Por una Guayana pujante y revolucionaria

Ministro Jesús Arias: Mosca con esas directivas ‘’obreristas’’

     Sé que la duda ofende; más cuando hay una nueva designación y aparte, es un ministro nuevo en el mainstream revolucionario. Pero, para no dejar pasar una alarma y sin querer contraindicar la orden de nuestro Presidente de la república sobre la creación e inclusión de directivas de las empresas con dirigentes ‘’obreristas’’ y la experiencia pasada con ‘’control obrero’’ que tuvimos en Guayana y los procesos de reingeniería que se discutían en el PGS, pero nunca se concretaron, le advierto Ministro Arias lo siguiente:

    Seguir haciendo equipos con los mismos personeros del 2007-2016 que han hecho vida en nuestras empresas, sobre todo en las labores sindicales y aliadas a la Fuerza (usted me entenderá la palabra con mayúscula), lo que han traído es un odio repulsivo y una total oposición a la revolución bolivariana por parte de los ya desclasados trabajadores de las industrias de Guayana; de hecho, lo único bueno que ha permitido las directrices ilógicas de estos grupúsculos que tanto mal le han hecho a la revolución, es poder identificar a los opositores que han sido designados por ellos mismos, de los verdaderos compañeros probos y pujantes, que a pesar de ser acosados con calificaciones de despido, condenados al ostracismos e incluso, siendo víctimas de rumorologías y presionado por bandas sindicales, se mantienen leales a la convicción revolucionaria de una verdadera transformación de las fabricas guayanesas.

     Si en los periodos 2007-2010, nos vimos afectados por la crisis financiera y el niño, le puedo decir, que la mayor tragedia se generó en las factorías fue por la  absorción masiva  de personal que aun en estos momentos, es totalmente inoperativa y lo único que generan es carga y peso a las ya sobrepobladas nominas de fabricas de improductividad.  Allí vemos SIDOR, con una producción totalmente nula y con compromisos laborales que cumplir, estancada en no poder ni elegir una nueva directiva sindical, que lo más probable es que la gane la derecha, sumándole a esto, que de ganar, tocará discutir una convención colectiva impagable si estudiamos la realidad productiva y financiera de la misma. Vemos a una ALCASA, que a pesar de la inyección a través del Fondo Chino, las actualizaciones e inclusiones de procesos para la transformación de la materia prima, se ven eclipsados, por las sobrefacturaciones, saltos de licitaciones, inflación y cartelización de ofertas e incremento de nomina laboral, que no da pie con bola ni genera saldos azules. Una Bauxilum, que lo único que está produciendo son profesionales renunciando, contando con liquidaciones para comprar dólares e irse del país, porque no ven futuro y avances por parte de sus directivos, en buscar manera de actualizar las plantas, los procesos, sino, seguir trabajando con los mismos esquemas noventeros de producción. Una Carbonorca, que no tiene tamaño para la holgazanería y corrupción campante, por la que su presidente ‘obrerista, Sanizta, fuerzista’ la sigue sumergiendo y así, pare de contar historias sobre las otras empresas.

    Mi recomendación es Ministro, lo mismo que han dicho muchos compañeros en el transcurrir de todos estos años dentro de sus industria; no se rodee con el ‘’lo mismo’’ obrero; sea orejas y ojos más general y objetivo. Visite las fabricas, no por cuestiones de protocolo ni para que lo paseen a ver como coño se produce, porque eso es lo que menos podrá y dará aportes a su gestión, sino que comience a pedir cuentas, a investigar, sancionar, destituir y ser implacable con lo mal hecho en el presente, en el no muy lejano pasado, para tener un futuro más promisorio. Ya basta de desperdiciar energía eléctrica, agua, gas y minerales en vano. Ud. sabe al igual que todos los trabajadores de Guayana, que todas estas empresas con un puño de hierro y determinación empresarial, pueden volver a los sitiales de producción y transformación que en años anteriores dentro de la misma revolución, estaban. Eso sí, no se olvide de meterle el ojo, a las mafias que aun siguen aprovechándose de los cupos de minerales procesados.

    Rodéese de juventud, de duchos del tema, de las universidades, cree sus propios think tank, eso sí, no para seguir creando neo grupos ‘obreristas’ semi caudillista que quieran ser, sindicato, presidentes, control obreros, novia de la madrina, o enciende antorcha en los interempresas y después que usted se vaya a cumplir otras funciones, estos se queden como amos y señores de las empresas, sino que de una vez por toda encender la chispa de apalancamiento, que tanto Menéndez, JD Cabello quisieron impulsar, pero con esa pólvora mojada de decidía en los responsables de fabrica, nunca pudieron concentrar.

 

        Cuente, con el apoyo moral, técnico y sincero de los guayaneses realmente comprometidos; aquí nadie desea rendirse, sino trabajar para el sustento familiar y el avanzar económico que nuestra patria requiere enormemente.
PD: Toda acción buena y concreta, que se determine en las empresas de Guayana Sr ministro, repercuten enormemente en el pensar político de TODOS los habitantes de Guayana y zonas periféricas. Ayude también, a proteger el salario de los trabajadores, apoye al SUNDEE Regional e implemente también el CLAP Obrero alimentario en las fabricas.
Comisionado para Asuntos Internacionales de la JPSUV Caroní, Edo Bolívar.

 

@DanielRamirezG
danielramirez@psuv.org.ve



Esta nota ha sido leída aproximadamente 2586 veces.



Daniel Jesús Ramírez González

Comisionado de Asuntos Internacionales de la JPSUV Caroní, Estado Bolívar.

 danielramirez@psuv.org.ve      @DanielRamirezG

Visite el perfil de Daniel Jesús Ramírez González para ver el listado de todos sus artículos en Aporrea.


Noticias Recientes: