El toro que se fugó de Polibolivar en Barcelona

Augusto Hernández Soria es un veterano periodista moderador del programa "Profundidad de Campo," sin duda el más escuchado en las mañanas y que se transmite por la emisora "Rítmica" de lunes a viernes a partir de las 8 de la mañana acá en Barcelona.

Quizás por esa jocosidad con que adorna su programa donde tiene gran participación el pueblo haciendo las denuncias que afectan a la comunidad, uno hubiese podido pensar que se trataba de una broma; pero no, la noticia era cierta. ¡UN TORO SE HABIA FUGADO DE LA SEDE DE POLIBOLIVAR!, de Barcelona, estado Anzoátegui. Algo que nos hizo recordar a Esopa, aquel humorista griego de cuentos infantiles y sus fabulas y moralejas con animales como aquella del burro que prefirió que le cargaran las cestas con algodón, porque así iría más liviano y cuando se metió al rio se dio cuenta del error que había cometido, porque la carga se le hizo más pesada al absorber el algodón el agua. De cuentos y anécdotas de animales está llena la literatura, sobre todo la dirigida a los niños, que es sin duda una filosofía para ser interpretada por los adultos. Los músicos de Bremen de los hermanos Grimm es un ejemplo de ello, donde cuatro animales, un burro, un gato, un gallo y un perro se fugan de una finca donde los tenían como esclavos y llegan hasta la ciudad de Bremen a formar una orquesta musical. O los cuentos de Tío Tigre y tío Conejo, muy conocidos por los niños venezolanos, sobre todo los de nuestros tiempos infantiles.

El asunto del Toro fugado causó revuelo en la comunidad anzoatiguense por lo curioso y lo real del caso. La gente se preguntaba, ¿Cómo pudo un animal de semejante proporciones físicas evadir la vigilancia policial y tomar rumbo desconocido?, ¿seria que rompió las rejas de la celda donde se hallaba encerrado y nadie sintió o escuchó un ruido que delatara sus intenciones de fuga? ¿Cómo pasó por la prevención delante los funcionarios allí apostados y estos no lo notaron? O seria que con sus cuernos rompió una de las paredes y se evadió por la parte trasera?. Misterios de la ciencia, diría el profesor "Lupa"

Pero el asunto tiene otras aristas. Al parecer el toro que venia de pasajero en un camión fue detenido en el peaje a la entrada de Barcelona y al pedirle la documentación legal para su circulación carecía de ella, ni guía, ni cedula, ni el carnet de la patria, menos el carnet del partido, es decir, el toro estaba completamente indocumentado, por lo que fue detenido y mediante boleta de traslado remitido a la sede de Polibolivar, acompañado por algunos funcionarios para las averiguaciones pertinentes acerca de su procedencia.

Lo Insólito del caso es que el referido bovino no llegó a la sede del comando policial por obra y gracia de algunas manos peludas que desviaron la ruta y el toro desapareció, iniciándose una investigación donde se presume que el animal, o fue liberado por algunos congéneres o fue victima de un secuestro de no se sabe con cuales intenciones. Otros piensan que si el traslado fue en la noche, quizás ese era un toro enamorado de la luna y al observar al resplandeciente astro nocturno decidió abandonar el camión e ir en su búsqueda.

A ultima hora se corrió la noticia que el desaparecido cornudo apareció en una finca donde y se sospecha que iba a ser el invitado de honor a una gran parrillada. El CICPC está encargado de las investigaciones por orden de la fiscalía general de la nación.



Esta nota ha sido leída aproximadamente 1131 veces.



Hermo Rosales

Comunicador social, poeta, cuentista, escritor, autor entre otros de los libros, “Evocaciones”, “El jardín de las Dalias”, “Mi abuelo el cazador”. Sus trabajos han sido publicados por los diarios “Provincia”, “SigloXXl”, “El Norte” y la revista “Síntesis”, es cofundador del semanario “Anzoátegui hoy”

 hermos4848@yahoo.com

Visite el perfil de Hermo Rosales para ver el listado de todos sus artículos en Aporrea.


Noticias Recientes: