Medicinas naturales contra el coronavirus

I.

El mundo entero está pendiente a la aparición del Coronavirus (afección del tracto respiratorio) en distintos países, pues la gran prensa, a mayor cobertura, dice que se consolida la pandemia.

Como pandemia siempre ha sido sinónimo de muerte en el imaginario colectivo, es lógico que todo el mundo se angustie y tienda al pánico, en la medida que se agregan nuevos integrantes a la lista de los países contaminados y que desde el campo de la medicina alopática se afirme que no hay vacuna ni tratamiento para ese mal.

Los naturistas estamos convencidos que este problema de salud publica no es ninguna pandemia mortal ni se resuelve solo con los enfoques de la medicina alopática y que es una ofensiva de PsicoTerror auspiciada por el imperialismo, tal como ha ocurrido con el gripe porcina, gripe aviar entre otros "potes de humo".

Vemos la solución en términos sencillos y populares: serenidad; sentido común; higiene; organización popular; medicinas naturales y ancestrales.

Para la serenidad tenemos que el simple término pandemia no debe asustarnos porque hoy día no representa mortalidad. En mayo del año 2009 la Organización Mundial de la Salud (OMS) cambió la definición de pandemia que hasta ese momento significaba "Infección por un agente infeccioso, simultánea en diferentes países, con una MORTALIDAD SIGNIFICATIVA en relación a la proporción de población infectada". En la definición publicada el 24 de febrero de 2010 en la WEB de la OMS, se llama pandemia a la "propagación mundial de una nueva enfermedad". Puede existir una pandemia que no cause muertes sino que se extienda por muchos países.

Entonces para estar seremos, tenemos que hacer cálculos para conocer el tamaño de la amenaza y la severidad de la pandemia, el porcentaje de mortalidad sobre la población afectada. En el caso del Coronavirus anda por el 3,5 % de mortalidad (2800 fallecidos de los 82.000 afectados). Es una amenaza que no es grande ni severa, si la comparamos con la mortalidad significativa de las Enfermedades Crónicas No Transmisibles-ENT (cáncer, diábetes, obesidad, enfermedades cardiovasculares, etc); el paludismo; el sarampión o la tuberculosis.

Detrás de esas cifras del Coronavirus hay que identificar las razones por las cuales el 96,5 % de los afectados se recuperan y por qué la pandemia no se ha extendido a toda China.

Los resultados de esa indagación dicen que la sanación está en la naturopatia: las medicinas naturales, el estilo de vida, la sana alimentación y las terapias complementarias soportadas por las plantas medicinales, lo que comúnmente se hace con los gripes y resfriados.

Actúan organizadamente bajo enfoques naturistas, sencillos y populares.

Con razón y sentido, el Presidente Maduro dio instrucciones este 27 de Febrero: "Iniciaremos una Campaña Preventiva del Coronavirus en las escuelas, en las fábricas, en las calles, porque Venezuela con su Sistema de Salud Pública y su pueblo consciente vamos a enfrentar esta amenaza y vamos a salir airosos"

II.

Es primordial saber como se atiende al Coronavirus en China. Los elementos esenciales, gracias al apoyo de nuestro amigo Luis Miguel Oliveiras, Naturópata español, se trascriben a continuación:

Las primeras medidas del Gobierno de Pekín al reconocer la crisis fue enviar a varios equipos con cientos de expertos en Medicina Tradicional China (MTC) a Wuhan (provincia de Hubei). Según se lee en la prensa china: "100 more traditional Chinese medicine workers dispatched to Wuhan". Source: Xinhua| 2020-01-27 Editor: huaxia.

1) Medidas de Prevención:

Así, a las personas que hayan estado en contacto con potenciales enfermos y cuyo sistema inmunitario está débil se les recomienda "Yu Ping Feng San" modificado, una mezcla a base de raíz de colmillo feng (Saposhnikovia divaricata) y de astrágalo (Astragalus membranaceus) y de rizoma de la conocida en China como Bai Szhu (Atractylodes macrocephala).

Y, ojo, no solo el Gobierno chino recomienda plantas medicinales para reforzar las defensas ante la amenaza del Coronavirus: el Ministerio de Ayush (ayurveda, yoga y naturopatía, unani, siddha y homeopatía) de la India también aconseja a sus ciudadanos la toma de plantas medicinales propias de la medicina ayurvédica y homeopatía para fortalecer su sistema inmunitario.

2) Protocolo sanitario a base de plantas para cada fase de la enfermedad:

a) Para la fase temprana:

Cuando ya se ha incubado el virus y la infección se instala, poniéndose de manifiesto los primeros síntomas, el Protocolo aconseja, entre otras soluciones, una modificación de la fórmula "Huo Po Xia Ling Tang", una decocción de una variedad de Agastache y de Pinellia, de Magnolia officinalis (conocida como "houpu magnolia") y del hongo, Poria cocos, también llamado "pan indio", junto al preparado "Xiao Chai Hu Tang" (elaborado a base de decocción de una variedad de Bupleurum).

Además, esta solución puede combinarse con fruto de sauzgatillo (Vitex agnus-castus) o con un tipo de angélica propia de Siberia (Angelica dahurica), entre otras, en caso de dolor de cabeza.

Y asimismo con miel mezclada frita o con perilla (Perilla frutescens) si el paciente presenta tos pronunciada, por ejemplo.

Según se tengan determinados síntomas -que pueden ir desde la flema abundante a la inflamación de garganta-, el tratamiento principal puede completarse con pepino chino (Trichosanthes kirilowii), escrofularia nignpo o china (Scrophularia ningpoensis), belamcanda o flor leopardo (Belamcanda chinensis)...

b) Para la fase media

De acuerdo con el programa que se está utilizando en los hospitales chinos, cuando la neumonía alcanza la etapa media puede tratarse con una versión modificada de las fórmulas "Xuan Bai Cheng Qi Tang" y "Huang Lian Jie Du Tang".

La primera es un preparado a base de ruibarbo (Rheum rhabarbarum), naranja amarga inmadura (Fructus aurantii immaturus) y houpu magnolia.

La segunda, a base de rizoma de hilo de oro chino (Coptis chinensis), de raíz de Scutellaria baicalensis, corteza de árbol de amur (Phellodendron amurense) y de fruta del jazmín de la India (Gardenia jasminoides).

Pero además en caso de estreñimiento agudo se puede añadir la hierba nudosa japonesa (Fallopia japonica) y, si es necesario un plus expectorante, el pepino chino o la conocida como "cola de lagarto" o "planta camaleón" (Houttuynia cordata), entre otras.

El Protocolo recoge también sendas indicaciones para dos fases mas: la fase severa y la fase recuperación de la enfermedad. Que serán proporcionadas en próximas entregas.

III.

Para la atención del Coronavirus en Venezuela proponemos:

- Los mismos cuidados y tratamientos que se aplican a las gripes y resfriados, los cuales están sustentados en higiene y reposo, así como, dependiendo del sistema inmunitario, consumir múltiples combinaciones del arsenal terapéutico: miel de abejas, manzanilla, limón criollo, boldo, sábila, toronjil, citronera, matejea, flor de caujaro y jenjibre.

- Asumir las instrucciones del Presidente Nicolás Maduro, mediante la alineación perfecta en el Plan "Todos contra el Coronavirus" con los entes que tienen mayor cobertura en calles, escuelas, cuarteles, hospitales y hogares: la Dirección General de Salud del Ministerio de la Defensa; la Gerencia de Salud Integral del IPASME; el Viceministerio de Salud Integral del Ministerio de Salud, la Gran Misión Hogares de la Patria; la División de Salud de la Milicia Bolivariana y el Congreso de Medicinas Naturales y Terapias Complementarias de Venezuela.

- Elaborar en el corto tiempo, los Protocolos para atender el Coronavirus con los recursos naturales que tenemos en Venezuela, bajo la dirección del IVIC, en el Convenio Marco para difusión de Medicina Tradicional China en Venezuela.

- Difundir masivamente el vídeo de prevención elaborado por el ministerio de Salud para prevenir las infecciones respiratorias: https://youtu.be/yTkIaFP1igs



Esta nota ha sido leída aproximadamente 3826 veces.



Alexis Adarfio Marín


Visite el perfil de Alexis Adarfio Marín para ver el listado de todos sus artículos en Aporrea.


Noticias Recientes:

Comparte en las redes sociales


Síguenos en Facebook y Twitter



Alexis Adarfio Marín

Alexis Adarfio Marín

Más artículos de este autor