Análisis Abierto

Los cañones de la infamia también apuntan al Municipio Colina

El Municipio Colina del Estado Falcón, teniendo en la actualidad una población cercana a los 50000 habitantes; ha sobrevivido a innumerables acontecimientos históricos, desde guerras hasta conspiraciones y traiciones; colocando sobre sus hombros a grandes hombres y mujeres que dieron sus vidas para defenderla de los peores oligarcas que pretendían asediarla y saquearla para agrandar sus fortunas personales. Aunque personajes perversos durante la historia lograron llegar y alojarse temporalmente en los establecimientos gubernamentales, estos fueron finalmente condenados por la opinión del Pueblo humilde colinense. Con llegada de la Revolución Bolivariana, dos hombre pudieron levantar nuevamente la bandera libertaria de Francisco de Miranda contra las embestidas de los injustos: primero, el compañero Wilfredo Medina; héroe caído de nuestra Patria que con desprendimiento y perseverancia logró dar a conocer el Proyecto del Comandante Supremo HUGO CHÁVEZ; y el segundo, el teniente José Eduardo Martínez, político y militar estratega formado por la gloriosa Fuerza Armada Nacional Bolivariana; hombre probo y humilde que fue educado con los valores correctos de la sociedad y la familia; dejando en el general Carlos Martínez una satisfacción del deber cumplido en las primeras formaciones de su muchacho. ¿Y qué se puede esperar de un general con los mismos valores de su compañero y amigo Comandante CHÁVEZ? ¡Pues, pura moral y dignidad absoluta!

Al Teniente Martínez no le fue fácil lograr ser el actual Alcalde Bolivariano del Municipio Colina, tanto en las elecciones internas y externas. La competencia dentro del PSUV no fue muy leal que se diga; ya que no era el candidato que promovía discretamente el buró político regional del Partido; las zancadillas fueron muchas (no me lo contaron, lo viví). El Teniente inició un acercamiento con las comunidades y escuchó todas sus inquietudes ahondándose en cada problema individual y colectivo del Pueblo humilde; entendió que el recurrir a la demagogia y populismo no era su estilo, que al contario, fue y es enemigo de la falsedad y el engaño. Su talante particular generó una especie de simpatía y amor en el Pueblo; una población que cada día se desahogaba en los hombros del Teniente, manifestándole sentirse impotente y estar hastiada de ver como políticos se enriquecían a través de cargos gubernamentales mientras se aprovechaban de los recursos que iban dirigidos a la construcción de viviendas u otras obras.

Actualmente, los descendientes de la infamia nuevamente pretenden revivir épocas de traiciones e intrigas; pero, ahora con mayor desvergüenza y desesperación. Los cañones apuntan desde el palacio de naipes deslucidos y la residencia de los espantos; a lo lejos se deja ver una desolada estela de amargura y una sombra oscura con filamentos blancos; y en su frente, portando la señal de los últimos días en su reinado de despotismo. Estas últimas municiones con poca pólvora que le quedan han sido utilizadas para que los curules de fango intenten destronar el liderazgo del Teniente; lo probaron con el cuatrero reincidente de las provisiones, pero afortunadamente salió destituido por el dedo de la dignidad. Ojala y no le premien de nuevo con otro cargo para que su riqueza no siga abultándose.

El Teniente Martínez ha sabido manejarse en aguas turbulentas; las decisiones adoptadas llevan consigo una clara expresión de la inteligencia; cada movimiento se encuentra sujetado por la bendición de los dioses del Olimpo; para que los efectos no se reviertan y puedan soportar cualquier queja o chisme de quien le gusta hacer pero no que le hagan. Los infames y sus acólitos de baja tarifa reinician sus actos de ataque escondiéndose en la figura del Pueblo como si estuviesen participando en la Fiesta de Los Locos; sin embargo, sus disfraces son tan faltos de imaginación que se dejan ver el rostro de leviatanes y el verdadero Pueblo humilde les reconoce y los rechaza por farsantes y corruptos.

En el Teniente Martínez hay una manera distinta de ejercer la política sin distanciarse un milímetro del proyecto Bolivariano y Revolucionario del Comandante HUGO CHÁVEZ y que ahora lo continua y lidera el Presidente Nicolás Maduro; un modo inverso a la argucia; sin estar recibiendo dádivas o lisonjas; un Alcalde Bolivariano que no otorga limosna para encubrir una circunstancia en una plaza; al contrario, ofrece mecanismos para incorporar al desposeído a una sociedad y así hacerle entender que posee grandes potencialidades para auto sustentarse. Martínez, con ese ímpetu que le enseñó el Comandante CHÁVEZ mientras trabajó a su lado desde Miraflores logra ejercer la política desde un criterio que revela el incluyentismo protagónico y transformador. Las comunas y los consejos comunales son sus mayores delirios para que estos puedan ejercer el verdadero Poder del Pueblo; cree en el Poder Popular porque son los núcleos primarios y fundamentales donde se sustenta la Revolución; "sin comuna, no hay socialismo"; así se expresa el Teniente Martínez cuando defiende el legado del Comandante CHÁVEZ.

La infamia y los espantos hoy en día no descansan para seguir intentando mantenerse en el Poder, sabiendo que el rechazo se encuentra por encima del 85%; ellos incluso buscan pactar con el enemigo evidente de derecha; para así garantizar que no se les realice una auditoria exhaustiva; es decir, prefieren entregarle al enemigo público porque éste le garantiza impunidad. Los infames vienen ejerciendo ataques a los propios compatriotas y compañeros revolucionarios desde mucho tiempo; ya lo hicieron una vez sobre el Municipio Miranda; ahora lo hacen con el Municipio Carirubana; pero también los cañones apuntan al Municipio Colina y a su vez lo harían con cualquier Alcalde que intente brillar con luz propia. ¡Pero! Afortunadamente sus cañones se quedan sin balas y la Revolución se profundizará en nuestro Estado.

La voz de Pueblo:

"El Pueblo posee sabiduría y paciencia; sabemos que los ataques hacia la gestión del Alcalde Bolivariano José Eduardo Martínez no sólo provienen de la Oposición; es por ello que, aún mantenemos la esperanza en el Teniente".



Esta nota ha sido leída aproximadamente 1574 veces.



Carlos Gutiérrez


Visite el perfil de Carlos Gutiérrez para ver el listado de todos sus artículos en Aporrea.


Noticias Recientes:



US mp N GA Y ab = '0' /regionales/a241483.htmlCd0NV CAC = Y co = US p hace 3 = NO