Una propuesta al ciudadano gobernador

Cumaná: las acciones en la casa natal de Antonio José de Sucre

La remodelación de una casa habitacional, donde existe la presunción de ser la Casa Natal de Antonio José de Sucre, no es un hecho frecuente en Cumaná, ni en ninguna parte. La mayoría de los pocos temas que se abordan con ese fin son generalmente, espacios o edificios "monumentos", representativos de acentuados valores históricos o religiosos.

En nuestro caso el protagonista es cualquier modesta casa del área de interés histórico que posea un valor vivo, basado en su sencilla pero intensa vida comunitaria. Aquí lo histórico, lo heroico, lo cívico, lo religioso en sus expresiones grandiosas o grandilocuentes, quedan subordinadas a la más rica expresión del acontecer humano: la vida cotidiana.

Las dimensiones simbólicas no se traducen en monumentos, sino fundamentalmente en la expresión misma de esa comunidad. No debemos caer ni en el fácil romanticismo evocativo ni en una postura de tecnicismo soberbio que no sepa leer la sabia enseñanza que el usuario nos indica con las caracterizaciones y usos del suelo.

Es la observación de lo que sucede lo que debemos mantener y afirmar. Por supuesto, en sus intenciones, en lo positivo; en lo que merece su conservación; es con esta actitud que propongo al ciudadano gobernador:

  • Equipar sin trastrocar la vida propia.

  • Caracterizar, sin desvirtuar valores de uso.

  • Embellecer el espacio, con sencillez y respeto a lo existente.

  • Crear servicios que complementen los actuales.

  • Estimular la cohesión colectiva y el interés común.

El éxito de nuestro propósito radica, esencialmente, en que la casa "calificada" natal de Antonio José de Sucre acepte estas acciones, que ellas se mimeticen en aquél. Y básicamente, que la vida comunitaria siga coherente con sus propias características, pero:

  • Integradas al total urbano.

  • Equipando el espacio.

  • Caracterizándolo.

  • Embelleciéndola

  • Con servicios que garanticen todos ellos una vida digna y plena.

  • Afirmando lo auténtico,

  • Sin crear falsas escenografías.

El área donde esta la casa "calificada" natal de Antonio José de Sucre esta libre. Libre y abandonada. Aún asi, o quizás por eso, vive una continuidad en sus formas de vida y en su expresión formal que se deteriora, pero continúa conservando su vigencia.

A modo de experiencia de renovación en áreas estructuradas de nuestra ciudad, propongo la integración de ese grupo de viviendas con el entorno existente, asi como el uso del suelo del terreno disponible –aumentando por un importante desnivel del mismo- constituye el problema teórico fundamental a resolver.

Ciudadano gobernador, los objetivos que se intentan lograr se sintetizan en:

  • Solución de planta tipo que rescata algunos valores que mantienen vigencia, pero dimensionados y adecuados a una realidad actual.

  • Solución modulada para permitir una prefabricación parcial de elementos y estudiar las posibilidades de este enfoque en las soluciones de viviendas, inclusive en áreas de interés histórico, en nuestro medio.

  • Composición y referencias del conjunto que contribuyan a afirmar la definición espacial de la plaza-boulevard, incorporando además peatonales elevadas que permitan, a la vez de una continuidad circulatoria a variadas alturas, una nueva y muy rica apreciación del entorno.

  • Devolver a la zona de interés histórico ciertos hitos referenciales por su altura, tal cual fue tradicional en el área con las viviendas de dos pisos y que hoy han desaparecido en su casi totalidad.

  • Integrar al nuevo conjunto algún elemento arquitectónico sobreviviente al deterioro, en una actitud que quiere expresar nuestro respeto y deseo de integración y continuidad con lo existente, tanto en lo espacial, como en lo que es racionalmente recuperable.

  • Incorporar en el conjunto de servicios de uso público: áreas arboladas, plazoletas, circulaciones cubiertas, peatonales a través de la manzana.

  • Expresión formal respetuosa de soluciones tradicionales de la propio área de interés histórico adaptadas a una técnica actual.

Como autocritica fundamental, preguntamos:

  • ¿Qué hicimos paralelamente a las acciones físicas para para afirmación cultural y social de los aspectos comunitarios?

  • Como arquitecto intentaré leer los deseos de los usuarios mediante la observación de sus pautas espontáneas, pero ¿Leímos bien?...

  • ¿Tiene sentido esta experiencia parcial, incompleta, no continuada y sin mantenimiento ni apoyo a sus necesidades más inmediatas?

  • ¿Qué otro valor puede atribuírsele que el de pequeña acción bien intencionada pero enquistada, iniciada por las autoridades de turno, solamente para obtener, sin proponérselo en este caso, que todo siga como esta?

El proyecto, una vez más, se movió entre autoridades y técnicos. El usuario fue conceptualmente respetado, pero no invitado a participar activamente en la toma de decisiones, en las acciones que modificarían su entorno, su barrio, su vida cotidiana.

Sin esa condición consideramos ahora, que el diseño y su consiguiente evaluación no son válidos, sino por el contrario subjetiva y personal según la escala de valores que nos planteamos nosotros o quienes la juzguen. Y esta escala corresponde fundamentalmente a sus propios usuarios.

¡Que se abran cien flores y florezcan cien escuelas de pensamiento¡

C:Documents and SettingsAdministradorEscritorioCalle Sucre Cumaná.jpg

Fotografía: calle Sucre de Cumaná



Esta nota ha sido leída aproximadamente 1526 veces.



Servando Marín Lista

Arquitecto- Es autor del libro "Desde la Comunidad": la arquitectura de multitudes (junio, 2010) dirigido a la formulación de propuestas de planificación del desarrollo estratégico para captar el objetivo esencial y específico de clarificar el compromiso y la responsabilidad de la explosión del Poder Popular con la problemática total de la ciudad, mediante todas las escalas de sus propias acciones para marchar rumbo al nuevo sistema de Ciudades Comunales, los Distritos Motores de Desarrollo y los Territorios Federales. Y autor, también, del libro "La Ciudad Comunal, la lucha de clases por el espacio" (nov, 2013) donde plantea una interpretación de los fenómenos urbanos, que constituye una herramienta sobre lo que ?desde afuera? de la estructura urbana, el poder económico y el poder político, conforman la lucha de clases por el espacio y avanza en el señalamiento de la necesaria ruptura con los valores, instituciones, relaciones de poder y las raíces más profundas de la sociedad capitalista.

 tetralectica77@gmail.com      @chevan2

Visite el perfil de Servando Marín Lista para ver el listado de todos sus artículos en Aporrea.


Noticias Recientes: