Nueva Esparta: 208 años de pasado, presente y futuro

Este 4 de mayo es un día de orgullo para los pueblos que habitamos las islas de Cubagua, Coche y Margarita porque ese día del año 1810 la entonces provincia de Margarita se convertía en la primera en sumarse a la Declaración de Independencia hecha en Caracas el 19 de abril de ese mismo año. Es decir, que nos sumábamos a la causa independentista en apenas 15 días después. A la distancia parecería poca cosa pues sumarse a la declaración del 19 de abril mediante otra declaración no pasaría, aparentemente, de un hecho retórico y administrativo sin mayores consecuencias. Los crueles y largos años de la guerra de independencia que vendrían a seguir revelarían el precio muy caro que tendríamos que pagar los venezolanos por atrevernos a ser libres y soberanos frente al imperio español. ¿Pero estábamos los margariteños de la época resueltos a llevar adelante una gesta libertaria de tamaña envergadura? El 31 de julio de 1817 demostramos que sí derrotando a los españoles en la Batalla de Matasiete en condiciones totalmente desfavorables. El ejército español que nos tocó enfrentar era mucho más numeroso y experimentado y sin embargo logramos derrotarlo. La clave estuvo en esa voluntad guerrera que nos emparentaría con los espartanos y que nos bautizaría después como la Nueva Esparta. El general español Pablo Morillo en su informe a la corona luego de la derrota de Matasiete escribió: "(…) parecía cada uno de ellos un tigre, y se presentaban al fuego y a las bayonetas con una animosidad de que no hay ejemplo en las mejores tropas del mundo".

Perplejidad y orgullo se pueden desprender de estas palabras. Perplejidad al ver en el día a día como muchos olvidan o desconocen que fuimos así dejándose desmoralizar por las dificultades de la guerra económica o sumándose a ella por medio de la indolencia, el bachaquerismo y la corrupción. Orgullo al reconocernos en esas raíces intransferibles que nos pertenecen y que nos pueden alimentar para enfrentar siempre nuevas batallas con tal de que no olvidemos ese sabio consejo que nos daba nuestro Comandante Chávez: "No podemos quedarle mal a nuestro pasado glorioso, a nuestro futuro, a la esperanza de los pueblos del mundo".

Para eso sirve y para eso tiene sentido conmemorar estos 208 años. Somos la porción neoespartana del mismo pueblo que comandó Bolívar, del mismo pueblo que despertó Chávez. Del mismo pueblo que con la Constituyente ganó la Paz, del mismo pueblo que pese a las dificultades conquistó en diciembre pasado 10 de 11 alcaldías. De este pueblo que, para no quedarle mal a su pasado, trabaja y lucha en el presente para reinventar a Nueva Esparta. Con ella estamos empezando a construir el futuro de esperanza que se merece nuestro pueblo y que alimentará la esperanza del pueblo venezolano y de todos los pueblos del mundo.

Sigamos siendo ejemplo de coraje y de amor por Venezuela. Sigamos siendo ejemplo de Unidad, Lucha, Batalla y Victoria.

Sigamos siendo la mejor tropa del mundo para vencer el 20 de mayo

Seamos la prueba de que Juntos Todo Es Posible



Esta nota ha sido leída aproximadamente 1684 veces.



Anisio Pires


Visite el perfil de Anisio Pires para ver el listado de todos sus artículos en Aporrea.


Noticias Recientes:

Comparte en las redes sociales


Síguenos en Facebook y Twitter



Anisio Pires

Anisio Pires

Más artículos de este autor



US mp N GA Y ab = '0' /regionales/a262701.htmlCd0NV CAC = Y co = US p hace 3 = NO