Está comprobado que vivir del día a día puede ser mortal

El Covid no es Coba

El 2020 ha sido caótico, inesperadamente nos tocó enfrentar una enfermedad altamente contagiosa: el coronavirus. La enfermedad se convirtió rápidamente en pandemia y ha causado estragos en el mundo entero cobrándose la vida de miles de personas.

En Venezuela hay más de 30mil casos de infectados, con la esperanzadora cifra del casi 70% de recuperados. Nos preocupa que aún no se ha llegado al pico en las cifras de contagiados y son más de 250 los fallecidos, todas las vidas son valiosas pero el sentimiento de dolor se incrementa colectivamente al saber que entre los fallecidos hay varios trabajadores de la salud esos "héroes de batas blancas", también personas que con alguna que otra prevención no contaban con contagiarse mucho menos morir, ejemplo: un señor que "solo salía a jugar una partidita de dominó con amistades" o el caso de la señora que era directora de una escuela e iba hacer compras en un mercado popular (como docente me preocupa ver la dura labor que le toca a las directoras,no descansan ni pueden cuidarse adecuadamente, dado que en guerra económica y en esta pandemia deben estar dando la cara,así estén las escuelas vacías, llevan adelante programas como el P.A.E de alimentación escolar ) y hace dos días la muerte de Darío Vivas importante dirigente político y revolucionario que perdió la vida a los 70 años de edad.

Cuidado está comprobado que ese "día a día "puede Matar.

La excusa para no quedarnos en casa y por ende no cumplir cabalmente con la cuarentena es que "día a día "salimos para ver que podemos adquirir para comer, sin embargo de cada hogar salen a realizar las respectivas compras o para distracción miembros de la familia de todas las edades.

Es nuestro país se mal acostumbro parte del pueblo, dado a la imperante crisis a cuestionar todo lo que dice o implementa el gobierno nacional y de resaltar el tema económico o de los servicios por encima de lo sanitario, parece más importante el "No hay gas, ni gasolina".

Vivir del día a día se aplica al hábito en que las personas a diario realizan las compras de los alimentos para su hogar y las que diariamente generan ingresos con actividad económica formal o informal. No necesariamente es propio solo de los sectores más desprotegidos del país, allí está el ejemplo del gobierno nacional con trabajo diario y se realizan cadenas diarias de las ctividades para ser reflejadas por los medios del estado a manera de maratón "todo el día" ¿No estamos en pandemia? Hay que cuidarse, cuídense ustedes también personeros del gobierno son preocupante esos positivos de Diosdado Cabello, Prieto, Bernal, Héctor y Jorge Rodríguez, Heredia, entre otros. Lamentable la pérdida de Camaradas como Darío Vivas.

El peligro está latente el covid se propaga por todo el territorio nacional y aunque el modelo socialista tiene enemigos al acecho descarto un poco eso de que los contagios a nuestros líderes se realizaron a través de planes conspirativos, conociendo la circulación del virus y las muy efusivas maneras de los venezolanos saludarnos o desenvolvernos, eso no es inoculado, eso fue por descuido, así sea mínimo. Tampoco se puede ejercer la presión del trabajo por el país y convertir en mártires a los que se infecten, para eso existe la tecnología: teletrabajo, la teleeducación ahora falta un tele gobierno.

He aplaudido medidas del ejecutivo nacional: la implementación a tiempo de la cuarentena, confió en la actuación de la atención médica ya que según cifras oficiales los recuperados aumentan considerablemente. El gobierno se esfuerza, las personas que han regresado de otros países y les toca cumplir la cuarentena reconocen la excelente atención y alimentación acorde (algo que ni los venezolanos trabajadores le garantizan a sus propios familiares)

Retrocediendo

A pesar de que el covid hizo que muchos Venezolanos que emigraron volvieran a su patria, nuestro país solo ofrece un bajo índice (ya no es ni tan bajo) de contagiados por covid, más nada, el salario es devorado por la inflación, los bonos no le llegan a todos, los productos están carísimos, los servicios ya ni existen y para poder remediar males gas, gasolina y hasta el agua debe ser pagado en dólares así no los tengamos (no exagero), fe si te tenemos: José Gregorio Hernández es nuestro principal bastión en la pandemia por ser reciente Beato y ser el médico durante años de los venezolanos e igualmente las demás religiones no abandonan su compromiso han hecho uso de la tecnología para mantenerse unidos.

El uso del tapaboca en vez de ser una medida de prevención lo toman algunos de capricho, las razones para no usarlo o usarlo a lo loco (usarlo en la barbilla de adorno, dejando la nariz afuera o agarrándoselo a cada momento) van desde la aversión política, la errada idea de que no les permite respirar o la infantil apreciación de que los tapabocas no lucen con la vestimenta. Ante ciertas alocuciones del presidente todos los venezolanos estamos atentos de una manera "unidos" aunque semanas atrás Jorge Rodríguez ministro de Comunicación pidió que a las 8:00pm se saliera a aplaudir por los menos un minuto a los médicos venezolanos y pocos lo hicieron, unos que otros de apartamentos hechos por la misión vivienda y otros que lo hicimos significativamente por whatsaap.

Colas y reunitis

Dios nos protege aunque nosotros no ponemos mucho de nuestra parte, a veces por necesidad o antojo debemos hacer largas colas para comprar y se nos olvida el distanciamiento social, en las organizaciones políticas y sociales (la milicia bolivariana, claps y consejo comunales) invitan y proponen reuniones para el trabajo por la comunidad, el que no asiste no se le cree que sea por prevención, en lista queda ausente sin motivo importante. En medio de las flexibilizaciones familias numerosas se reúnen incumpliendo las medidas para celebrar cumpleaños o simplemente compartir y socializar.El covid no es juego y en Venezuela cada vez aumentan las cifras, nuestro temor y respeto parece ubicarse unicamente en esas primeras semanas de marzo cuando apenas teníamos 2 contagiados en el territorio nacional.



Esta nota ha sido leída aproximadamente 948 veces.



Fátima Piñero

Comunicadora Social, Licenciada en Educación Preescolar, Magister Cum laude en Orientación de la conducta. Modelo.

 asdrudypi@gmail.com

Visite el perfil de Fátima Piñero para ver el listado de todos sus artículos en Aporrea.


Noticias Recientes:

Comparte en las redes sociales


Síguenos en Facebook y Twitter



Fátima Piñero

Fátima Piñero

Más artículos de este autor


Notas relacionadas