Salve justo, los otros damnificados del rio le saludan

Excelente nos parece que se atienda a los bolivarenses que están afectados con la crecida del río padre, lo cual no significa que se nos abandone a quienes habitamos en la parte alta de Ciudad Bolívar.

Hacemos la observación .porque los residentes de varios sectores de la parroquia Agua Salada del municipio Heres, entre ellos los de la urbanización Los Próceres, nos sentimos desguarnecidos en cuanto a la acción oficial, tanto del gobierno regional como municipal. Es que ni los sahaouris, a quienes les arrebataron el suelo patrio y viven en el desierto en campamentos, pasan las penurias de nuestra comunidad ya que por lo menos reciben la ayuda de organizaciones humanitarias y de miles de voluntarios que semanalmente les transportan agua potable, medicamentos, atención hospitalaria, enseres, etc.

Paradójicamente mientras el Orinoco se desborda, y sus aguas inundan las viviendas ubicadas en sus riveras, otra parte de la ciudad carece del líquido, ya que no se puede decir que hay suministro del servicio cuando llega cada quince días a cuenta gotas y con una duración de segundos que imposibilita el abastecimiento. Comprarla a muchos se nos hace difícil porque los cisternas cobran a precio de oro y aquí no todos somos mineros como pensarán algunos.

Ni decir de la recolección de deshechos sólidos. Nuestra preocupación aumenta debido a que muchos vecinos ante la inexistencia del servicio de aseo urbano arrojan los deshechos a las avenidas y en el caso de la tercera etapa de nuestra urbanización han convertido en un vertedero a un terreno destinado a un desarrollo de la Gran Misión Vivienda Venezuela. La pestilencia ya ha invadido nuestras viviendas donde pululan moscas y zamuros, en el caso de estos últimos de manera alarmante hemos visto que estas aves rapaces se han convertido en las mascotas de los niños. Lo grave es que no hay las condiciones sanitarias para atender una epidemia.

La comunidad organizada nos hemos cansado de alertar y dar recomendaciones a las autoridades locales, pero estos ya se comportan como burros cansados que si tuvieran un mínimo de vergüenza no deberían ni siquiera asomarse como candidatos a las elecciones municipales porque realmente les queda grande la investidura.

Muchos recibimos con beneplácito las medidas económicas y nos mostramos dispuestos a colaborar ¿pero como hacerlo sino vemos voluntad de las instituciones que hacen vida en el estado para hacer cumplir las normativas?. Pensamos que el ejecutivo nacional debería pensar en nombrar un protector para Bolívar porque estas autoridades no dan pie con bola.

Si bien sentimos alivio porque llovieron los bonos del programa de prosperidad económica, aquí nos encontramos con dificultades para hacerlos efectivos ya que llevamos una semana de suspensiones en el servicio eléctrico y no manejamos información de que es lo que sucede. Ignoramos si son cortes programados, si hay una avería grande en la zona. Lo cierto es que los servicios de internet, televisión y de líneas móviles se nos ven interrumpidos y esto tiene incidencia en el uso de los puntos de venta. En definitiva tenemos la platica pero no podemos comprar porque no hay por donde pasar los puntos. De paso habría que ver porque desde que fueron anunciados los precios de los productos acordados con la agroindustria, ninguna de las carnicerías, bodegas o afines tienen el producto. Otras ni siquiera abren las santamarias. No estaría de más que los organismos competentes se den una vueltecita ya que por estos lares lo que más prolifera es el trafico del dinero en efectivo y el bachaqueo.

Por último queremos dar una recomendación al gabinete presidencial y es que coordine con la Fuerza Armada un plan de contingencia para que movilice a las personas de la tercera edad por esta semana ya que muchos ciudadanos y ciudadanas, en especial los pensionados que no pudieron retirar efectivo, ya que el beneficio fue diferido, y ahora no hay para pagar el aumento del pasaje autorizado tanto para el transporte público como privado. La situación se agudiza que tampoco los cajeros dispensan efectivo.



Esta nota ha sido leída aproximadamente 396 veces.



María Angélica González


Visite el perfil de María Angélica González para ver el listado de todos sus artículos en Aporrea.


Noticias Recientes:

Comparte en las redes sociales


Síguenos en Facebook y Twitter



María Angélica González

María Angélica González

Más artículos de este autor



US mp N GA Y ab = '0' /regionales/a268342.htmlCd0NV CAC = Y co = US