Matria tovareña (38)

¡Resucitó El Tren de Colores! La revista infantil que nos heredó Carmen Delia Bencomo

"Saludemos este TREN DE COLORES (de ayer y de hoy) con cariño y simpatía, brindémosle nuestra atención… para ofrecerlo a los niños con su carga de sorpresas"

Carmen Delia Bencomo, Editorial revista N° 1, agosto de 1984

Narra la poetisa tovareña Carmen Delia Bencomo en El Diario de una muñeca (diciembre, 1972) que su hermano Héctor conoció con su padre el tren (el ferrocarril de El Vigía) y al regresar muy emocionado les contó: "…Tiene un pito que suena así -y grita imitándolo- Tiene varios vagones que son como unos cuartos donde van las personas y en otros van las cargas.", al día siguiente al llegar de la escuela se dispusieron a configurar un "tren humano" en el patio de la casa: limpiaron el terreno, señalaron las estaciones, diseñaron los puentes y con su hermano mayor de maquinista a la cabeza "…doce niños corren agarrados de la cintura"(1). Luego sería la misma Carmen Delia que de la mano de sus tíos sentiría la misma emoción al ver el tren que tanto había inquietado a su hermano "Lo miró como lo había descrito él: un largo ciempiés mecánico"(2)

En 1976 al pronunciar el discurso de orden con motivo de la inauguración del Ateneo Dr. Alberto Adriani de El Vigía, vuelve a evocarlo: "Fue grande mi emoción cuando estuve dentro del tren que por unos rieles entre unidos y por un pito sonoro iba dejando sus orillas"(3). Seguramente esta vivencia de la niñez permaneció entre sus mejores recuerdos y a finales de 1983 cuando con su amiga Oly Dávila dan apertura a una tienda de venta de insumos y suvenir para los más pequeños, dictar talleres y realizar actividades la popularizaron con el nombre del Tren de colores.

Aunque la tienda ubicada en el Centro Comercial Mamayeya fue exitosa, un buen día deciden cerrarla, pero el nombre no se perdió, porque Carmen Delia le dio otro uso de idéntico propósito al idear la revista infantil El Tren de colores, cuyo primer número circuló en agosto de 1984, bajo el depósito legal IF 84-3891, la portada fue un arlequín tocando flauta o anunciando la buena nueva. Señala con alegría su directora en el editorial: "Ya Mérida tiene una revista para niños: EL TREN DE COLORES. Esta revista saldrá todos los meses y los niños encontrarán en ella muchas cosas para hacerlos sentir felices" era un tren que insurgió para recorrer la región en y tras la búsqueda del encuentro permanente con los niños.

El sumario de este número inicial es más que atractivo: La editorial por Carmen Delia. La columna Bolívar, primer monumento al Libertador. Poesía El Surrucuco de Nildhe Silva. Vagón de nuestra región. Poesía Pobre país de Aimeé Cabrera, 4 años. Cuento Había una vez una chicharra tonta de Ariana García. Cuentos: El angelito de Alexis Patiño, 12 años, El pintorcito de Yuri Ferrioli, 11 años, El sol y la nube de María Emperatriz y Yeni Rebeca Roa, 9 y 10 años y El petróleo de Andrea Vera Barrón, 10 años. Historias del guardagujas El día que el guardagujas hizo su primera cometa por Lolin de Vera. Entretenimiento por Luz Isabel Mora N., 7 años. Cuento El Lápiz de Irene Salazar U. (estudiante de secundaria). Niños de ayer Poeta Ramón Palomares por Héctor Vera y poesía En el patio del libro "Paisano". Ciencia a cargo de Héctor Vera y poesía Los nombres de los días. Aventuras de Andresito y Retozón. Bio-bibliografía de Rómulo Gallegos. El poeta Héctor Vera fue el que motivo a los niños para lograr sus creaciones literarias.

El número 2 no salió al mes, sino en diciembre de 1984, con nuevo depósito legal pp. 84-0191. La portada es un nacimiento con el deseo de "Feliz Navidad". El sumario contempla: La navidad es un pueblo venezolano del escritor de Boconó, Trujillo Oscar Sambrano Urdaneta. La navidad cantada por los poetas: Los campos de mis andes de Blanca Graciela Arias de Caballero. Pesebre merideño y Campanas de diciembre de Carmen Delia Bencomo. Tilín de Manuel Felipe Rúgeles. Florecitas de Navidad de Fanny Uzcátegui. Símbolos de navidad: El pesebre o nacimiento. Los aguinaldos. Noche de paz. La hallaca y dulce de lechosa. Colaboraciones de los niños, cuentos: La vendedora de flores de María Leonor Arreaza Peña. Pobre burro de Neida Moreno, 8 años. La escuela de María Cristina Guerrero Túa, 9 años. Los diablos de Javier Ernst, 6 años. El diablo y la pulga de Gabriel Ernst, 6 años. El patico feo y Una casa muy sola de Pablo José, 7 años. El pajarito de Alexander Gabriel, 7 años. El cuadro de Gabriela Sehenner, 6 años. Poesía Se ha ido una paloma de Natalí Serra (la mayoría de los niños son del Taller de creatividad "El Colibrí"). Historias del guardagujas: Como hacer un indicador de clima y La casa de hueso. El vagón de la historia. Aventuras de Andresito y Retozón. Poesía Por mi corazón adentro de Manuel Felipe Rúgeles. Y cierra la edición las figuras del anciano y un niño de Mérida con una especial deferencia de ¡Feliz año nuevo! Simbolizada en dichos personajes como el año viejo y el año nuevo.

A mitad del año siguiente, en junio de 1985 sale la edición número 3. La portada es una sugerente imagen y en la contraportada destaca el Diploma expedido por el Departamento de Literatura Infantil de la Asociación de Escritores de Venezuela acompañado de una carta de puño y letra de Carmen Delia Bencomo dirigida a los niños con el siguiente mensaje: "La revista El Tren de colores los saluda y los felicita porque la revistica ha gustado mucho a los niños y a los mayores" El sumario lo complementan el Vagón de la región dedicado a El trigo de los Andes. Vagón de poesía: Coplas del campo en abril de Julio Morales Lara y El frailejón de Fanny Uzcátegui. Bailadores, un pueblo de sueño por Carmen Delia Bencomo. Folklore de Mérida Los locos de Santa Bárbara. Día del idioma. Colaboraciones de los niños: poesía Mi escuelita de Anvigio Aldana. Días de carnaval de Ender Duque Aparicio. Dibujos de María Leonor Arreaza Peña. Cuento El Caballo y el burrito de Rosalba Dugarte Díaz. Museo de Arte Colonial por Tamara Díaz Pisani. Niños de ayer de Juan Ramón Jiménez. Biblioteca Pública Central Simón Bolívar cuestionario Los niños de la Sala Infantil responden acerca de la visita del Papa a Mérida. El principito de Luis y El parque de Jorge Luis Fuenmayor, 1er año Liceo Tulio Febres Cordero. Adivinanza de Yraima Dugarte Díaz, 14 años. El pajarito chino de María Leonor Arreaza Peña. Crucigrama. Del ideario de Rómulo Gallegos por Efraín Subero. El mundo del pollo con textos y dibujos de Alonso Javier Vera, 11 años.

Estos tres primeros números de la revista El Tren de colores fueron dirigidos y redactados por Carmen Delia Bencomo y Lolín de Vera. Impresos en la Imprenta Oficial del Estado Mérida. Por razones ajenas a su voluntad Carmen Delia tuvo que ausentarse de Mérida y regresar a Caracas, delegando en manos de Lolín Barrón la conducción del tren.

Casi un año tardó para salir el número 4 en mayo de 1986. La portada es unos niños jugando y elevando papagayos. Cambia radicalmente el diseño con las ilustraciones de María Elena Rabago y la diagramación de Salim Mijoba. A modo de aclaratoria aparece el siguiente mensaje: "La poetisa Carmen Delia Bencomo proyectó y dirigió los tres primeros números de El Tren de colores. Su amor hacía los niños es muy grande, y su mayor preocupación al irse de Mérida fue que El Tren de colores se siguiera publicando" Aparece por primera vez el directorio del Poder Ejecutivo y desaparece el Sumario.

En la editorial de Lolín dirigida a los "Queridos niños", señala: "La revista el ´Tren de colores´ tiene muchas cosas que son verdad y otras que aun siendo producto de la imaginación no dejan de ser verdades…" con el pedimento expresó que: "…cuando la Revista llegue a sus manos la conviertan en un verdadero Tren de colores…" Su contenido sigue siendo: El vagón de la región. Una nueva sección dedicada a las Aventuras de tío tigre y tío conejo, Por qué tío tigre perdió la punta del rabo, adaptación para títeres por Paulino Durán. Colaboración de los niños: La flor y el gusanito de Yessica Oliva, 9 años. Cuento de Juan Carlos Fermín, 6 años. El queso de la vieja y el viejo de Mireya Castillo, 11 años. La Cabra de Rafael Enrique Z., 10 años. El cuervo enamorado de Erika Spineti, 9 años. Es un bosque lejano de Jenny Rojas, 10 años (todos los niños son del Taller de creatividad "El Colibrí"). El vagón de la historia La señora oveja y Juan Félix Sánchez por Lolín. El Vagón de la poesía: El cielo y el mar y El camino, la serpiente y el río de Carmen Delia Bencomo, del libro inédito "Umbral de azúcar". El mundo del ojo con textos y dibujos de Alonso Javier Vera, 11 años. Este fue el último Tren de colores que como todas las cosas buenas tienen su fin…

Han pasado 47 años, desde la aparición de la revista número 4 (mayo de 1986) y era imposible que un esfuerzo histórico emprendido desde la provincia quedará sólo para la historia y el buen recuerdo de quienes lo vivieron. Por tanto, con motivo de la integración de la Comisión del Centenario – Sociedad Civil de la poetisa Carmen Delia Bencomo en conversaciones con su última directora la escritora Lolín Barrón Vda. de Vera surgió la idea de revivir El Tren de colores como ese hermoso legado heredado de Carmen Delia ¿cómo hacerlo?, ¿con quién hacerlo realidad? y ¿para qué reimpulsarlo? Fueron parte de las interrogantes. Aquí o allá, Lolín está radicada con sus hijas en Barcelona, España. En definitiva, debía ser de allá, por la experiencia debía del Lolín quien marcara la pauta del nuevo Tren de colores, le diera las primeras letras y señalara su hoja de ruta.

Así ¡Resucitó el Tren de colores! 47 años después de su última aparición. La presentación lo dice todo: "Hace años hubo un tren de colores. Las niñas, los niños y, también, las niñas más grandes y los niños más grandes esperaban pacientemente su llegada pues sabían que siempre aparecía después de unos cuantos días" hasta que un día los niños se dieron cuenta que "Ese tren de colores no volverá nunca…" y ahora vuelve a estar en sus manos, ya no en papel sino ante sus ojos en digital. "…los trenes no se suelen perder, menos aun si es un tren de colores y mucho menos si se trata de la revista para niños El tren de colores"

"Y como nunca es nunca y todo lo que ha de volver vuelve, pues volvió El tren de colores, tan vez un poco más viejo por su largo silencio o quién sabe si más joven de tanto andar en busca de otros niños, de otras risas, de otras contenturas" Ante sus ojos, la revista número 5, Mérida (debería decir Barcelona, España), mayo de 2023, sale sin depósito legal, aquí ya nada es legal. La portada es una sugerente imagen de un hombre orquesta. La dirección y redacción está a cargo de Dolores "Lolín" Barrón. Portada y contraportada de Marc Soler. Ilustraciones de los niños: Cloe, Kai, Emiliana, Pedro, Antonia, Walt y Mohamed. Diagramación Salvador Argente. Diseño Adriana Vera y Salvador Argente. Colaboradores María Rosa Juanes y Javier del Palacio. Contiene la presentación (o editorial). Carmen Delia Bencomo por Dolores Barrón. Una selección de poemas de la homenajeada: El niño pintor, Lección de primavera, Caracas, Canción del titiritero y Al rio Chama. Nuestros parientes olvidados. En las altas montañas (inspirado en una leyenda indígena sobre el color de su raza) por Lolín. Timoteo y Tolomeo por Rosa María Juanes Azcurreta. La pájara y el pajarraco (breve obra de títeres) por Lolín. A los niños de Tovar -varios dibujos- a quienes Lolín dedica este nuevo número del Tren de colores.

Nuestro eterno agradecimiento a Dolores "Lolín" Barrón por no escatimar esfuerzos a pesar de su avanzada edad en revivir El tren de colores y al equipo de trabajo que logró integrar, en especial a sus tres hijas. Igual que ustedes el mayor sueño era que esta fuese una edición en papel y no sólo en digital, pero no fue posible, igualmente volará por las redes sociales llevando el mensaje de quien "érase una" vez y sigue siendo la poetisa Carmen Delia Bencomo. Como bien la describe Lolín "la persona más dulce y conciliadora que he conocido en mi larga, laaarga vida" Como Carmen Delia no hay otra: genio y figura.

Alcemos imaginariamente la copa y brindemos por el nuevo Tren de colores revivido en honor a Carmen Delia en su Centenario, el próximo número 6 (octubre) será editado y coordinado por la Comisión de Tovar para dejar testimonio del extraordinario trabajo creativo realizado por los niños de las escuelas y algunas de las actividades que fue posible o dejaron realizar, también saldrán publicadas poesías inéditas de la poetisa y a partir del número 7 (noviembre) su edición estará bajo la responsabilidad del Fondo Editorial del IBIME coordinado por del poeta Enio Tucci. Que sea este otro de los logros concretos del Centenario junto a la reedición de su obra y la Bienal de Literatura. Invitados todos: grandes y chicos a disfrutar el nuevo Tren de colores que, desde Barcelona, España nos ha regalado Lolín. Mamá, papá yo quiero que me lean El Tren de colores…

Néstor Abad Sánchez

La Abadía, junio 11 y julio 1, 2023

nestorabadsanchez@gmail.com

Notas:

  1. Carmen D., Bencomo: El diario de una muñeca. Tipografía La Columna. Maracaibo, 1972. pp. 62, 63.

  2. Ídem p. 74.

  3. Carmen D., Bencomo (29 de febrero de 1976) El Vigía era un árbol grande, rodeado por una mesa y un ferrocarril echando humo. El Vigilante, p. 4

  4.  


Esta nota ha sido leída aproximadamente 2544 veces.



Néstor Abad Sanchez


Visite el perfil de Néstor Abad Sanchez para ver el listado de todos sus artículos en Aporrea.


Noticias Recientes:


Notas relacionadas

Revise artículos similares en la sección:
Regionales


Revise artículos similares en la sección:
Cultura y tradiciones