La política defensiva del socialismo

Es engañoso separar lo defensivo de lo ofensivo en política cuando lo civil y lo militar, la paz y la guerra están juntos. ¿Qué probabilidad tiene una política defensiva que pasa por alto muchos de los métodos de la guerra contemporánea con una política continuamente agresiva, sobre un frente mundial, de un enemigo dinámico que esta dispuesta a usar y que usa todos los métodos posibles?

Con la avanzada tecnología usada en la guerra moderna o para el negocio de las armas, las posiciones técnicas-científicas son objetivos de primer orden, esa es la ofensiva a implementar en tiempos de paz, investigaciones en la educación, en el servicio publico, en la física, en la química, en la sicología, en la historia, sobre las cuales parece haber caído una maldición de una formidable estupidez política utilizada empíricamente a nivel diplomático par ganar influencia con el petróleo descuidando la cultura.

“La guerra no es mas que la continuación de la política por otros medios” decía von Clausewiwitz, en cambio von Treitschke, fue mas allá al decir, “la guerra es solo la forma violenta de la política”. En muchos casos la historia trata de hacernos creer que, “las guerras son excepciones en el curso normal de la evolución histórica” para eludir la responsabilidad moral del desencadenamiento de las guerras como el Nobel de la paz a Obama, o el libro de George Bush, “del profundo dolor cuando no encontró armas de destrucción masiva” o la versión del Vaticano, “que todo lo que matamos o destruimos en las guerras no cuenta en el plano moral” si en la violencia domestica de las cuales ellos son coparticipes con la pedofilia y la moral de doble vía que practican, característica de los curas católicos desde sus inicios hasta hoy.

Von Clausenwitz, en su principio, destruye ese sentimentalismo moral al afirmar que la lucha por el poder social, la lucha de clases o cultos por el mantenimiento o aumento del poder es continuamente histórica, en determinadas circunstancias esta lucha esta dirigida por los medios de comunicación quienes defiende una línea política o poder económico, energético, en otras palabras, las guerras, no son accidentes de la historia sino parte integrante de la paz y la guerra que se complementan naturalmente.

La compra de armas defensivas para defendernos del imperio ¿en que momento se vuelven ofensivas? Será cuando atacamos para defendernos, es una teoría muy simple porque de ninguna manera es armamento disuasivo. ¿Cuando el canal de Panamá dejo de ser estratégico para los EEUU? Cuando tuvieron su marina de guerra en los dos océanos, y cuando la bomba atómica hizo que el cuidado del canal por parte de los marines sea una estrategia obsoleta. Ahora, las guerras se libran en el campo social y en el ambiental que alteran los sistemas financieros porque las sociedades están aglutinadas de manera desigual.

Cuba, Vietnam, Irak, Afganistán, o los grupos guerrilleros como las FARC nos demuestran que la resistencia no es un ejército pequeño. Las armas con suprema tecnología no sirven cuando un revolver y una bomba igual pueden destruir el orden constituido de un país, el mal esta en sostener por interés político una desigual sociedad, cuidadosamente jerarquizada en la cual, las lealtades políticas de las mujeres y de los hombres son primariamente personalizadas hacia arriba, esa, es una guerra permanente que provoca resistencia en las masas y es una política defensiva al socialismo.

Desde los siglos XIX-XX el socialismo o el comunismo para ser más exacto, esta militarmente a la defensiva, y la ciencia y la tecnología son elementos ofensivos usados por los militares cuando la evolución de una nación como forma importante de la política, es evolucionar las industrias con tecnología limpia para enfrentar ofensivamente el calentamiento global.

En tiempo de paz las políticas deben ser ofensivas en su desarrollo económico-social capaz de alterar la cultura con atención a los factores psicológicos para medir constantemente el estado de ánimo de la población. Basta ya de seguir a la defensiva comprando armamentos defensivos para seguir a la defensiva en nuestra evolución y en la solución de nuestros problemas. Necesitamos un partido nuevo que se encargue permanentemente de la planificación de la ofensiva social que proyecte una guerra total a la inflación, a la inseguridad, a la corrupción, al burocratismo.

¿Cuándo una nación esta militarmente preparada? Cuando dispone de un ejercito o cuando dispone de fabricas capaces de satisfacer el desempleo o cuando forma obreros y ciudadanos hábiles y dispuestos a defender la Patria o cuando esta dotado de radares y misiles, en realidad, la distinción es un verdadero absurdo, como preguntar ¿Quién es un militar y quien un civil? ¿Quién es mejor para la revolución un general que estudia tácticas de guerra o un estudiante que aplica la química biológica o la física nuclear?

No puede seguir existiendo la confusión, los dos se complementan equilibradamente aun cuando unos tengan el poder de las armas pero que, sin el apoyo del pueblo poco pueden hacer, lo importante es ser ofensivos en nuestro desarrollo no defensivos por estrategia militar.


rcpuma061@yahoo.com


Esta nota ha sido leída aproximadamente 3671 veces.



Raúl Crespo


Visite el perfil de Raul Crespo para ver el listado de todos sus artículos en Aporrea.


Noticias Recientes:


Notas relacionadas


Revise artículos similares en la sección:
Ideología y Socialismo del Siglo XXI