Preparan la destitución de un gobernador neoliberal

(...) "una democracia sin redistribución social no tiene

ningún problema con el capitalismo; al contrario,

es la forma más legitima de un Estado débil"

Boaventura de Sousa Santos

"Una mañana,tras un sueño intranquilo,

Gregorio Samsa se desperto convertido en

un monstruoso insecto"

Franz Kafka

En Carabobo se vive un "estado de emergencia", y están entrelazandose las condiciones que permiten desde ya pronosticar la posibilidad de un Terremoto político. Resultado de la manera como se ha venido desarrollando la principal contradicción local: el proyecto neoliberal restaurador de Lacava y Cía. contrapuesto al de la sociedad comunal socialista de Chávez. Lo que no es un fenómeno aislado, sino que guarda relación estrecha con una contradicción mayor: la crisis del sistema mundial del capitalismo y del capital, que asume la forma de una encarnizada y sangrienta lucha entre megacorporaciones multinacionales, por apropiarse de sectores estratégicos y rentables de las economías periféricas de los Estados–Nación, y despojarlos de sus excedentes económicos y recursos naturales y humanos para habilitar de esa manera sus propias dinámicas de crecimiento, acumulación y desarrollo. Este trance, por el cual atraviesa el sistema capitalista internacional, también es definido por muchos científicos sociales como una crisis multidimensional de profundidad civilizatoria. Y que en Venezuela se manifiesta con los matices autóctonos que le da la lucha de clase nacional. En este contexto, es donde el personaje Lacava entra en escena para actuar con un doble papel: 1) como peón en la lucha interna de poderes dentro del Psuv Carabobo, y 2) como reserva protofascista de los planes imperialistas contra Venezuela. El pueblo pilló al nefasto personaje en su mala intención. Lo que está propiciando, que el enojo colectivo comience a transformarse en acción y la metástasis de rechazo a estos planes antipopulares esté en pleno desarrollo.

Pero, cuando la misma crisis se trae al análisis en una escala a nivel del estado Carabobo, puede uno percatarse que hay una tendencia en desarrollo creciente de: "que los de abajo se niegan a seguir viviendo en el estado desastroso como hasta ahora lo han padecido y los de arriba ya no pueden seguir gobernando oligárquica y corruptamente como hasta ahora lo hacen". Lo que está estimulando la emergencia de un espectro de fuerzas sociales muy amplio y variado que empiezan a moverse con agudo antagonismo respecto al desastroso gobierno de Lacava que a tanta gente ha dañado.

Aunque, se atrevan a aplicar acciones coercitivas/represivas o Pan y Circo contra el pueblo de Carabobo, el repudio seguirá aumentando porque las variables que determinan tal sentimiento de repudio en la población están contenidas en la misma referida realidad, la cual sirve los puentes para que los diferentes sectores se sientan impulsados a tejer las necesarias articulaciones. De tal modo, que todo el espíritu de soberanía y dignidad popular establecido en el artículo 5° de la Constitución de la República Bolivariana de Venezuela; pudiera expresarse los días por venir. No podrá ser de otra manera, porque los afectados son, en este caso, todo el pueblo de José Rafael Pocaterra y Manuel Alcázar.

Es suficientemente público, que Lacava dedica la mayor parte del presupuesto de la gobernación (propiedad pública), a financiar una cruzada al estilo Saulo de Tarso, con el objetivo de hacer desaparecer todo el programa de Chávez y su simbología . Pues sabe que es una piedra en el zapato, que molesta a su propósito final de implantar el ya fracasado plan privatizador neoliberal en Carabobo,Ya que, la democracia que este personaje nos ofrece es aquella donde los ahorros de los trabajadores es secuestrado por las transnacionales y en la cual los pobres no tienen derechos humanos como a la salud y la educación. Por cierto, todo esto lo justifica haciendo uso de un disparatado aparataje conceptual, lo que además, lo hace tributario de una tradición oscurantista.

Asediado por tales circunstancias, el pueblo se está preparando para responderle a este personaje percibido por la opinión pública más como un accidente tragicómico en la historia política local, y no como esos casos de negligencia e incapacidad de los cuales ya estamos harto acostumbrados. Pero la respuesta también incluye a quienes como vividores políticos se camuflaron con un disfraz chavista para infiltrar y destruir, desde adentro, la democracia protagónica y participativa. El propósito de estos infiltrados en la Revolución Bolivariana jamás fue el bienestar de la sociedad y el desarrollo del país sino sus egoístas y delictivos intereses. La presión del descontento, a medida que transcurran los días del almanaque irá aumentando y Lacava tendrá que abandonar la gobernación que la "línea política" le regaló.

Es una verdad incontestable que el imperialismo norteamericano nos tiene bloqueados. Nadie o casi nadie se atreve a negar que llevan a cabo todo tipo de crímenes y acciones terroristas para sabotear la economía venezolana y generar intranquilidad y descontento en la población. Desde luego que es verdad que tienen como espadas serviles a la casi totalidad de los partidos de la oposición que hoy cohabitan en la Asamblea Nacional. Pero no es menos verdad que tiene aliados protoliberales como Lacava encubiertos y perfectamente colocados en los sitios de comando del sistema para ser utilizado, como un recurso desechable tipo Guaidó, cuando a los gringos les convenga. Y lo que se refiere al Psuv en Carabobo, está inhabilitado de poner un freno a esta desvergonzada traición de los anhelos del pueblo, porque este degeneró en una organización al servicio de una clase política para sí, pero corrompida y funcional al sistema del capital.

Carabobo, podrá ser reconstruido sólo si logra organizar un gobierno con la visión y la capacidad de reunir el concurso de todo el espíritu democrático, científico, tecnológico, artístico y humanístico represado en la sociedad Carabobeña pero pilar sobre los cuales se puede y se debe regenerar el tejido moral y cognitivo de la región. Y sobre esa base retomar lo que con Chávez se estaba empezando a construir, la producción los bienes y servicios materiales y espirituales que se distribuirán equitativamente en función del buen vivir de su población. Y poder decir con J.J.Rousseau: "los frutos son de todos y la tierra de nadie".

Carabobo podrá reconstruirse si el nuevo gobierno por nacer se propone "asegurar una justa distribución de la riqueza mediante una planificación estratégica democrática, participativa y de consulta abierta "(Artículo 299)," que toda persona tenga derecho al libre desenvolvimiento de su personalidad (artículo 20) así como "el desarrollo del potencial creativo de cada ser humano y el pleno ejercicio de su personalidad en una sociedad democrática"(artículo 102). Todo lo cual debe estar enmarcado en el Plan de la Patria(2013—2019) el de Chávez y conseguir el objetivo histórico de crear una nueva civilización basada en productores libremente asociados.

De lo dicho hasta aquí, se desprende que la tarea principal para acabar esta situación es forjar un amplio movimiento social alternativo,una verdadera oposición de izquierda democrática que se geste desde el seno de los sectores del pueblo, que este siempre vigilante para que la dirección del movimiento y los planes de reconstrucción de Carabobo no se escapen de su campo hegemónico, e impedir que la conducción o las decisiones caigan en las corruptas manos de los habilidosos oportunistas tanto de derecha como de izquierda, a la larga caimanes de un mismo pozo, siempre al acecho de los bienes públicos . Asímismo, este movimiento social alternativo debe acumular la mayor cantidad de fuerza política, y usando las herramientas establecidas en la Constitución, desaloje de la gobernación a un enemigo del Estado Comunal junto con su combo. Y poner a disposición la caja de herramientas y comenzar a trabajar todos y todas para sacar a Carabobo de las ruinas en la que fue sumergido.

Es difícil hacer pronósticos sobre el acontecer y el comportamiento de una sociedad, pero lo que si podemos afirmar es que entre dos tradiciones culturales como lo son las fiestas Carnestolendas y la Semana Santa tanto la celebración y la esperanza de resurrección se entrelazan y van como procesión por dentro del alma popular.



Esta nota ha sido leída aproximadamente 5466 veces.



Arnaldo Aguilar Dorta


Visite el perfil de Arnaldo Aguilar Dorta para ver el listado de todos sus artículos en Aporrea.


Noticias Recientes: