¿Y por qué no reducimos, reciclamos y reutilizamos?

El asunto de la recolección de los desechos sólidos o basura es un viejo problema, al cual siempre se le ha buscado solución con la compra de camiones, otros equipos, entrega de parcelas para enterrar los desperdicios y, por lo general, se da un paso en falso, como dicen algunos críticos, pues de allí a la corrupción el trecho es corto.

Siempre recordamos y nos reímos de un chiste -dicen que con base real- acerca de la compra de una barredora para la ciudad de Maracaibo, estado Zulia, con el pequeño detalle de que lo que habían adquirido había sido una barredora de nieve.

La cuestión está en desarrollar una amplia política de conservación del ambiente y, como parte de ese esquema la política de recolección de los desechos que contemple la reducción, el reciclaje y su reutilización.

Uno de los primeros tópicos a tratar tiene que ver con la separación de los desechos y para ello es necesario diseñar un cuadro que contemple no solo los tipos de materiales sino los días en los que serán recolectados. Esa separación deberá hacerse desde los hogares y los establecimientos comerciales de todo tipo.

Esa tarea, que imaginamos gigante ya que debe ajustarse con una política de carácter nacional, con sus modalidades y variaciones, debe estar acompañada de una verdadera fase de comunicación-educación, porque hay que insistir y reiterar todo el tiempo posible la necesidad de organizar un mejor ambiente para todos.

Por allí estuvo una promoción –vía televisión- en la que se hablaba y creo que se invitaba a los venezolanos a separar los desechos. ¿Qué sentido tenía la promoción con ese consejo, si de todos modos los desechos iban a estar juntos, tanto en el camión como en los contenedores? De lo que se trata es de educar y generar una nueva conducta en las personas.

Y esa nueva conducta debe ser reforzada de modo permanente, porque si queremos optimizar nuestros planes turísticos debemos entender que el turismo está reñido con la suciedad.

Si queremos cuidar nuestros mares lagos, ríos y montañas y evitarle daños a la fauna marina y terrestre es vital que todos quienes vivimos en este país, seamos el objetivo de ese proceso de comunicación-educación. Jamás debe ser olvidada la campaña inicial del Metro de Caracas, realizada con el fin de generar una conducta apropiada para que la ciudadanía se adaptara al nuevo transporte. Mientras duró, el Metro era una maravilla, pero al ser suspendida ese sistema de transporte comenzó su deterioro.

Precisamente el jueves de este comienzo de 2018, Telesur en una de sus secciones presentó un documental en el que se hablaba de la deteriorante contaminación que se ha generado en varias partes del mundo, pero también mostró un lado positivo, el de un europeo que fabricaba lentes de sol a partir de plástico reciclado.

Todo es posible hacerlo y para eso están las escuelas, las universidades así como las trabajadoras y trabajadores y el ente vinculador, en este caso, el Estado y la gestión gubernamental.



Esta nota ha sido leída aproximadamente 648 veces.



Pedro Estacio


Visite el perfil de Pedro Estacio para ver el listado de todos sus artículos en Aporrea.


Noticias Recientes:

Comparte en las redes sociales


Síguenos en Facebook y Twitter



Pedro Estacio

Pedro Estacio

Más artículos de este autor



US mp N GA Y ab = '0' /tecno/a257411.htmlCd0NV CAC = Y co = US