miguel Enríquez, de Corvalán; y ¿Que ha hecho José Miguel Insulza  al respecto? ¿Qué ha dicho? , ¿Qué ha declarado con lo que vive su país? Nada, ciego, sordo y mudo. Como me dijo un camarada chileno “que guatón tan mamón”.

PATRIA SOCIALISTA O MUERTE 

josehog13@gmail.com

Twitter: @chevento



Esta nota ha sido leída aproximadamente 1906 veces.



José Ovalles


Visite el perfil de José Ovalles para ver el listado de todos sus artículos en Aporrea.


Noticias Recientes: