El barco de Chávez sigue sin entrar a Maracaibo por falta de agua

Las penurias de todas las comunidades de la ciudad de Maracaibo en el municipio del mismo nombre es una rutina de este siglo, agudizada desde hace aproximadamente un año. El sector oeste, eje de la avenida la Limpia (la urbanización Gilcon, la Victoria, los olivos, Panamericano, Odón Pérez, Bajo Seco, etc.), claman le resuelvan la ausencia de agua y los madrugonzazos que se tienen que echar para recoger uso escasos litros de agua desde la tubería. Ni contar con el norte de la ciudad de la urbanización la Trinidad y Ziruma para arriba, no les llega una gota de agua. Así muchos sectores de la ciudad no les llega agua o se les raciona desde hace un gran lapso.

Las penurias de la ciudad de Maracaibo comienzan cuando es botado un funcionario encargado de la distribución de apellido González, objeto de una componenda de señalamientos y retaliación. Cuando ese funcionario trabaja los sectores mencionados al principio de este artículo, cuentan con agua. Se ha dicho que el oeste no recibe agua por la derivación permanente del flujo de agua hacia el tanque del sector los Plataneros, llenadero de los camiones privatizadores del servicio de agua y que han duplicado en número. El norte se dice que es por un mal manejo de la válvula ubicada en la circunvalación número dos justo al lado del club de A.P.U.Z. Para los Haticos, es evidente y notorio que el abandono del tanque ubicado en la circunvalación número dos, al lado del Hotel las Vegas, pues tenía filtraciones y la gran decisión desde hace muchos años fue cerrarlo y no repararlo, manteniéndose en el tiempo y a través de todas las gerencias que han pasado por Hidrolago, produciendo racionamiento o desabastecimiento de agua a diferentes comunidades al sur del municipio Maracaibo.

A esto se une la mentira de un embalse, represa de los tres ríos, que fue diseñado para abastecer de agua a una vasta región llamada la planicie de Maracaibo para el desarrollo de cultivos en unos terrenos que no es bañada por ríos, ahora le venden y hacen decir al presidente que es para darle agua a Maracaibo. También la nefasta decisión de explotar carbón en la zona de Cachirí fuente de agua para la subregión guajira, capital y parte de la costa oriental, vulnerando la capacidad de surtir de agua a ese grueso número de familias de nuestro estado Zulia.

Hemos oído diferentes causas del desabastecimiento, que si la sequía con unos embalses de Tulé y Manuelote repletos. Que si los ganaderos y granjeros se roban el agua y planta C manejando ingentes cantidades de agua, gran parte del problema es de distribución según nuestras averiguaciones y consideraciones. Preguntamos que si la historia del agua en Maracaibo dice que se surtía de los pozos ubicados en el sector las Tarabas, la Hoyada y final de Bella Vista, los Cortijos (mas de doce pozos solo activos tres o cuatro) por qué no se estudia la red fluvial de nuestro subsuelo y la retoma de los pozos propios.

El desarrollo de pozos dentro de la ciudad no es descabellado, en un colegio ubicado en la Hoyada se dice que se siente el retumbar del agua desde los pozos cerrados. Desde nuestras funciones dentro del Sistema Regional de Salud promovimos la construcción de pozos propios para los diferentes hospitales y ambulatorios y más bien fue un centro privado, la clínica Falcón promovió y realizó su propio pozo. Hay otro antecedente que no se ha publicitado, en el Círculo Militar de Maracaibo, en el sector las Tarabas en la avenida Universidad, se trató de hacer un desarrollo y dicen que no se pudo realizar por conseguir una beta de agua muy fluida a pocos metros de profundidad.

Esa realidad de sufrimiento por falta de agua y compra compulsiva y competitiva de “agua de camión”, es innegable. Pero un día viene el viceministro del ambiente y el presidente de nuestra hidrológica (Hidrolago) y dan una inoportuna como deplorable declaración recogida y plasmada por radio, televisión y los periódicos: “en Maracaibo no hay crisis de agua”. Enardecidos todos los sectores comenzaron olas de protestas por todo el territorio de la ciudad, porque no es tanto la infidelidad sino la burla que se es objeto. Somos de la opinión que nos e le debe pedir la renuncia a dichos funcionarios, se les debe botar de sus funciones por falta de respeto al pueblo, a sus instituciones públicas y al mismo presidente de nuestra República Bolivariana de Venezuela por haber hecho “pistonear” los motores de la revolución.

Curiosamente en las elecciones del pasado mes de diciembre los resultados electorales en el municipio Maracaibo, en las zonas afectadas por el desabastecimiento de agua fueron contrarios a nuestro candidato a la reelección y líder de la revolución: quizás el barco de Chávez no pudo transitar el municipio Maracaibo por falta de agua.


Esta nota ha sido leída aproximadamente 5184 veces.



Elio Ríos


Visite el perfil de Elio Ríos para ver el listado de todos sus artículos en Aporrea.


Noticias Recientes: